Las Promesas de Carlos Herrera

Por M. en D. Joaquín R. Benítez V.*Cuando Carlos Herrera Tello fue candidato a la presidencia de Zitácuaro, convenció a la población con propuestas concretas, las cuales eran presentadas de manera concisa, con datos económicos, proyección y estrategia, pero sobre todo, con el ánimo de querer trabajar en pro de los zitacuarenses, en resumen, se mostró como la mejor opción, inclusive con una visión seria para reelegirse en 2018.

A más de año y medio de que asumiera la presidencia municipal, Herrera ha sido opaco en informar cuáles propuestas de campaña ha cumplido y cuáles están en vía de hacerlo; precisamente la transparencia y la rendición de cuentas se han convertido en el talón de Aquiles de esta administración, basta mirar su página de internet para darse cuenta del incumplimiento a la información pública de oficio, conforme a la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Michoacán.

¿Presidente Herrera, ya comenzó las gestiones para la “certificación del aguacate” del municipio para su exportación?, pues como en su momento lo dijo, el precio oscilaba entre “5 a 8 pesos el kilo” y con su intervención se vendería en “30 pesos kilo”, acaso ya se le olvidó cuando expresó sobre el tema, que “… en un lapso de un año y medio tengan al menos el 90% de sus huertas certificadas y puedan exportar” (véase https://www.youtube.com/watch?v=rSuqD_P3XFM).

En materia de turismo también ha sido omiso en manifestarle a la ciudadanía ¿cómo van las gestiones del proyecto ecoturístico de la Presa del Bosque?, lo único que se ha informado desde el 2015, ha sido una reunión con la Procuraduría del Ambiente y la Comisión de Pesca del Estado (https://www.youtube.com/watch?v=WszZvLqkZeY), pero ¿qué más se ha hecho?, ¿cuándo se comenzará con la construcción del bonito complejo turístico que alguna vez presentó en maquetas durante su campaña?

En materia de empleo, tampoco se sabe de las gestiones para crear los 12 mil empleos directos a los que se comprometió, ¿dónde están las cifras tendientes a sustentar el desarrollo económico del municipio durante su administración?, hasta el momento, las promesas torales, como la generación de empleos siguen en la opacidad o en el incumplimiento de las mismas.

Presidente Carlos Herrera, ¿dónde está el enojo que decía tener en contra de las administraciones pasadas por estar “encima de una mina de oro” y no haber hecho nada?, hasta el momento tampoco se ha informado sobre los procedimientos administrativos y las acciones civiles o penales en contra de la administración de Juan Carlos Campos Ponce, por el contrario, su actitud hace pensar que no quiere ensuciarse la manos y en lugar de ello, filtra información para que terceros hagan el trabajo que les corresponde.

En materia de seguridad ¿dónde está la policía profesional a la que se comprometió?, porque hoy los índices delictivos del municipio han aumentado, ello sin que “su cuerpo policiaco” tenga la reacción acertada para “servir y proteger” a los zitacuarenses, los mejores testigos de la ineficiencia, son los medios de comunicación que cada semana dan cuenta de los hechos delictivos que aquejan a la población.

Quienes votaron por la propuesta de Carlos Herrera (incluido el suscrito), aún tienen la esperanza (aunque sea escasa) de que al año y medio que le resta a su administración, se cumplan todas las propuesta de compaña, no sólo con aquellas consistentes en cambiar un foco, sino las que incidan en el desarrollo del municipio, como la generación de empleos, seguridad pública adecuada, crecimiento del bienestar social, combate a la corrupción, etc.

De seguir con la tendencia actual, la presente administración pública será una más de las que ha tenido el municipio; el que no se presentaba como político pronto aprendió las mañas de la clase política, sabiendo utilizar el poder a su favor en lugar de empoderar al pueblo, para qué, si los ciudadanos están más preocupados por atender sus necesidades básicas que exigir resultados al gobierno de Herrera.

¿Acaso las delicias del poder trastocaron la forma de pensar de Carlos Herrera o será que simplemente vendió una imagen de lo que no es?, como diría el Duque Joseph Fouché “todo hombre tiene su precio, lo que falta saber es cual es”, ¿quizá Herrera encontró su precio dentro de los presupuestos del erario público?, por ello el cambio en su timorata administración.

______________________

 

jbenitezv_nos@hotmail.com (sugerencias y comentarios).

Comments

comentarios