Lucramiento…

Por Lic. M. Joel Vera Terrazas, vera_abogados@yahoo.com.mx

Después de 32 año la tragedia del gran terremoto de México 1985, nuevamente México en su tristeza, de la cual hemos sido depredadores de la naturaleza, dijo ya que todo es causa y efecto del ¿Por qué?

En el centro fue el desastre, pero también el desastre humano donde hay muchos factores de que se juegan, y que generan dolor.  En esta, localidad no hubo estragos fuertes de que arrepentirse.

La destrucción en la ciudad de México, Morelos y Oaxaca, nos causa reflexión humana de la fragilidad de la especie, pero carente de conciencia para que la reconstrucción no sea material nada más, si no humana.

Es así que, la naturaleza, enojada con la humanidad, no mide las consecuencias de por si los muertos y desaparecidos en México; son una herida muy grande del país, y que la riqueza nada más para mentes perversas, obstinados en acabarse al país

Sin embargo, estos siniestros salen los polos opuestos de la humanidad, ya que algunos muy fraternos y solidarios con la población sin importar nada, pero otras lacras que se quieren curar en saludo crearon sus “centros de acopios” como para crearse su cuento e engañarse; pero son unos enfermos depredadores de la naturaleza.

Lo rescatable son esos ciudadanos fraternos con su especie, que siguen en pie de lucha para rescatar vidas, que quedaron atrapados. Y, sumando esfuerzos para quitar los escombros. ¡Caray!

El oportunismo político no se hizo esperar la especie más nociva de la sociedad que son algunos políticos; aprovecharon la tragedia para promover su perfil, para hacer un espectáculo de la tragedia.

Desde la entrega de despensa y otros recursos con la imagen del gobierno en turno; pero el fin era lucrar, pero no se hicieron esperar los dirigentes de los partidos políticos que: “al principio decían que los recursos asignados a los partidos no se podían desviar para otro fin”

Sin embargo, después del linchamiento en las redes sociales dicen los partidos que siempre si se puede, y que van a donar miles de millones de pesos para la reconstrucción del terremoto, pero la sorpresa es que están simulando.

Ya que, pretenden que el dinero se regrese a la tesorería de la federación para que a su vez se forme un fidecomiso que serían administrados por empresarios y el gobierno. Es decir, por los mismos que han desmadrado el país.

Las aves de rapiña buscan la forma de simular para aprovecharse del presupuesto y que más que la tragedia a modo para rapiñar, por ello; el control debe ser de los ciudadanos y que se organicen para que manejen los recursos del desastre y no las aves de rapiña. No se vale.

La Gran Verdad…

La corrupción es una enfermedad habitual que en el sistema político putrefacto esta enquistado, y es posible en virtud que se ha fomentado y llego para quedarse.

Por ello, la corrupción no es un problema cultural, ya que si fuera así, siempre condenados con una cadena de corrupción, claro está que el corrupto se hace, porque le gusta el dinero y las frivolidades ahí están el caso “Campos”, no nació, se hizo corrupto. Depende de la formación educativa y de los principios universales de la ética, la verdad y la razón.

Por ello, se debe estar consciente de que, si te agarran con las manos en la masa, precios a pagar por corrupto, es así que la población debe estar consciente y analizar que nos sale más caro hacerse corrupto, que conducirse con legalidad.

Pero que es la corrupción, muy sencillo un “soborno” y quien lo hace también, por ejemplo: una infracción de tránsito municipal, y das tu mochada para evitar el pago de la multa económica, existen infinidad de modalidades de corrupción.

Las estadísticas sobre el nivel de corrupción, son muy altos vamos en primer lugar de ser los más corruptos, el Inegi ha publicado datos sobre las cacharpas que se dan, así que es un todo, donde encierra a todos, y si no se rompe ese hábito, se hunde más el barco en esta crisis humana de corrupción.

Ahí esta los recursos públicos como son desviados con simulación de facturas, obras infladas y otros fraudes descarados, que se creen el cuento de hadas. Cierto es, que la complicidad de funcionarios con algunos criminales es una sueño muy grande y responsabilidad del estado de derecho su combate.

Por ahí, el fiscal anticorrupción no lo encuentran ya que no tiene dientes  para poder morder y aplicar la ley, que a modo se legislo en favor de los corruptazos del pueblo de Zitácuaro, ¡caray!

Andan buscando el hilo negro para combatir este mal que ha dañado a la sociedad.

Señal Bohemia…

Sueño: pienso, tengo

Frio, me acurruco

Para ver el amanecer.

 

Loca. Siempre sonríes

Este frio o húmedo

Pero siempre sonríes

¡Cómo te aspiro entonces!

Entre las sabanas y el frio.

Comments

comentarios