Invadirán Almas en Pena,Calaveras, Diablos y Catrines el Jardín Constitución

Zitácuaro.- Almas en pena, calaveras, diablos y catrines invadirán el Jardín Constitución el 2 de noviembre, en un festival de horror, organizado por la unión de vendedores de artículos de Día de Muertos, para diversión de los zitacuarenses.

El concurso de disfraces se ha convertido ya en una tradición, por parte de la Unión de Calaveras 2 de Noviembre, que cuenta con una amplia participación, señala Alexis Álvarez, integrante de la organización de comerciantes.

Indica que la gente para un rato agradable y divertido, al ver los disfraces y el concurso en sí, porque cada participante tiene que lucir su indumentaria. Se le pregunta sobre el jurado, encargado de elegir a los ganadores.

Comenta que no tienen problema con eso y que no hay jurado. Es la misma gente que asiste la que se encarga de elegir a los que obtendrán los obsequios, a través de sus aplausos. Así se sabe quienes consideran que son los mejores disfraces.

A todos los participantes se les dará un obsequio, proporcionado por los integrantes de la unión, y al primero y segundo lugar se les darán premios en efectivo.

Ventas Regulares

Respecto a las ventas, hasta el momento, el entrevistado comenta que la temporada ha sido “regular”. Comenta que espera que los productos se comercialicen más conforme se acerca el 2 de noviembre, que es el día principal de la festividad.

Señala que se mantienen los precios del año pasado, para que la gente pueda comprar sus calaveras; esto, pese a que se han tenido aumentos en los productos con los que se elaboran, como la azúcar.

La calavera más grande, de 20 centímetros de altura, cuesta 80 pesos, de chocolate. De ahí, los precios varían, de acuerdo al tamaño. La más chica, que está presentada como palera, cuesta un peso.

Además, de calaveras, también se venden figuras de azúcar, pintada de colores, llamados alfeñiques. Tienen formas de gallinas, puercos, personas, entre otras.

Disfraces Ocupan más Espacio

Sin embargo, en varios puestos es evidente que los disfraces de diablo, calavera o catrina ha desplazado a las calaveras; en varios de ellos, ocupan casi la mitad del área de venta y uno de los locales se ha dedicado en exclusiva a este tema.

Alexis Álvarez señala que eso se ha dado porque en las escuelas cada vez más les piden que los niños vayan disfrazados para sus festividades de Día de Muertos, y por ello es que han aprovechado esta oportunidad.

Comenta que cada quien le busca la forma de generar ingresos, porque la situación económica está difícil y por ello varios puestos ahora venden también estos disfraces, como una alternativa.

Comments

comentarios