“Abarata” Ayuntamiento las Fiestas Patrias; Revolución Sigue Inconclusa

Zitácuaro.- La austeridad del Ayuntamiento arrasó con el espíritu patrio de las autoridades, que prepararon un programa festividades escaso de actividades y poco atractivo, que refleja desinterés en la celebración. La apuesta de la Presidencia está fincada en un solo evento: el Grito y la contratación (nada barata, por cierto) de Bronco, para atraer gente.

El evento de la jornada del 5 de septiembre es una muestra de “pan y circo para el pueblo”, como señalaban los antiguos romanos, para tener contenta a la gente. Sólo que en la actualidad se nos queda a deber el pan.

Sólo 20 eventos. La mayoría de ellos, torneos deportivos moleros, con poco atractivo, y las mismas actividades culturales que la dependencia municipal realiza ya de por sí, sin necesidad de fiestas patrias. Nada de conciertos en otras fechas que no sean el 15, ni presentaciones de libros, ni charreadas.

Lo que nos sorprende es la falta de cultura cívica de nuestras autoridades municipales, que centran toda su atención a la celebración del Grito. Esto, por la razón de que se trata de un evento que atrae a la gente y da lucimiento al alcalde Carlos Herrera, quien protagoniza el llamado de Hidalgo a la insurgencia.

Pero se olvidan de las otras dos fechas importantes que conforman los festejos patrios de septiembre: el día 13, cuando se celebra la gesta de los Niños Héroes, y la del 27, que se conmemora la consumación de la independencia.

Estas dos celebraciones cívicas de septiembre desaparecieron de los festejos cívicos municipales. No aparecen en el bando, no merecen la atención de las autoridades municipales, porque no se trata de eventos masivos, atractivos, que brinden reflectores.

La pregunta es: ¿quién elaboró el programa de festejos patrios? Todo parece indicar que no se le puso organización, ni interés, ni trabajo, sino una total pereza. No hay recursos para los festejos de septiembre, al grado de que ni los adornos patrios han sido colocados en el primer cuadro de la ciudad, al momento de colocar el bando conmemorativo.

Prácticamente la mayoría del dinero destinado a las fiestas patrias se destinó a la contratación del grupo Bronco, cuyos honorarios estarán por encima de los 500 mil y un millón de pesos, como mínimo. Mal. Muy mal.

Vamos a hacer una de esas odiosas comparaciones, para ver lo que hacen otros municipios, con poco dinero, pero mucha voluntad. Uruapan es un municipio que tiene una población que equivale casi al doble de la de Zitácuaro, así que, guardadas las proporciones, vamos a ver cómo van a festejar sus fiestas patrias.

En ese municipio hay una Junta Cívica y Patriótica, que organiza estas fiestas, en coordinación con el Ayuntamiento. El bando incluye, no 20, como en Zitácuaro, sino 107 actividades.

Se ha presupuestado un gasto, en estas fiestas, de 2 millones 700 mil pesos, que incluyen el trabajo que diferentes dependencias aportarán. El gasto más fuerte será el de la contratación de Rocío Banquels una cantante que ya no es tan famosa, por 400 mil pesos (calcule, en comparación, en cuánto va a salir lo de Bronco).

Además de esta presentación, también se darán conciertos con la orquesta sinfónica de Michoacán y el mariachi Ortiz, de Purépero, además de la Banda Ichán. Ninguno de los eventos tendrá costo.

En total, de los 107 eventos a realizar 44 serán actos cívicos (incluyen los de los Niños Héroes y la consumación de la independencia), 27 serán de tipo cultural, 26 de presentaciones artísticas, seis serán deportivos. Además, dos actividades especiales: los desfiles del 16 de septiembre y el charro.

Reiteramos, claro que Uruapan es un municipio más grande. Pero Zitácuaro es el quinto más importante de Michoacán. Y, si no tiene capacidad para organizar 107 eventos, al menos debería de realizar la mitad. Pero no hay voluntad.

No debería de sorprendernos esta situación, cuando el mes pasado, para los festejos del aniversario de la Suprema Junta Nacional Americana los eventos fueron pocos y dejaron mucho que desear.

El principal de ellos, el acto oficial, que anteriormente era vistoso, interesante y muy concurrido. Ahora, la importancia de la Suprema Junta Nacional Americana, como primer ensayo del Médico independiente se convirtió en mera pasarela política, en la que el gobernador Silvano Aureoles era el centro del universo…

Ya es Septiembre, y la Obra, Inconclusa

Hace un mes que la rehabilitación de la avenida Revolución iba a ser terminada, para inaugurarla días después. No sucedió. El acto en el que el gobernador Silvano Aureoles y el alcalde Carlos Herrera Tello se lucirían con la entrega de la principal obra del trienio a la población, no se ha dado. La razón: los trabajos están inconclusos, aún.

La circulación ya se abrió, al menos. Ya los embotellamientos se deben a la desorganización del transporte y la falta de semáforos, pero no porque la principal avenida esté cerrada.

Sin embargo, todavía no se termina la repavimentación del último tramo, el que va de la calle México 68 a la salida a Morelia. Los autos deben sortear tramos sin reparar y la zona de la Barranca del Muerto, que debió de haber quedado terminado ya.

En el resto de la avenida tampoco están terminados los trabajos al 100 por ciento. Esta semana apenas se colocaron los semáforos, mismos que aún no han entrado en operación.

La sorpresa es que no sólo se colocaron semáforos en los trabajos en donde los había anteriormente, sino en todas las esquinas. Si todos ellos entran en funcionamiento, van a provocar más congestionamiento, en lugar de evitarlo… A menos que tengan un plan para sincronizar los señalamientos… Ya veremos.

Otra obra que no se ha concluido al 100 por ciento es la de las nuevas banquetas. Aunque casi todo está terminado, faltan detalles; en especial, en las esquinas y alrededor de los postes y señalamientos.

Estos detalles no han sido concluidos, por lo que la obra no puede ser inaugurada, a poco más de un mes del plazo para terminar los trabajos. El 31 de julio, el alcalde Carlos Herrera Tello hizo un recorrido por la avenida y regañó al representante de la empresa, por el retraso.

Inclusive, ordenó al director de Obras Públicas, Hugo Raya Pizano, que aplicara sanciones a la empresa, por incumplir los plazos. ¿Lo hizo? ¿De cuánto fue la penalización? No lo sabemos, por lo que podemos especular que no se ha castigado a la compañía, por la lentitud en los trabajos…

Represores

La Comisión Estatal de Derechos Humanos ha confirmado lo que un grupo de ciudadanos hemos dicho desde hace tiempo: que la policía municipal no sirve; que no cumple su función y que se dedica a maltratar a los ciudadanos y solapar a los ladrones.

Esta corporación ha recibido, de enero a agosto, 26 quejas; es decir, 3.25 por mes. Es decir, que se tienen documentadas casi 30 denuncias por maltrato y abuso de autoridad de la Policía de Zitácuaro en contra de los ciudadanos.

Si la mayoría de los incidentes no se denuncian, porque las víctimas tienen temor a represalias o desconfianza en las instituciones, la realidad indica que la corporación no sólo no cumple con la función para la que ha sido creada, sino para hostigar y reprimir a los ciudadanos.

No se puede esperar nada bueno, cuando la policía está comandada por un titular que ha sido acusado de las muertes de dos personas que estaban detenidas por faltas administrativas en la barandilla.

A pesar de ello y de las muchas acusaciones de extorsión de los elementos policíacos y abusos, se mantiene en el cargo. El alcalde, que ha prometido darnos la mejor policía del estado, es corresponsable por no poner orden y sostener en el cargo a César Iván Marín. ¿Qué necesita pasar para que el presidente actúe?

Comments

comentarios