Discrimina a Invidentes, Obra de Modernización de Avenida Revolución

Zitácuaro.- La modernización de la avenida Revolución incluye accesibilidad para personas en silla de ruedas, bicicletas, autos y peatones, pero carece de señalamientos para invidentes, de acuerdo a la norma mexicana al respecto.

En las ciudades mexicanas, como Mérida y la propia capital del país, las avenidas que son sujetas a modernización incluyen adecuaciones para personas con capacidades diferentes, de acuerdo a las normas, con el fin de hacer que las vías sean incluyentes.

Respecto al caso de Zitácuaro, la modernización de la avenida Revolución, en cuyas obras se han invertido más de 200 millones de pesos, se contempló la construcción de una ciclopista, para que los pedalistas pudieran circular de forma segura.

Asimismo, las banquetas fueron dotadas de rampas en las esquinas, para que las personas que van en sillas de ruedas o los peatones de mayor edad, que tienen dificultad para caminar, crucen con facilidad.

Sin embargo, se olvidó a los invidentes. De acuerdo a la norma mexicana, las banquetas deben de incluir el llamado pavimento táctil. Esto, con el fin de que los débiles visuales o ciegos puedan palpar con su bastón la acera y saber si puede continuar en línea recta o detenerse, porque ha llegado a una esquina.

Existen empresas que surten de este material, que consiste en baldosas de 40 centímetros por lado y que incluyen varias franjas que pueden ser palpadas con el bastón. Estas indican el movimiento en línea recta.

Para las esquinas, hay baldosas, de la misma medida, pero en lugar de líneas, botones que pueden, también, ser palpados por el bastón; ello indica el invidente que está en una esquina, para que haga un alto hasta determinar si puede cruzar o no.

En el caso de la avenida Revolución, estas guías pododáctiles para invidentes no están contempladas en el proyecto y, cuando faltan detalles para la terminación de la obra, es un hecho que no se colocarán.

Comments

comentarios