Se Habrían Desviado $2 Millones Destinados a Planta de Basura

Zitácuaro.- Dos millones de pesos destinados a la construcción de la Planta Separadora de Residuos Sólidos no fueron comprobados por el anterior alcalde, Juan Carlos Campos Ponce, por lo que la Contraloría del Estado exige que se regrese este dinero. La instalación, a la que se le destinaron más de 3 millones de pesos, no funciona.

El dictamen se desprende de la auditoría DCAOP/AL/FGM/ZITÁCUARO-FORTALECIMIENTOAMBIENTAL /05-2/2015, practicada al ayuntamiento de Zitácuaro.

Lo anterior, por recursos del Convenio de Coordinación para la Gestión de Residuos, que se celebró entre la federación, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el gobierno del estado y el municipio correspondientes al ejercicio 2013.

De dicho documento se desprenden presuntas irregularidades administrativas en contra de diversos ex servidores públicos ya que, de tres millones autorizados, la observación consiste en incumplimiento a los requerimientos de información o documentación por un importe de un millón 941 mil 511 pesos.

Entre los presuntos posibles responsables, el documento señala a Cuauhtémoc Soria Marín, quien ocupó el cargo de supervisor de obra, y era el responsable de verificar la correcta planeación, programación, ejecución y conclusión de la obra

Sin embargo “no instruyó y/o verificó durante el proceso de ejecución de la misma que se integrara correctamente toda la documentación generada desde su contratación hasta su conclusión”.

Una de las observaciones señala: “Recursos no devengados y no reintegrados a la Tesorería de la Federación por un monto de un millón 58 mil 480 pesos, de lo cual resulta presuntamente responsable Juan Carlos Campos Ponce, entonces presidente municipal”.

Del análisis documental a la información comprobatoria del gasto de la obra, se desprende que el ayuntamiento realizó pagos por 3 millones 204 mil 798 pesos, de los cuales tres millones corresponden al recurso federal. Pero solo 1 millón 941mil 512 pesos fueron comprometidos al cierre del ejercicio 2013.

Mientras que 1 millón 58 mil 488 pesos fueron erogados durante los ejercicios 2014 y 2015, que a pesar de estar vinculados a la obra, su pago resulta improcedente, por haber sido ejercidos posteriores a lo autorizado.

Por esta razón, no están devengados y se toma como “que no se presentó documentación que justifique las razones de inversión”.

La observación de documentación alterada o poco confiable refiere a que dentro del documento Números Generadores de Obra”, en el concepto de Suministro e Instalación de Báscula Camionera de 40 Toneladas, de la cual se anexó fotografía donde se encuentra el concepto concluido y en operación.

El pago fue tramitado por 80 mil 828 pesos, pero al hacer la revisión física solo se encontraba la obra civil, sin operar, debido a la falta de instalación. Es más, aparentemente está incompleta.

Quedó pendiente de integrar documentación como estudio de impacto ambiental y licencias y permisos necesarios; además, especificaciones de construcción o normas de calidad, estudio topográfico y mecánica de suelos; contratos de maquinaria y equipo y el análisis de precios unitarios.

También se observó incumplimiento al convenio, en cuanto al procedimiento de contratación, misma que no fue solventada al realizar la auditoría; dicha obra se realizó por administración directa, lo que fue señalado como improcedente.

En lugar de ello, debió hacerse mediante Licitación Pública Nacional, por lo que contraviene lo escrito en la Cláusula Tercera Fracción I del convenio mencionado.

Tampoco se presentó documento o acuerdo del Cabildo que autorizara esta modalidad de ejecución, ni se presentó oficio de designación de funcionario responsable. En tanto que el proyecto ejecutivo y el presupuesto de la obra carecen de firmas de los responsables que le den validez a los mismo.

El dictamen señala que no se elaboraron calendarios de ejecución de utilización de suministros, de utilización de recursos humanos ni de maquinaria y equipo de construcción.

Asimismo, se constató que se compró material en diciembre de 2013 y la obra inició a mediados de mayo del siguiente año; esto demuestra que al momento de ejecución de los trabajos, el ayuntamiento no contaba con personal técnico suficiente para realizar la obra en administración directa.

Comments

comentarios