Las Demandas Penales Pendientes de Campos Ponce

Zitácuaro.- El exalcalde Juan Carlos Campos Ponce tiene decenas de denuncias pendientes, que ahora que se habla seriamente de que algunas acusaciones en su contra procedan, los que interpusieron las primeras querellas han pensado en revivirlas.

En los últimos meses de la anterior administración municipal, un grupo de zitacuarenses hartos de la corrupción y prepotencia del entonces alcalde Juan Carlos Campos Ponce, organizaron un juicio político ciudadano.

Después de plantear, en el Jardín Constitución, una serie de agravios y presuntas irregularidades con pruebas documentales, el veredicto fue de declarar culpable al entonces exalcalde. Claro que se trataba de una pena moral, porque no tenía vinculación con las instituciones encargadas de proporcionar justicia.

Así que, para dar un paso adelante y buscar algún castigo a las tropelías de ahora exalcalde, algunos ciudadanos acudieron a la Fiscalía a presentar denuncias penales con las pruebas que tenían en sus manos.

Uno de estos ciudadanos fue Juan Carlos Rodríguez Marmolejo, quien había obtenido de la Dirección General de Profesiones un documento que señalaba que Juan Carlos Campos Ponce no era contador público, como se ostentaba.

Además, documentos oficiales de la presidencia los firmaba como contador. Esto, indica el acusador, significaba el delito de usurpación de profesión. Estaba documentado. Sin embargo, el fiscal que recibió la denuncia no hizo nada.

Hubo protección de las propias autoridades hacia el entonces exalcalde. No sólo en este caso, sino en otras demandas por despojo, por desvío de recursos, por peculado, entre otras.

Sin embargo, ahora que parece que al exalcalde le ha dado la espalda la suerte y que todo parece indicar que ni su partido lo protege, Rodríguez Marmolejo afirma que es hora de revivir estas denuncias y buscar justicia.

En el caso de la denuncia por usurpación de profesión, el acusador asevera que el fiscal ha actuado con negligencia, porque el caso se debió de seguir de oficio. Inclusive, señala que así lo marcó en la querella, que se interpuso todavía en el anterior sistema de justicia.

Como hemos mencionado en ocasiones anteriores en este espacio, Campos Ponce hizo lo que quiso con el poder municipal. De tal forma que dio mucho material para presentar procesos en su contra y hay de todo. Si algunos de ellos proceden, a pesar del tiempo transcurrido, podría recibir un castigo ejemplar… Sueños…

Personas con Capacidades Diferentes, los más Discriminados

Uno de los grupos vulnerables que más discriminación sufren en Zitácuaro es el de las personas con capacidades limitadas o diferentes. No sólo es un rechazo social, sino de la propia autoridad municipal, cuyas obras no han tomado en cuenta la a este sector. Por el contrario, las nuevas edificaciones constituyen nuevas barreras físicas para ellos.

Con la oleada de feminicidios en el estado, que obligó al gobierno federal a decretar una alerta de género, el municipio ha implementado programas para proteger a la mujer (aunque su efectividad no ha sido medida, por lo que se desconoce si han servido o no).

Pero en el caso de las personas con capacidades diferentes ha sido distinto. No se les atiende, no se les toma en cuenta, son “invisibles”. La ciudad, que no ha sido hecha para los minusválidos, es una muestra más que palpable del rechazo que hay para este sector de la población.

Hermila Gómez Gómez Maya, profesora y activista de las personas con capacidades diferentes, señala que, por ejemplo, los transportistas los maltratan. Esto, porque no sólo las unidades colectivas no están habilitadas para llevar a personas en silla de ruedas, sino porque además les niegan el servicio, en la mayoría de los casos.

Y es que, a los transportistas, económicamente no les conviene detenerse a llevar una persona en silla de ruedas, porque ocupa más espacio y eso le representa demora de tiempo y menos ingresos potenciales. Sin embargo, no se trata de un asunto de ganancia, sino de inclusión, de humanidad.

La Comisión del transporte tampoco han implementado medidas especiales para que los colectivos atiendan a este sector de la sociedad. Es necesario que se obligue a las rutas a que al menos una o dos de sus unidades estén equipadas para llevar a personas con capacidades diferentes. Pero no, los concesionarios y las autoridades son insensibles.

Y, como mencionamos, la ciudad tampoco está hecha para ellos, no los incluye. De hecho, hay zonas en donde inclusive las personas “normales” (para llamarles de algún modo) difícilmente pueden pasar, con mayor razón los ciudadanos que tienen alguna dificultad física. Y a nadie parece importarle.

La propia Hermila criticó las obras que la administración municipal realiza un presume, porque cambiará “la imagen” de Zitácuaro. Pero es un hecho que esta “modernidad” no incluye a los minusválidos.

En los proyectos no se han contemplado pasos para personas en silla de ruedas; ello, a pesar de que ya existe toda una normatividad que señala medidas, materiales y proporciones de las obras públicas que se adaptan a este sector de la población. Nada de eso se ha hecho en esta ciudad.

Hermila lo demostró cuando intentó cruzar la avenida Hidalgo, en la zona de obras de Revolución: una rampa destrozada, que se supone está hecha para el paso de discapacitados, desemboca en una alcantarilla, cuyas rejillas están dispuestas para que las ruedas de las sillas de las personas con capacidades diferentes queden atrapadas.

Es una trampa. Y no es el único caso. Claro que no todo es problema de la presente autoridad municipal. Las anteriores tampoco han puesto atención a las personas con capacidades diferentes, ni han planeado sus obras de forma incluyente.

Pero Hermila señala que esperaba más de esta administración, porque el ahora alcalde, Carlos Herrera, cuando fue candidato, prometió atender el tema de la discapacidad en un “gran proyecto”.

No sólo no se ha hecho realidad esta promesa, sino que señala que las personas con capacidades diferentes sufren lo que consideran una “agresión” de la propia Dirección de Obras, porque la rampa que está enfrente a esta oficina generalmente está bloqueada con sus unidades.

Sólo cuando se vive en carne propia un problema de discapacidad se puede entender la problemática que este grupo vive y sufre, así como el rechazo social y de las propias autoridades, para quienes este sector de la sociedad no existe…

Los Sanguinarios Viagras

El crimen organizado nunca fue desterrado totalmente del territorio michoacano; especialmente de la Tierra Caliente. Aún después de la gran derrota de los Caballeros Templarios, siempre hubo células delictivas que quedaron vivas. Algunas se “disfrazaron” de autodefensas y de esta manera consiguieron “permiso” para operar armados.

Una de estas células es la de los llamados Viagras, cuyo líder fue, inclusive, protegido por el excomisionado Alfredo Castillo. Actualmente es el grupo que más se ha fortalecido y empoderado en el corredor de la Tierra Caliente.

El propio gobierno estatal se ha visto obligado a reconocer esta realidad y el propio gobernador, Silvano Aureoles Conejo, describió a este grupo como “el más sanguinario”; ello, por la crueldad de las ejecuciones de sus rivales delictivos y sus constantes ataques a las fuerzas policíacas.

Los ciudadanos no sólo queremos que las autoridades reconozcan la situación que prevalece, sino que la resuelvan. Es el mismo cuestionamiento que hacíamos en el pasado: Si saben quiénes son los líderes criminales, cómo y dónde operan, ¿qué esperan para detenerlos?

El problema ahora es que se corre el riesgo de que los Viagras, como sus antepasados de La Familia y Los Caballeros, comiencen a fortalecerse aún, más y se extiendan por todo el territorio michoacano.

Y ya han comenzado con las amenazas e intimidaciones a los alcaldes, como sucedió en el pasado, cuando los ediles no hacían nada sin autorización de los criminales. La guerra contra el crimen organizado no ha terminado; al contrario, se corre el riesgo de que el problema vuelva a crecer…

Comments

comentarios