Insisten Rescatistas en Salvar Niña Viva Colegio Rébsamen; 25 Fallecidos

Ciudad de México.- Los rescatistas que se encuentran en la escuela de Enrique Rébsamen, en la zona de Coapa, intentan sacar a una niña a la que ubicaron entre los escombros tras el sismo de 7.1 grados de ayer.

Con ayuda de binomios caninos, los rescatistas ubicaron a la menor entre los escombros de la escuela, en donde murieron 25 personas, 21 de ellas, niños.

A las afueras, algunos padres de familia se encuentran en espera de noticias y ayudando en las labores de rescate.

En este lugar, se viven algunos de los momentos más conmovedores tras el sismo.

Entre mensajes de “la unión hace la fuerza”, “fuerza Coapa” y “Viva México”, esta mañana continúan las labores de rescate del interior de la escuela en la delegación Tlalpan, donde aún permanecen personas atrapadas bajo los escombros.

En estos momentos, elementos de la Marina, el Ejército y las Fuerzas Federales han tomado control del operativo de rescate; se han colocado filtros para limitar el paso de personas ajenas. Solo se está permitiendo la entrada al colegio de profesores y padres.

Por la madrugada, hacia las 03:00 de la mañana, se logró el retiro de los cuerpos de cinco personas. En estos momentos, se espera que pudieran salir dos niñas más, pero continúan las labores.

Al lugar llegó el titular de la SEP, Aurelio Nuño Mayer, quién está supervisando.

VÍCTOR TENÍA SED

Cuando asomó el brazo y la cabeza, lo primero que dijo Víctor fue que tenía sed y que casi no podía respirar. El niño fue aplastado por una barda de la escuela Enrique Rébsamen, en la que se imparten clases de preescolar, primaria y secundaria, que se derrumbó en la delegación Tlalpan de la Ciudad de México. Un soldado lo rescató.

De entre los escombros, los rescatistas que llegaron después del sismo de 7.1 grados, levantaban la mano cada 10 minutos y cerraban el puño para pedir a los voluntarios guardar silencio. Fue en una de esas acciones que encontraron a Víctor, a quien le pasaron una manguera de oxígeno para ayudarle. Víctor nunca lloró, mostró entereza, preguntó por sus papás y por dos de sus amigos.

LOS WHATS DE FÁTIMA

En la zona se fue la luz, no había líneas telefónicas ni servicio en celulares. Sin embargo, el milagro ocurrió: Fátima, con la poca pila que tenía su teléfono celular empezó a enviar whatsapp a sus familiares. “Estoy bien, estoy con otros cuatro niños atrapados, ayúdennos, tenemos sed”; fue el mensaje que recibieron los papás de la menor seis horas después de que la escuela colapsó. El mensaje les dio esperanza y los alertó: “¡Mi hija está viva, ayúdenla por favor, por el amor de Dios, está viva!”, se desgarraba Perla, madre de Fátima.

Al anochecer, algunos padres de familia fueron saliendo de las instalaciones en compañía de otros familiares, abrazados por personal de Sedena, Semar y Protección Civil. Entre las 17:00 y las 21:00 horas fueron rescatados cuatro niños: Sergio Ramírez, Miriam Rodríguez, Diego Hernández Ramírez… y Fátima.

Comments

comentarios