Fue Bebé Milagro en el 85; Ahora Perdió su Casa

Ciudad de México.- Su vida ha estado marcada por los sismos. Francisco Rodríguez es uno de los 16 bebés que fueron rescatados del Hospital Juárez después del sismo de 1985. Su madre murió bajo los escombros del hospital y él fue adoptado por sus tíos maternos.

En el momento del sismo estábamos ahí. Mi mamá intentó salir, pero al parecer le cayó una trabe encima y murió instantáneamente”, dijo Francisco.

De todos los bebés milagro rescatados, él fue el más afectado pues una varilla atravesó su cadera, su pequeño fémur se infectó y tuvo que ser intervenido.

También fue operado de la quijada pues tenía un problema al comer, derivado de los fuertes golpes que sufrió en el colapso del hospital.

Siempre quise manejar motocicletas y no pude; eso fue lo que realmente me frustró, pero afortunadamente ya lo superé”, asegura Francisco, mientras camina rengueando.

El destino lo eligió dos veces. El pasado 19 de septiembre, la fuerza de la naturaleza recordó a Francisco la fragilidad de la vida. Estaba en su casa cuando de pronto la tierra empezó a moverse con violencia, su cama comenzó a brincar, la vitrina se vino abajo, las puertas se azotaron. Fue un caos de menos de un minuto, pero pensó que iba a morir.

Pude salir con trabajos, pero me di cuenta que las columnas del edificio estaban por vencerse, los locales comerciales de abajo estaban destruidos, algunas paredes y escaleras se habían derrumbado”, señaló.

El edificio, ubicado en Calzada del Hueso 713, donde vivían 40 familias, incluida la de Francisco, está a punto del colapso. Francisco vivía en un departamento en ese inmueble con sus padres, su esposa e hija y ahora el edificio tendrá que ser demolido.

Desde el 19 de septiembre está sin hogar, y acampa en el parque cercano a su hogar. Sólo pudo regresar por su computadora y las escrituras de su casa. Lo demás se perderá.

Comments

comentarios