No Celebramos El Grito, Sino la Presentación de Bronco

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro.- Para la Presidencia Municipal, el “punto culminante” de la celebración de la noche del 15 de septiembre no es la ceremonia de El Grito y su llamado a la independencia, sino la presentación del grupo Bronco. ¿¡Cómo!? Pues así, como se oye. Será el grupo el que encabece la celebración histórica, más allá del contenido cívico de la fecha.

Es más importante la presentación del grupo musical, antes muy famoso y venido a menos en los últimos años, que El Grito, que se supone que es lo que convoca a los ciudadanos a celebrar el aniversario del inicio de la independencia.

Así lo señala la información que da a conocer los eventos a realizar en los principales festejos nacionales del año. Y en ese sentido de promociona la festividad, que da más importancia a la presentación de un grupo popular que a la fiesta por la independencia.

El propio Bando con el que se da a conocer la programación de las fiestas ha omitido incluir las festividades patrias de la gesta de los Niños Héroes y el aniversario de la consumación de la independencia, los días 13 y 27 de septiembre, respectivamente.

Y es que quizá ya a estas alturas no se trata de celebrar una independencia, que no nos ha servido para construir un país más justo y equitativo, sino una nación en donde pocos tienen mucho y muchos casi nada.

Por ello, la publicidad va encaminada a promocionar el baile gratuito de Bronco, porque de lo que se trata es atraer al mayor número de personas, como si eso fuera sinónimo de buen gobierno y aceptación ciudadana. Y luego nos quejamos de la apatía de la gente para participar en acciones de beneficio social… Mal.

Y en Morelia, Tigres

Este método de contratar artistas famosos para celebrar las fiestas patrias, ya carentes de todo sentido histórico, quizá sea parte de un método para gobernar, por parte del PRD en Michoacán.

Porque si en Zitácuaro encabezará Bronco las fiestas patrias, en Morelia serán los Tigres del Norte, quizá el más emblemático grupo de música tradicional mexicana, altamente consumida por los paisanos que viven en los Estados Unidos.

Claro, es un grupo más famoso que Bronco y que costará más al erario, pero eso no le importará a Silvano, porque no es dinero suyo, sino de los michoacanos. Y todo para atraer multitudes y aparentar que todo está bien, que en el estado no pasa nada… Pero, ¿es así?

Multiejecuciones

Lo anterior nos trae a colación el incremento de ejecuciones que se han registrado en lo que va del mes de septiembre, en Michoacán, sobre todo en la zona occidente. Ya sea producto de lucha entre cárteles por el territorio (los que, según el gobierno, no existen) o por la delincuencia común.

Pero, lo cierto es que la sangre se ha derramado en grandes cantidades en suelo michoacano. Según el recuento del portal noventagrados, del uno al 11 de septiembre ya se registraban 43 ejecuciones (http://www.noventagrados.com.mx/seguridad/michoacan-ejecuciones-que-no-cesan-43-en-11-dias.htm).

En el recuento se incluían ejecuciones de mujeres, las que la alerta de género no ha logrado parar. Entre ellos, el de Adriana Silva, hija del exdiputado Carlos Hernán Silva Valdés.

Se trata de un caso que causó consternación, porque no sólo la mataron, sino que su cuerpo fue desmembrado con saña e introducido en una maleta. Por ello, sólo cuando se descompuso el cadáver fue que localizaron los restos. Días antes había sido secuestrada.

El recuento de ejecuciones que hace el medio es el siguiente: El 1 de septiembre, en Zacapu, una jovencita de entre 18 y 20 años de edad, fue encontrada muerta con lesiones de proyectil de arma de fuego en un predio de esta población.

Un día después, en Apatzingán es hallado torturado, con impactos de bala y dentro de su vehículo, un taxista, sobre la carretera a Buenavista. El día 4, en Morelia, cerca de la presa de Cointzio, es asesinado a balazos un estudiante de la Escuela Nacional de Estudios Superiores de la UNAM.

El 5 es hallada una fosa clandestina en Charo y en el interior el cuerpo de un hombre atado de pies y manos. El día 5, en Aguililla, es localizado el cuerpo desmembrado de una persona.

Otra vez en Morelia, el día 6, es hallado maniatado, con huellas visibles de tortura, el cadáver de un hombre, en un paraje ubicado en la carretera Umecuaro-Santiago Undameo. Ese mismo día pero en Múgica, son encontrados los cadáveres desmembrados de dos personas en la autopista Morelia-Lázaro Cárdenas.

Un día después, el 7, en Zamora las autoridades dan cuenta de los cadáveres de un hombre y de una mujer que estaban maniatados y tenían huellas de violencia; la edad, entre los 30 y los 35 años.

El 7 de este mes, en Múgica, se registra un enfrentamiento entre elementos de la Policía Michoacán y sicarios, donde cuatro presuntos delincuentes perdieron la vida. El 8 de septiembre se registró uno de los hechos más violentos, cuando en Zamora son ejecutados seis sujetos y sus cuerpos tirados en un basurero del municipio.

Otro crimen que provocó indignación, el sábado 9, fue el asesinato y mutilación en Ziracuaretiro, de Adriana Silva. Ella era hija del empresario y ex diputado federal del Partido de la Revolución Democrática, Carlos Hernán Silva Valdés.

En La Huacana, Michoacán, los cuerpos de tres personas que fueron asesinadas a balazos se localizaron en la comunidad de El Cuirindal.

¿Hay detenidos por alguno de estos crímenes? Claro que no. Entonces, ¿todavía se puede afirmar que la entidad está en paz y que no pasad nada? Pero, celebremos las fiestas patrias con los Tigres del Norte, en Morelia, y Bronco, en Zitácuaro.

Crisis de Constructores

Es curioso, pero a pesar de que en la entidad se construyen más obras y se invierte más dinero, tanto federal, como estatal y municipal, los empresarios de la construcción de Michoacán están en crisis.

Los empleos que esta industria genera cayeron 16.92 por ciento, en lo que va del año, en comparación con el mismo período de 2016. En ese mismo período, el valor de la producción de su industria bajó un 22.22 por ciento.

En general, la crisis hablaría de una baja en la inversión gubernamental, a pesar de que, en los hechos, ocurre lo contrario. ¿Qué es lo que pasa? Eso quisieran saber los integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Michoacán.

Sospechan que la mayor parte de las inversiones, las más importantes, se entregan sin licitación de por medio (es decir, de manera irregular) a empresas que no son de la entidad. Para confirmar sus sospechas, con base en la Ley de Transparencia, pidieron a las dependencias estatales información sobre la adjudicación de obras.

Hicieron 7 solicitudes, de las que, hasta el momento, sólo dos han sido contestadas; sin embargo, la respuesta no fue la información que requirieron, sino una petición para que les dieran más tiempo para reunir los datos solicitados.

El problema es que las inversiones federales se adjudican a grandes constructoras nacionales, quizá con la que los funcionarios tienen compromisos. Estas empresas traen sus equipos y la mayoría de su personal.

Han dejado de lado a los constructores del estado, en adjudicaciones opacas y fuera de la norma, por lo que a pesar de que hay más obra, ésta genera menos empleos en la entidad y las inversiones no repercuten en la economía de la entidad.

Valdría la pena hacer un ejercicio en el municipio, en donde la inversión ha sido histórica, como lo menciona el alcalde Carlos Herrera. Pero las obras más grandes no se adjudican a empresas locales, quizá porque no tienen capacidad, pero tampoco se les impulsa a crecer.

De la misma forma, aunque la inversión debería de reflejarse en la economía local, con una mayor cantidad de dinero circulante, esto no ha ocurrido. La mayoría de los ciudadanos vivimos tiempos de crisis; esa crisis que parece que llegó para quedarse…

Comments

comentarios