Carece Feria de Nuevos Atractivos; Cancelan Eventos y “Privatizan” Otros

Zitácuaro.- Sin nuevos atractivos y eventos cancelados o exclusivos, pero con el objetivo de sumar una afluencia de 500 mil visitantes, se realiza la edición 119 de la feria del 5 de febrero, desde el año pasado denominada Feria Monarca 2017, y considerada la festividad más grande del municipio.

Desde la entrada se puede ver una mezcla de productos y una distribución poco usual de los puestos. Porque al frente se aprecian módulos del gobierno municipal, puestos de artesanías y juegos mecánicos, al extremo izquierdo autos de agencia y venta de botanas; al extremo derecho hay más puestos y más autos.

Y así se replica en el resto del recinto ferial: juegos mecánicos para niños y adultos, canicas, puestos para venta de comida, cervezas o cocteles y módulos del DIF municipal; una exposición fotográfica, productos elaborados en el municipio y un circo gratuito que ya tampoco es novedad.

Con todo lo anterior, el primer corte oficial, según un comunicado, solo el domingo acudieron 40 mil personas.

Los espectáculos del palenque, solo tres de los artistas o agrupaciones no se habían presentado antes. En el primer día, la presentación de Ninel Conde apenas logró un 30 por ciento de asistencia.

Napoleón es el único artista con una asistencia entre el 90 y cien por ciento, quien también ya había venido. El grupo Flans se presentó por primera vez con el palenque a la mitad.

Bailes y Jaripeos

Según el bando de actividades, para el día 2 de febrero se programó un evento denominado Jaripeo Ganadería Escuela de Rancho, en la plaza de toros Eloy Cavazos, mismo que después fue tachado de los bandos colocados en la ciudad, lo que parecía indicar no se realizaría.

Y, sin embargo, sí se realizó, fue un evento exclusivo, a puerta cerrada, para la estructura política de los gobiernos estatal y municipal.

Para el sábado cuatro de febrero se agendó una corrida de toros en el mismo lugar; otra vez se tachó la actividad que se realizaría en el mismo lugar, y esta sí se canceló. El domingo, se llevó a cabo el jaripeo el cual llenó la plaza, y que, a decir de los asistentes, salieron con un buen sabor de boca.

Cocineras y Artesanos

Por segundo año consecutivo las cocineras tradicionales de Crescencio Morales se instalaron en la feria para degustar a los visitantes con tortillas a mano, quelites, mole verde y rojo, nopales y atole de masa. Todo preparado con ingredientes naturales y traídos de la comunidad mazahua.

Su ubicación, detrás de los artesanos, a un costado del palenque y frente al circo, aseguraron, les favoreció. Y es solo de ver los fogones humeantes y a las mujeres mazahuas con la preparación de tortillas, quienes acuden, fijan su vista sobre ellas y no pierden la oportunidad de visitar y comer por lo menos un taco de sus guisos.

La afluencia de los fines de semana les representó la mejor oportunidad de venta, porque desde temprana hora los comensales llegaban. Y aún al caer la noche el espacio era buena opción de mitigar el frío cerca de los fogones, donde las cocineras trabajaban sin parar.

En conclusión, reportaron buenas ventas cuando falta una semana para que termine la feria. Pero no solo se trataba de vender, también se llevaron las felicitaciones, el agradecimiento por el buen sabor de sus platillos y la promesa de que para la próxima “venimos con ustedes”.

Para las artesanas que elaboran textiles de lana, las ventas “poco a poco pero no nos quejamos, como hace frío la gente acude a comprarnos; principalmente los días sábado y domingo, que es cuando viene más gente o familias completas”.

Los artesanos agradecieron que en esta ocasión se les apoye, como en años anteriores, con entrada a sanitarios gratuita y comida, lo que dicen les evita un gasto; además de que no se les cobra el espacio que ocupan como expositores, por lo que señalaron pueden reunir un “un poco más, para llevar a casa”.

Comments

comentarios