Teme Investigadora por la Monarca por Políticas Antiambientalistas de Trump

Zitácuaro.- A Donald Trump sólo le importa el dinero. No le interesa el medio ambiente. Por eso tengo miedo de que esto afecte a la mariposa monarca, afirmó la investigadora estadounidense, Sara Dyckman, quien acompañará al lepidóptero durante su regreso a Estados Unidos.

La especialista en biología, quien ya tiene lista su bicicleta y su material, para partir junto con las mariposas, indicó que ella no votó por Trump, porque sabía de su desinterés por el cuidado del medio ambiente.

Señaló que le dan miedo las políticas que el presidente de su país vaya a implementar, porque sabe que algunas de ellas podrían afectar aún más a las mariposas. Él pone el valor del dinero por encima del equilibrio ecológico.

Dyckman apuntó que para que el lepidóptero recupere la población que tenía hace una década hace falta mucho por hacer. Agregó que las tres naciones (México, Estados Unidos y Canadá) que comparten el hábitat de la mariposa tienen que hacer su tarea.

Explicó que en México se tienen que cuidar los bosques, porque el principal problema es la tala ilegal de árboles en las zonas de hibernación de la mariposa monarca en invierno, tanto en Michoacán, como en el Estado de México.

Por su parte, Estados Unidos y Canadá deben de cultivar más algodoncillo, que de donde la monarca se alimenta y en donde pone sus huevecillos. En los últimos años, esta planta casi se había erradicado, porque los agricultores de esas dos naciones la consideran una plaga para sus cultivos.

Mientras se llega el momento de partir, la investigadora estadounidense vive en el mariposario Papalotzin, propiedad de Moisés Acosta, un defensor de la monarca. Ahí ayuda a las tareas de conservación de los lepidópteros que nacen en el lugar y da pláticas de concienciación a los niños que van a visitar este centro.

El propio Acosta señaló que la mariposa está a punto de partir al norte, de regreso a Estados Unidos y Canadá. Es cosa de días. Sólo se necesita que el clima mejore, que haga un poco más de calor y el lepidóptero comenzará el camino.

Comments

comentarios