La Obra de Revolución y su Nuevo Plazo

Por Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- “Llueva o truene”, el 31 de julio estará terminada la obra de la avenida Revolución, señaló el alcalde Carlos Herrera Tello en los primeros días de ese mismo mes. No era la primera vez, ya días antes él mismo se había puesto a sí mismo ese plazo, de acuerdo a los compromisos que las compañías constructoras le dieron: No cumplieron.

No es la primera vez que sucedía. Ya en diciembre pasado, cuando se prometió que se concluiría la etapa inicial de la avenida, tampoco se cumplió. Los ciudadanos no lo sabíamos, pero lo peor estaba por venir: el cierre de toda la Revolución centro, para que las empresas trabajaran sin trabas y terminaran más rápido lo que no ha sucedido.

El compromiso del presidente fue con los ciudadanos. Con todos, los que están de acuerdo con la obra y los que no; los afectados directos y los indirectos. Los que confían y los que quieren hacerlo.

Sin embargo, el alcalde, este mismo 31, tuvo que aceptar que no se cumplió la promesa. En su descargo, realizó un recorrido por la avenida, ese día, y transmitió por Facebook lo que sucedió, y quedó claro que la culpa no fue suya, sino de las compañías constructoras que se habían comprometido.

Inclusive, a uno de los responsables de la empresa que realizó casi todo el trabajo, que llamó Efrén, lo regañó en vivo y en directo. Además, instruyó ahí mismo al director de Obras, Hugo Raya, para que aplicara las sanciones que, se supone, hay en el contrato por no terminar a tiempo.

No obstante, lo mismo sucedió en diciembre. Cuando no se terminó el alcalde señaló que se aplicarían sanciones a las empresas y al final de cuentas no se supo más de este asunto. Aparentemente, nada pasó.

Desde el inicio de esta obra, se trabajó más en función de los intereses de las empresas que de los ciudadanos. Los comerciantes vieron como sus ventas se desplomaron porque de repente se quedaron sin calle, sin banquetas y sin acceso a sus comercios.

Los peatones tuvieron que hacer grandes rodeos para cruzar la avenida y, por donde se supone que se habilitaba un acceso, se tenían que brincar surcos y tierra suelta. Los automovilistas, en total, perdieron miles de horas en embotellamientos y vueltas. Además, tenían que adivinar que crucero estaría abierto o cerrado en determinado día.

Todo ello para recibir, como recompensa, una obra nueva, terminada, mejor, que traerá turismo e impulsará la economía. Pero todos esos beneficios tendrán que esperar, al menos, una semana más.

El encargado de la obra fue claro: el crucero de Moctezuma, que el día del vencimiento del plazo ni siquiera se había pavimentado, podrá ser abierto al público el miércoles de la semana próxima; o sea, el 9 de agosto. Así que ese es el nuevo plazo para que se abra la circulación de la avenida Revolución.

Sin embargo, todavía falta pavimentar la mitad del tramo de México 68 al libramiento Francisco J. Múgica y la carretera a Morelia. De eso no se habló, así que se desconoce si también estará listo el 9 de agosto o tendrá que esperar más.

Además, si bien ese día se promete abrir toda la avenida a la circulación vehicular, los peatones tendrán que esperar más, porque la colocación de banquetas, que el 31 registraba un avance de uno 50 por ciento, estará terminada hasta mediados de mes.

Entonces estarán pendientes los detalles: la iluminación, la colocación de semáforos, señalamientos y el balizamiento. Así que la obra, al 100 por ciento, todavía se desconoce cuándo se finalizará.

A los ciudadanos nos gustaría saber qué empresas fueron las que incumplieron con los plazos y qué sanciones se les aplicarán: De ser económicas, de cuánto dinero se trata y qué se hará con el recurso. Asimismo, que quede un registro público de que las compañías suelen no cumplir con los plazos que prometen.

Segundo Informe

Por cierto, el día 15 de agosto el presidente municipal rendirá su segundo informe de gobierno. Inicialmente se había contemplado que el acto multitudinario, en donde el edil luce sus “logros” ante el mayor número de personas posibles, se haría en el Centro de Convenciones.

Sin embargo, esta opción se cambió por la plaza central. Es decir, Herrera Tello ha elegido un lugar con mayor capacidad de ciudadanos, con lo que cumplirá la doble función de presumir su trabajo y demostrar su capacidad de movilización.

El problema es que el segundo año ya es un poco difícil que los ciudadanos acudan por su voluntad a presenciar este acto y se tendrá que hacer uso del acarreo. El problema es que este método es más costoso, requiere de una buena organización y no siempre da resultado. Ya veremos…

Suprema Junta

Con la pega del Bando Conmemorativo, dan inicio las festividades para celebrar un aniversario más de la instalación de la Suprema Junta Nacional Americana. Se trata del hecho histórico que nos debe de enorgullecer a los zitacuarenses, porque supuso el primer ensayo del México independiente, en plena lucha insurgente.

Sin embargo, no es así. A muchos zitacuarenses les ha costado trabajo que a nivel nacional se reconozca este acontecimiento como un hecho trascendente en la formación de nuestra patria. Se le relega, en el mejor de los casos, a 3 líneas en los libros de historia que abordan la etapa de la independencia.

Pero lo peor es que los propios zitacuarenses ya no le damos importancia a este hecho. La celebración cada vez viene a menos, por falta de interés y de preparación académica de las últimas administraciones municipales.

Los regidores, quienes deberían de conocer, defender y promover esta celebración, muchas veces ni idea tienen de qué se trata y, claro, no les interesa. Ellos son el reflejo de la sociedad zitacuarense.

El año pasado, los integrantes del Congreso del Estado arrebataron al Ayuntamiento la celebración del acto central; este evento se llevó a cabo en el teatro Juárez, ante un reducido número de asistente, en medio de un operativo policíaco que impedía que cualquier ciudadano se acercara a menos de una cuadra de distancia.

Ahora, la convocatoria a la presea Suprema Junta Nacional Americana (que todavía entrega el Ayuntamiento) no despertó el interés que solía, en el pasado. De hecho, sólo se presentaron 4 propuestas, de personas que seguramente entregaron su vida a su actividad, pero cuya labor no trascendió más allá de su grupo reducido.

En pocos días, el cabildo tendrá que erigirse como jurado calificador. ¿Qué hará? ¿Entregará la presea, para no tener que declararla desierta (lo cual también es una opción que en ocasiones se ha tomado) y no deslucir el ya de por sí desairado evento?

Lo cierto es que los integrantes del cabildo (incluido el síndico y el alcalde) es el responsable de rescatar esta celebración y darle la importancia debida. Aunque este Ayuntamiento ya va de salida, todavía estará a cargo del aniversario del 2018, como una de sus últimas actividades. Es decir, tienen un año para hacer algo, si es que tienen voluntad…

Principio del fin

Agosto marca el fin de segundo año de las administraciones municipales michoacanas. A partir de esta fecha, los titulares del Ayuntamiento y de las principales dependencias estarán más preocupados en su futuro político que en su actual posición y responsabilidad.

Todos querrán seguir vigentes, tanto en la política como en la administración pública que, en Zitácuaro, es la actividad económica más rentable. Es la única forma legal de salir de la pobreza y amasar fortuna.

Por ello, no sólo en la administración pública, sino también al interior de los partidos políticos, hay movimientos de preparación para repartir posiciones y contender por los cargos.

Y, por cierto, el líder del PRI estatal, Víctor Silva Tejeda, estuvo en Zitácuaro el pasado fin de semana. Le tomó la protesta al Consejo Político Municipal y, de paso, dijo que su partido ganará todo… Pero no explicó cómo, porque aparentemente las cosas no estarán fáciles para el tricolor…

Comments

comentarios