El “Riesgo” del Regreso de Herrera a la Presidencia

Por Ricardo Rojas Rodríguez

Zitácuaro.- La precampaña del alcalde con licencia, Carlos Herrera Tello, consiste en… nada. Su retiro de la Presidencia para realizar proselitismo al interior del PRD distrital se ha traducido en una o dos actividades… Y nada más. Ante esto, existe el “riesgo” de que quiera regresar al cargo, ahora que se le terminará la licencia que pidió.

El día 15 de enero concluirá el plazo que solicitó. Ese día (o antes, claro) deberá de decidir si regresa, en pleno proceso interno de su partido para definir la candidatura a la diputación federal, o si regresa a su cómoda silla presidencial.

Veamos: Herrera no tiene impedimento legal alguno para regresar al cargo, porque es el alcalde electo. Y la ley es clara en que debe de dejar el cargo sólo 3 meses antes de la votación, si va a participar en ella.

Pero, en teoría, como precandidato debe de realizar proselitismo entre la militancia de su partido para que se le otorgue la nominación que busca. En este caso, como aspirante único a la diputación federal por el PRD no tiene oposición alguna.

La candidatura le ha sido, prácticamente, entregada en bandeja. Por eso el alcalde con licencia no tiene apuro alguno y, en lugar de realiza actividades de precampaña ha utilizado estos días fuera de la presidencia como de descanso, de vacaciones, de ocio.

Claro que es su derecho hacer de su tiempo lo que quiera. Más aún, cuando en este momento, prácticamente, el único aspirante a la diputación federal por este distrito, que ha asomado la cabeza.

Salvo el PRI, en el que se ha manejado como posible candidato a un militante del municipio de Tuzantla, desconocido en el distrito, Herrera camina sólo. Quizá por ello, la confianza de que la diputación le va a llegar como caída del cielo.

Ningún otro partido cuenta con estructura no con el dinero suficiente para ser competitivo en este amplio distrito. El PRI sí, como mencionábamos, pero ningún militante de ese partido, con posibilidades reales de competir, parece querer disputarle el puesto al alcalde con licencia.

En este sentido, ¿volverá Carlos Herrera a la presidencia, este 15 de enero, para esperar el momento salirse nuevamente, para su registro oficial como candidato y la campaña constitucional?

No lo sabemos. Pero lo ideal sería que no regresara. Y le diremos por qué. Es que, ¿a qué regresaría? Prácticamente lo haría para aprovechar los contratos que el Ayuntamiento tiene con algunos medios de comunicación, para exhibirse.

Y es que quizá lo que más extrañe de la alcaldía sean los reflectores de los que gozaba casi todo el tiempo, incluidas las entrevistas semanales pagadas en la radio y la televisión.

Para Herrera sería bueno aprovechar esto para publicitarse aún más ante los ciudadanos. Pero para nosotros no serviría de nada pagar la precampaña del alcalde con los recursos de los zitacuarenses.

Creemos que, si la decisión de Carlos Herrera fue “sacrificarse” por nosotros, los zitacuarenses, al hacernos el favor de competir por la diputación federal, pues que se mantenga en lo dicho.

Lo ideal, en todo caso, es que el 15, en lugar de regresar a la alcaldía o de pedir un nuevo permiso por otro mes, es que presente su licencia definitiva, para que dé paso a que el Congreso del Estado nombre a la persona que concluya la administración, sin más sobresaltos de si vuelve o no vuelve. ¿No cree?

Por cierto, sólo como un comentario al margen, en la pasada visita a Michoacán de Ricardo Anaya, virtual candidato a la Presidencia de la República por el frente que conforman PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, fue ridículo ver presente a Carlos Herrera ponerse a las órdenes del panista. ¿Quién lo hubiera dicho?

Ixtláhuac y su Obsesión

Por cierto, quien no se queda quieto y aprovecha su cargo como diputado federal para hacer proselitismo por todo el estado es el legislador zitacuarense Antonio Ixtláhuac Orihuela.

Ixtláhuac, como es bien sabido, cuenta con simpatías y estructura en Zitácuaro, pero es prácticamente desconocido en el resto del estado. Pese a ello, se ha obsesionado con obtener la candidatura del PRI al senado.

A pesar de que sus allegados le aconsejan no pelear esa batalla que podría tener perdida de antemano y que mejor enfoque sus baterías a la candidatura a la alcaldía de Zitácuaro, Ixtláhuac sigue con el dedo en el renglón.

Inclusive, hace unos días fue entrevistado por el canal de noticias en video de Cambio de Michoacán, en donde Ixtláhuac, luego de hablar de su cargo en la Cámara y de opinar sobre la situación en el estado, reiteró su aspiración a ser candidato al senado.

Trató de ser mesurado y decir que será respetuoso de su partido y de los tiempos, así como de sus compañeros de partido. Pero recalcó que tiene lo que se necesita para la candidatura del PRI al senado.

Pero el problema de Ixtláhuac, además de su falta de estructura estatal, como ya mencionamos, es la falta de un grupo político nacional que le respalde y lo apuntale para ese puesto, por encima de otros priistas que sienten tener más “derechos”.

No decimos que sea imposible, pero sí muy difícil que las tradicionales “vacas sagradas” del PRI se hagan a un lado para cederle el cargo más importante que se jugará en el estado a Ixtláhuac.

En el PRI estatal, por cierto, se maneja a Toño como posible candidato, pero a la diputación local, por el distrito de Zitácuaro, lo que sería un premio de consolación muy pequeños, como degradarlo.

Por cierto, quien está más que apuntado para la candidatura del PRI a la alcaldía es Aldo Argueta, quien carece de experiencia en cargos administrativos y de elección popular. Su trayectoria ha estado ligada al Instituto de Capacitación y Desarrollo Político A.C. (ICADEP), que es el organismo teórico del PRI.

No obstante, desde hace semanas realiza reuniones y visitas a comunidades, acompañado a veces del dirigente municipal del partido, Carlos Arriaga. Algo Argueta está convencido de que será favorecido por el “dedazo” para pelear por la alcaldía. Ya veremos…

Otra apuntada para una candidatura es Sonia Rivas Espitia, quien fue síndico con Antonio Ixtláhuac, además de presidenta sustituta. Aunque su trabajo fue más malo que bueno, con algunos puntos negros, aspira a que su partido la postule a algún cargo.

Y es que, con eso de la equidad de género, que obliga a los partidos a postular a mujeres a la mitad de las candidaturas, Rivas Espitia, efectivamente, podría verse favorecida, porque ninguna otra fémina del PRI local ha alzado la mano.

Mary Carmen en Pre-precampaña

Quien también recorre el distrito una y otra vez es la diputada local, Mary Carmen Bernal Martínez. Ya sea con la entrega de útiles escolares, uniformes o zapatos, despensas, apoyos médicos y cobijas, la diputada siempre está presente en comunidades y colonias.

La legisladora del PT está más que lista para una candidatura, aunque el problema es que tal cargo deberá de ser acordado, previamente, por la coalición que su partido ha establecido con Morena, de Andrés Manuel López Obrador, y el Partido Encuentro Social.

Por parte de Morena, Mary Carmen no tiene mucho problema, porque un sector de esa organización está a su favor. Pero la candidatura debe de ser aprobada a nivel nacional. Así que no se sabe si se le dará una nominación y, en caso positivo, en dónde se le colocará.

Comments

comentarios