Se Volcó el Fervor Guadalupano en Calles, Iglesias y Plazas

Zitácuaro.- El fervor guadalupano se volcó, este 12 de diciembre, en iglesias, calles y plazas. En todo lugar en donde existe una imagen de la Virgen de Guadalupe hubo un homenaje, unas mañanitas y canciones para la Morena del Tepeyac.

A pesar de la decadencia del catolicismo en estos tiempos modernos, la adoración por la Guadalupana, imagen con la que se consolidó la evangelización en los pueblos indígenas de América, continúa fuerte.

Desde los primeros minutos de la madrugada del doce de diciembre, las iglesias iniciaron sus cantos y homenajes a la Virgen de Guadalupe, la mayor imagen de la religiosidad de los mexicanos.

Mientras en la Ciudad de México se congregaban millones en la basílica de Guadalupe, en Zitácuaro, le gente hacía lo mismo en torno a las imágenes de la Virgen en calles, colonias y comunidades.

En las calles, principalmente los comerciantes, quienes constantemente le piden ayuda para mejorar sus ventas, fueron quienes encabezaron los homenajes, desde la medianoche, en el centro de la ciudad.

Como ya se ha hecho tradición, los vendedores de artículos navideños que se establecen en el Jardín Constitución, homenajearon a la Guadalupana, cuya imagen se encuentra en esa plaza.

Un rosario y cánticos constituyeron el festejo de su “cumpleaños”. Después, comerciantes y ciudadanos que asistieron, compartieron atole y pan. A pesar de que no fue un día inhábil, porque fueron pocas las dependencias que pararon labores, la gente se dio tiempo para rendir su homenaje.

Por la tarde, las iglesias del municipio fueron los que encabezaron las tradicionales procesiones para celebrar el día guadalupano. En la ciudad, dos fueron las que reunieron el mayor número de peregrinos.

La que parte de la iglesia de San Juan y que recorrió calles del poniente de la ciudad, para llegar al Santuario de la Virgen de Guadalupe. La otra, que partió del Lienzo Charro y avanzó por la avenida Hidalgo, para pasar al templo de San José, para luego llegar a la plaza central.

Imágenes, cánticos, rezos y peticiones colmaron la celebración tradicional que da inicio al popular maratón Guadalupe-Reyes, pleno de festejos religiosos, hasta terminar el 5 de enero.

Comments

comentarios