Antonio Ixtláhuac (Calavera Literaria)

Estaba el niño Toñito

Soñando con la alcaldía

Cuando sonó un gran grito

Y de inmediato moriría.

 

La parca lo cogió del pelo

Y al panteón lo arrastró

Ahí lo metió en hielo

Y a mordidas lo comió

 

Nada de senaduría

Ni volver a presidencia

Ni tan loca estaría

Para tal impertinencia

 

Ni prendiendo veladoras

La muerte se condolió

A todititas las señoras

La Flaca se las comió

 

Toño, eres perverso,

Por eso te llevo lejos

Nunca en el universo

Nos tratarás de conejos…

Comments

comentarios