El Basurero de MORENA

Por M. en D. Joaquín R. Benítez V.

En su búsqueda de más aliados y operadores políticos, MORENA ha comenzado a aceptar a los peores cuadros de otros partidos políticos, tal es el caso de Dolores Padierna y René Bejarano, este último conocido como “el señor de las ligas”, ello tras ser exhibido en el 2004, en un video en el que se le ve recibiendo fajos de billetes por parte del empresario argentino Carlos Ahumada.

Andrés Manuel López Obrador, dueño de MORENA, también ha albergado en su seno a personajes de dudosa reputación, como el caso de José Luis Abarca, quien está acusado de la desaparición de los 43 normalista de Ayotzinapa, o que decir, de Marco Antonio Mejía López, quien fuera su Coordinador de campaña en 2006 y que en 2017 fuera detenido por sus vínculos con el crimen organizado.

“La esperanza de México” no es más que una frase reciclada con la cual se pretende captar la desesperación de millones de votantes que ven en MORENA una opción distinta al sistema imperante, sin embargo, se ha convertido en un elemento más de lo que pretende erradicar, prueba de ello ha sido el beneplácito con el cual recibió los millones de pesos que el INE le destinará en 2018, o las viejas prácticas de compra de voto que quedaron documentas en la elección del Estado de México.

El mesiánico Andrés Manuel de convirtió en un fariseo, en un sepulcro blanqueado por afuera pero putrefacto por dentro; de aquellos que tiran la piedra pero esconden la mano, por ello su ante su ambición-obsesión de llegar a la silla presidencial ha impedido el surgimiento de nuevos cuadros o líderes a los cuales sí les importe la transformación del país.

MORENA no es diferente de la partidocracia que gobierna al país, ya en diversos medios de comunicación se han dado a conocer la manera en que recauda el dinero de particulares, Eva Cadena sólo fue la punta del iceberg, pues desde hace años López Obrador ha sabido esconder la manera de financiar sus 18 años de campaña electoral; tanto anduvo con lobos que se enseñó a aullar.

Lo sucedido a nivel nacional con MORENA, es replicado en los Estados y en los municipios, ¿cuántos ex partidarios de otras instituciones son los conversos más feroces en defender la doctrina “pejista”’?, ahora resulta que con ese cambio de siglas sufrieron la transfiguración a la honestidad, al “no robar”, “no mentir” y “no engañar”, como si el espíritu santo hubiese anidado en sus corazones y pensamientos, por el sólo hecho de entrar al partido de AMLO.

“Solo el pueblo puede salvar al pueblo” dicen los spots de MORENA, entonces no se necesita de éste ni de cualquier otro partido, pues como bien lo dice la frase, ha sido la sociedad organizada la que ha impulsado los cambios en la política a través de la presión en las calles y en los medios, así como se consiguió el reconocimiento de las candidaturas independientes, entre otros más.

No será MORENA quien contribuya a la consolidación de la república, por el contrario, será un lastre más a la deteriorada economía del país, pues los mexicanos tendrán que seguir pagando la suntuosidad de este partido político; ya se pagó indirectamente del erario público su constitución, pues quedó al descubierto que varios diputados federales y locales, Senadores y servidores públicos que comulgan con AMLO financiaron sus asambleas y todo el mecanismo de integración de su partido.

Efectivamente la esperanza de México está en los ciudadanos, en las nuevas y futuras generaciones, las cuales deberán de exigir y luchar por sus derechos, las que transformaran las política “a la mexicana” para convertirla en una verdadera democracia representativa; el cambio no provendrá de la arrogancia de la clase política ni de sus cachorros.

El ejemplo de la política diferente, el diputado local por Jalisco Pedro Kumamoto, el cual ganó su curul en una campaña que costó 18 mil pesos, renunció al 70% de su sueldo e impulso la ley sin voto no hay dinero; ahora pretende una Senaduría aplicando el mismo método: honestidad, transparencia, austeridad, rendición de cuentas, cumplimiento a sus propuestas de campaña y el deseo de cambiar el sistema político del país. He aquí la verdadera transformación el país no en el mesianismo político.

______________________

Comentarios y sugerencias en jbenitezv_nos@hotmail.com

Comments

comentarios