Benefició a Ruiz Esparza el “Boom Inmobiliario” del Sexenio

Ciudad de México.– Desde que se inició el Gobierno de Enrique Peña Nieto, Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes, ha vivido en carne propia las delicias que puede tener el “boom inmobiliario”.

De 2013 a 2015, adquirió cinco departamentos; es decir, su patrimonio de bienes inmuebles creció a un ritmo de 1.6 viviendas por año. Se trata de construcciones que van de los 182 a los 219 metros cuadrados. Todas pagadas al contado.

En estos años en la Administración peñanietista, Ruiz Esparza vendió cuatro casas que pagó al contado en 1983, 2004, 2007, y 2010. Es decir, ha comprado y vendido propiedades.

El pasado 12 de julio, un socavón de ocho metros de diámetro se abrió en el paso exprés Cuernavaca. Se llevó dos vidas. El boquete no se abrió sólo en la carretera, sino también en la vida política de Gerardo Ruiz Esparza, cercano a Enrique Peña Nieto, desde que este gobernó el Estado de México.

Legisladores de todos los partidos de oposición y hasta Aristóteles Núñez, ex director del Sistema de Administración Tributaria, han pedido al funcionario su renuncia.

Cuando en 2012, el presidente Enrique Peña Nieto lo llamó al Gobierno federal, poseía sólo un departamento de 149 metros cuadrados de construcción habitable que pagó al contado en 2009. Ahora es dueño de seis.

El propio Ruiz Esparza da cuenta de la compra de sus departamentos y la venta de sus casas en su declaración patrimonial presentada ante la Secretaría de la Función Pública, como lo ordena la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Pero lo que no declara el funcionario, es cuánto le costaron esos departamentos y a quién se los compró.

Comments

comentarios