La Indolencia en Arantepacua

Por Lic. M. Joel Vera Terrazas, vera_abogados@yahoo.com.mx*Cierto es, que existen criterios jurisprudenciales que precisa el uso de la fuerza y las armas de la policía  en causas “extremas” de riesgo; es decir que esté en peligro de muerte el policía  sería la única manera de prevenir el deceso.

Las fuerzas policiacas previo a la decisión de utilizar o atacar sus armas de cargo letales para cualquier ciudadano, está obligada de manera transparente su utilización. Es así que nuestros tribunales constitucionales han determinado criterios precisos de obligatoriedad para la autoridad policial en la utilización de la fuerza y armas.

Como también se tienen los protocolos y los niveles de acción para las detenciones y aseguramientos policiales, en esa virtud es flagrante que el uso de la fuerza no se considera como primordial para reprimir las manifestaciones. Mucho menos en un estado democrático donde se tiene un contrato social bien definido.

Por ende, los agentes policiales por ningún motivo en el desempeño de sus funciones y mentalmente pueden generar acciones tendientes a la detonación de armas, ya que los mismo están obligado a evaluar los niveles de riesgos y ejercer acciones menos lesivas que puedan tener resultado en los eventos.

Claro que la necesidad de los servidores públicos de aplicar el estado de derecho en ningún momento la jurisprudencia les permite ser violentos como lo fueron en “Arantepacua”. Por ello, las fuerzas policiacas tienen infinidad de posibilidades para persuadir los eventos sin causar daños mortales.

En virtud, de que se debe proteger la vida de los gobernados ya que existe una desigualad de poder, proporcionalmente debieron calcular y generar una estrategia muy profunda y no proceder a la ligera, debieron aplicar la ley de la causa y efecto para medir los resultados.

La justificación del secretario de seguridad publica en el estado de la “teoría de la emboscada”, es parte de la indolencia y soberbia de no aceptar que fue una mala decisión política y que se debe respetar los criterios de la máxima corte de justicia de la nación.

El pueblo indígena donde según los fallecidos pusieron en peligro la vida de mil elementos de la policiacos no ha quedado evidenciado. ¡caray!

Michoacán la tierra de nadie, más que de los advenedizos del estado de México que trajo Castillo le han causado mucho daño, en complicidad con quienes no quieren el desarrollo de la entidad. Cierto es, que el virrey heredo una estructura que sigue al servicio del centro e intereses no muy claros.

Se equivocaron y tomaron una mala decisión política por lo tanto debe renunciar el Secretario de seguridad pública y quienes participaron en artero ataque del pueblo indígena que lleva más de 300 año bajo un yugo colonial, que ya no aguanta.

Esto, es muestra de la crisis humana que existe en el estado y la descomposición social del estado, ya que los muertos son el reflejo de la pobreza en la entidad. ¿No creen?

Indiferencia…

La ineficacia de fiscalías para atender delitos cometidos en contra de la libertad de expresión, es por complicidad o impunidad, ya que en el país han atentado de manera sistemática contra periodistas.

Decir la verdad tienen precios, los escenarios de la libertad de expresión o de los que se dedican al periodismo en los casos de agresión a prevalecido la impunidad. ¿Por qué será?.

En muchas ocasiones los atentados son conspiraciones políticas donde participan varios personajes que les incomoda la verdad y no están dispuesto aceptar su responsabilidad como gobernantes. Ahí se tiene varios asuntos de periodistas.

Los niveles de impunidad que se generan es una negación al acceso de la justicia, así como una división del estado de derecho, ya que las carpetas de investigación en las fiscalías las convierten en burocracias y en el olvido de la verdad.

La indefensión y la negación de los derechos humanos de la libertad expresión se vuelve la inoperancia señalada que afecta al periodista y a la población. No es sorpresa que la población hecha de ver, ya que están en su zona confort y no pasa nada.

La realidad es que el discurso oficial, las autoridades de los tres niveles de gobierno incumplen sus obligaciones de garantizar la seguridad la vida de los habitantes y  de peridotitas o no, ese es el México “libre”

La Caritativa

Cinismo puro en este mundo de que lo hay, lo ay, patas para arriba: la regidora del PRI Ramírez del Valle se ha convertido según en una protectora de mujeres encinta con niveles económicos bajos a quienes les da apoyo. Claro, es iniciativa propia, pero con dinero del pueblo.

Ya que, los patrones tenemos memoria de cuando fue “Honoraria” del DIF, las cuotas de recuperación aproximadamente más de diez millones de pesos de los centros comunitarios nunca ingresaron a las arcas municipales.

Por ello, con su propia lana es un error, más bien es dinero de los patrones que todavía no regresa. Claro está, que su programa tiene un fin positivo, pero es -cínico- en virtud de que hasta hoy no ha rendido cuentas de cuando presidia el DIF municipal.

Esto, basado en las auditorías practicadas que obran en el juicio político, que se tienen en esta redacción son prueba de que hubo faltantes de dinero, y que como legisladora se ha dedicado a cubrirle las espaldas a Campos, e inclusive ha pretendido vender su voto a cambio de impunidad.

Las tareas de empleada del pueblo son muchas y de parado de responsabilidad más; pero también de congruencia con lo que se piensa, se dice y se actúa. Si bien es cierto quedo excluida del juicio político, mas no así de las sanciones administrativa de ASM.

Es así que, en su tarea de benefactora debe acompañarla también en donde está el dinero de las cuotas de recuperación, ya que no se sabe su paradero. ¡Caray!

Que fácil quiere persuadir a los patrones, que se olviden del asalto más grande en la historia de Zitácuaro, o serán sus actos de auto culpabilidad  que le han removido su conciencia, y por ello regala las migajas. El tiempo nos dará la razón ¿no creen?

Señal Bohemia…

La ironía, espacio

Del ser, y la oportunidad

De lo profundo.

 

Lo frágil que es ser de

Carne y hueso y la humildad

Aprendizaje de amar,

el interior.

Así la grandeza del

Vivir hoy.

Comments

comentarios