Inauguró Herrera Revolución Pese a Estar Inconclusa y con Defectos

Zitácuaro.- Aún sin terminar al 100 por ciento y con instalaciones que presentan defectos en su funcionamiento, Carlos Herrera Tello inauguró lo que llamó la “primera etapa” de la avenida Revolución, horas antes de dejar la alcaldía para buscar su candidatura.

Acompañado del gobernador Silvano Aureoles, presumió lo que fue su mayor obra de infraestructura, cuyo costo real no se ha revelado. Durante un recorrido por este medio, se constató que los trabajos no están terminados y que ya hay algunas instalaciones que ya no sirven, aunque están recién colocadas.

Entre las cosas que no se terminaron está la instalación de los semáforos en la ciclopista en ambos lados de las esquinas de Revolución y Moctezuma (es decir, el que se debería de ubicar al norte y al sur), a pesar de estar listas las conexiones y los cables.

Tampoco está el semáforo ciclista del último tramo de la “primera etapa”; es decir, el de la esquina de Revolución y Miguel Carrillo. Este también se les olvidó a los constructores.

El semáforo ciclista de Revolución e Hidalgo, en el lado norte, tiene descompuesto el contador; es decir, el que indica los segundos para que cambie el señalamiento a siga o a alto.

Pero el defecto más evidente lo constituyen las luces que alumbran la ciclopista, de noche. Muchas de ellas no funcionan. Pese a este problema, que es evidente para cualquiera que circule por Revolución cuando el sol se ha ocultado, Carlos Herrera y Silvano inauguraron la obra.

Este medio realizó un conteo de estas lámparas, instaladas en postes de poco menos de un metro de altura. En total, se instalaron a lo largo de la ciclopista 558 luminarias. De ellas, no sirven 130; es decir, casi la cuarta parte.

O, lo que es lo mismo, una de cada cuatro lámparas para iluminar la ciclopista no sirven, no funcionan. Hay tramos en los que son más las que no sirven que las que sí. Por ejemplo, afuera de Bomberos hay, en total, 8 luminarias y 6 no prenden.

En la cuadra de Revolución, entre Lerdo y Ocampo hay 34 luminarias en la ciclopista y, de ellas, la mitad no prenden; es decir, 17. En el tramo que está frente a Interceramic hay 12 de estas lámparas y 7 no encienden.

Si no se exige a la empresa que instaló las lámparas que las deje todas en funcionamiento, el Ayuntamiento tendrá que gastar un presupuesto extra en su reparación. Esto no se mencionó al momento de la inauguración de esta obra inconclusa y con defectos de construcción.

Comments

comentarios