La División en la Fracción Perredista del Cabildo

Por Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- La división de la fracción perredista que le anticipábamos ya es un hecho. Es una situación importante porque se trata del grupo mayoritario en el cabildo y que permitía al alcalde Carlos Herrera Tello aprobar acuerdos con facilidad; esto es, sin tomar en cuenta a los regidores opositores, quienes en ocasiones rechazan todo por sistema.

¿Qué pasó? ¿Qué fue lo que “quebró” la unidad de la fracción que tradicionalmente sirve sólo para apoyar al presidente municipal en turno? De entrada, se trata del origen diverso de estos regidores, quienes, a pesar de ser del mismo partido, militan en grupos (o subgrupos) diferentes.

Pero el problema ha sido el de la comunicación, el diálogo y la negociación al interior de la fracción. Cuando los regidores comenzaron a cuestionar algunas decisiones del alcalde, no se les prestó atención, se les marginó, se les ignoró.

Y esto provocó inconformidad, rencor, que ya se ha traducido en un nuevo grupo dentro de la fracción perredista en el cabildo, que no está dispuesto a votar a favor de todo, con el riesgo que eso implica para el ejecutivo.

La presentación “oficial” (por decirlo de alguna forma) de este grupo opositor dentro del mismo PRD fue en la presentación de la cuenta pública anual de 2016. Teresa Ruiz Valencia, Rocío Olivares Hernández, Axl Fausto Pinello Olmos y José Guadalupe Benítez Gómez cuestionaron la forma en la que se manejó el presupuesto, el año pasado.

Más aún, hicieron su propio análisis de la cuenta pública anual y expresaron dudas sobre la ejecución de obras y el monto de las deudas a pagar a corto plazo. Con ello justificaron su voto en contra para aprobar el ejercicio financiero de 2016.

No obstante, aprobaron que la cuenta fuera enviada a la Auditoría Superior de Michoacán, por lo que se desconoce qué consecuencias tendrá su voto en contra, pero al mismo tiempo, a favor.

Más allá de la votación de la cuenta pública fueron las acusaciones que hicieron sobre presuntas obras “fantasma”; es decir, acciones que se presupuestaron, que se supone que se ejecutaron, pero, al parecer, no existen.

El señalamiento fue hecho por José Guadalupe Benítez Gómez, ante lo cual el alcalde reaccionó de inmediato con molestia y exigió al regidor que probara sus acusaciones.

Herrera Tello fue insistente, por lo que esperamos que se le dé seguimiento a este caso y se demuestre si, efectivamente, existen o no y que se apliquen las sanciones correspondientes a los responsables, en su caso.

Además, lo importante será la actitud que el alcalde tome respecto al grupo rebelde, dentro de su fracción porque, como mencionábamos, pone en riesgo la estabilidad del cabildo, encargado de aprobar obras, acciones y decisiones importantes para el municipio.

Creemos que un error sería aplicar mano dura y marginar aún más a los regidores de su partido, porque se ha quedado sólo con dos a su favor: Alberta García Mercado y Socorro de la Cruz Ramírez.

Hay otro, Agustín Flores García, quien, aunque está dentro de esta fracción, en realidad es militante del PT y generalmente responde a los intereses de este partido y que parecería más cercano a los regidores rebeldes que al alcalde.

Es necesaria una operación política de unidad y sensibilidad, porque de otra forma, las cosas al interior del cabildo se van a complicar más para el alcalde, porque habrá más oposición, más cuestionamientos y menos acuerdos.

Por otro lado, en el caso de los ciudadanos, esta situación no está del todo mal, podría ser bueno, en el sentido de que las propuestas que se presenten al cabildo sean más cuestionadas y más analizadas. Así se aprobarían sólo los acuerdos que beneficien a todos y no a un solo grupo.

Sin embargo, si los regidores se centran más en su lucha política y de intereses de grupo, de nada nos servirá a los zitacuarenses que el cabildo se convierta en un contrapeso del ejecutivo, porque sólo pensarán en su propio beneficio…

Las Nuevas “Perredistas”

Si bien la fracción del PRD se ha fracturado al interior del cabildo, con lo que se rompe la “mayoría asegurada”, por otro lado, hay regidores que no pertenecen a este partido, pero actúan como si lo fueran… y más.

Por lo general se trata de las regidoras que menos trabajan, menos proponen, menos analizan los asuntos y sólo se limitan a levantar el dedo a favor de todo lo que les ponen en frente, para cobrar sus 42 mil 298.50 pesos al mes.

Se trata de las regidoras del PAN, Mirna Merlos Ayón; de Morena, María Dominique Muñiz Delgado, y de Nueva Alianza, Candelaria Cambrón Correa. Ni representan los intereses de su partido, ni de los ciudadanos de Zitácuaro.

Actúan como perredistas, sin serlo (oficialmente). Inclusive, han llegado al grado de convertirse en defensoras del alcalde, como lo hizo Mirna Merlos, cuando el perredista Guadalupe Benítez cuestionaba las obras y la panista se le fue encima con descalificaciones.

En el caso de María Dominique es más penoso, porque se supone que representa al partido de Andrés Manuel López Obrador, quien se ha convertido en crítico del PRD, tras su alianza con el PRI. Pero la morenista le ha dado la espalda al Peje y a su propio partido…

Inconformidad con Obra

Ahora son los vecinos de la calle Santos Degollado oriente los que se manifestaron en contra de la obra de repavimentación de su vía. No es que no quieran que se vea menor, lo que temen es que los trabajos se eternicen y les afecte su actividad económica, que es el comercio.

Como sabemos, a falta de industrias y otras opciones, es el comercio el que brinda un número importante de fuentes de ingresos a los zitacuarenses. Y si se ataca este sector se asfixia económicamente a varias familias.

El problema es que con los trabajos inconclusos de la avenida Revolución y las consecuencias que han provocado, el director de Obras Públicas, Hugo Raya, se ha quedado sin argumentos para poder convencer a los vecinos de los beneficios que estos trabajos podrían acarrearles.

Lo peor es que se han cometido los mismos errores que en la obra de Revolución: por un lado, se programa una obra sin preguntarles a los vecinos, quienes serán los principales beneficiados o perjudicados con los trabajos, su opinión. No hay consenso.

Por otro lado, no se ha presentado un proyecto de los alcances y los tiempos de ejecución, como en el caso de Revolución, por lo que no hay ningún compromiso de pronta terminación, ni de la dependencia municipal, ni de la constructora que haga los trabajos.

Finalmente, los vecinos no han sido atendidos por el responsable de la obra, al manifestar su inconformidad, ante lo que han expresado su intención de no permitir el inicio de los mismos, quizá la próxima semana o en quince días…

Nueva Fractura en el PRD

A nivel nacional, los problemas en el PRD se agudizan, luego de la intención de senadores de ese partido de apoyar a Andrés Manuel López Obrador en su candidatura a la presidencia de la República, en lugar del abanderado de su partido.

Primero fue la destitución de Miguel Barbosa de la coordinación de la fracción perredista en el Senado. Después el bloqueo para que el michoacano Raúl Morón asumiera este puesto, pese a que contaba con el respaldo de la mayoría de los legisladores de su partido.

El Comité Ejecutivo Nacional del PRD impuso en la coordinación a Dolores Padierna. Ante ello, doce senadores renunciaron este martes a la fracción de este partido, por lo que sólo quedan 8.

Se trata, casi casi, de un primer paso para que estos senadores dejen el PRD, lo que provocará un nuevo golpe al partido que ha entrado en un proceso de desmoronamiento, cuando tiene que enfrentar el proceso electoral del 2018.

Entre los senadores que renunciaron a la fracción perredista está Raúl Morón, el único michoacano que está presente en esta cámara. Si el exlíder magisterial renuncia al PRD, como se vislumbra, el golpe directo sería contra Silvano Aureoles, aspirante a la candidatura de este partido a la presidencia de la República. Veamos que pasa…

Comments

comentarios