Histórico Juicio Político…

Por Lic. M. Joel Vera Terrazas, vera_abogados@yahoo.com.mx*La corrupción es una enfermedad habitual que en el sistema político putrefacto esta enquistado, y es posible en virtud que se ha fomentado y llego para quedarse.

Por ello, la corrupción no es un problema cultural, ya que, si fuera así, siempre condenados con una cadena de corrupción, claro está que el corrupto se hace, porque le gusta el dinero y las frivolidades ahí están el caso “Campos”, no nació, se hizo corrupto. Depende de la formación educativa y de los principios universales de la ética, la verdad y la razón.

Fue un hecho: que el congreso del estado se erigió en gran jurado de sentencia para determinar las acusaciones por corrupción de lo cual fue enjuiciado el megalómano (enfermo de fantasías) Juna Carlos Campos, ya que es un precedente histórico para que los ciudadanos salgan de su zona confort para sancionar a los empleados.

Cierto es, que su administración fue gobernada por una camarilla que se enriqueció a costilla del pueblo, pero el juicio político es un acto de responsabilidad política que tiene precisos sus alcances legales en contra de los “tiranos”.

Su paso durante la presidencia fue desastroso por el cúmulo de corrupción y el desvió de recursos, pero es el que sin ningún pudor abuso de los recursos públicos, y se desaparecieron más de 150 millones de pesos, de acuerdo de las auditorias y procedimientos administrativos resarcitorias que hay en su contra.

Entender que una cosa es el juicio político, y otras las acciones administrativas y penales de las cuales faltan resolver sus cursos legales, por ello el congreso del estado en una decisión histórica para Zitácuaro, determinan inhabilitarlo políticamente, por violaciones sistemática a los derechos humanos y nepotismos entre otros. Y en su momento la vista correspondiente a otras dependencias para su investigación.

En esa virtud, el promotor del juicio enfrentar el monstruo de la corrupción y la impunidad y todas las complicidades del sistema político es complejo, más no imposible por ello faltan muchas metas que cumplir en este caso.

La estrategia legal trazada de Campos Ponce, siempre es y fue la de corromper  a las autoridades, de ofrecer dinero, para generar acciones dilatoria que no permitieran la instauración del gran jurado de sentencia que tiene un cumulo de significados y símbolos de justicia –política.

Por ello los amparos que han promovido con el argumento de que hay un “vicio de origen”, que no es más que una chicana, y una estrategia de descalificar la verdad legal. Y tan seguro estaba de evitar la sesión del gran jurado de sentencia, que de nada le sirvió. ¡caray!

Claro está, que se llevó uno de los amparos a Guerrero para billetear al tribunal federal ya que eso le prometieron. Sin embargo, hasta hoy no ha podido penetra la lana, y prepara infectar al tribunal colegiado, pero no ha entendido que una cosa es la verdad legal, la verdad social, la verdad histórica…

Por eso no le salió bien, y el magistrado negó el amparo pero su intencionalidad fue generar tiempo para evitar el gran jurado.

Es así que el 14 de julio 2017, se instaura el gran jurado de sentencia para que los diputados locales  votaran, y conocieran el dictamen de sentencia del juicio político, por el cumulo de anomalías en la administración de Campos, para ello concedieron media hora para que vertieran sus alegatos de clausura las partes.

Primero el denunciante y luego Juan Carlos Campos, quien de manera insultante arremetió en contra de la clase política diputados, secretarios, presidente municipal de Zitácuaro, senadores y gobernador: “que eran más corrupto que él, que sí era corrupto y había cometido pecados, pero que ellos tenían más que él”.

Así, de ese calibre trazo su alegato de descalificación e humillación y señalamientos al gran jurado. Y, luego al salir del congreso del estado despotrico todo su veneno en virtud de que 40 diputados votaron en contra, y decidieron sentenciarlo; previo los señaló de verse reunido en privado ¿para qué?, pero no le funcionó, así directo se los dijo.

Eufórico no creía que las evidencias lo pusieron en el paredón de la justicia, de la verdad y la razón, y como siempre echarle la culpa a los demás de sus acciones responsabilizó al diputado local Mario Armando Mendoza de maquinar el juicio político en su contra y lo acuso de corrupto de tener 2 plazas en el magisterio y cobra sin trabajar. ¡Caray!

No conforme y nublado en su egocentrismo, y narcisismo y su falta de humildad no entendía como un legislador lo señalaba de corrupto, es así que repartió señalamientos para todos e inclusive señaló que Alfredo Kury respondiera por la lana ya que fue el tesorero, y no conforme arremetió con Carlos Herrera, a quien los señalo de desvió de recursos y saberle cosas, ¿?… pero que eso lo haría ver por separado en una denuncia.

En tribuna y en los pasillos que generaban la atención de los medios de comunicación dijo; que fue el mejor presidente que durante su mandato que reinó y fue el municipio con más seguridad, cero delitos. No sé a qué Zitácuaro se refería… ya que en su encargo fue de los más conflictivos en seguridad.

En sus trastornos de personalidad, en su megalomanía se hace la “victimita” y se cree el cuento que los patrones lo aclaman, cuando la realidad es que hay una condena social muy fuerte por sus atrocidades de su gobierno, no se da cuenta que su mandato está lleno de sangre y pillaje.

Está lleno de familias que lloran sus desaparecidos, que lloran sus secuestros, que lloran su pobreza y que hay víctimas directas e indirectas que fue un municipio fallido. ¡caray!

¿Por qué no renuncio en su momento? Lo que interesaba era el saqueo a costa de lo que fuera o que no.

Ante todos los pronósticos dejan precedente histórico el juicio político en la localidad, sin embargo, no es todo, es un avance falta mucho camino que recorre, fue un logro de muchos trazados legales que vienen.

La ciudadanía debe activarse, ya que conociendo las mañas y leyes a modo de los poderosos buscaran un escape, después de la tunda y el descobijo que le dieron en el congreso del estado.

Hoy dice que es mentira, el proceder de Campos: ya son síntomas de una deformación de personalidad y preocupación, según estudios revelan: …”

La megalomanía es una condición psicopatológica caracterizada por fantasías delirantes de poder, relevancia, omnipotencia y por una hinchada autoestima.

Históricamente fue usada como un nombre para un trastorno de la personalidad “narcisista” antes del primer uso de este último por Heinz Kohut en 1968” …

Es decir, que la mentira la quieren hacer verdad, aunque sabe que es mentira, pero es su mundo, su realidad y se cree sus propios cuentos. Imagínese creerse que “no hubo delincuencia en su gobierno”.

La justificación es la mejor herramienta de la “victimita” y vomitarse su propia vida con sus mentiras, por lo tanto, auditoria superior de Michoacán debe reclamar los daños económicos y regresárselo al pueblo de Zitácuaro. Por ello, siempre la verdad, la razón y la justicia.

Señal Bohemia…

Sueño: como todo niño nacer,

Crecer, pensar y   Como debe

Ser esa Gaviota volar por la Vida.

Atesorando la usanza

Para ser libre.

Ganar-ganar o ganar – aprender

Pero nunca perder, la libertad del

Ser y amar para Vivir.

sueño: justicia y añoro libertad

de la gaviota.

Comments

comentarios