Provoca Caos “Ocurrencia” de Presidencia de Cerrar 5 de Mayo

Zitácuaro.- Irritados, comerciantes y automovilistas calificaron como una mala ocurrencia y un pésimo “experimento” el cierre de la calle 5 de Mayo, entre Ocampo e Hidalgo, por parte de la Dirección de Obras Públicas.

Desde las primeras horas de la mañana, de forma repentina, la calle fue bloqueada para la circulación vehicular con obstáculos, por parte de elementos policíacos. Después se ubicaron algunas mesas a lo largo del arroyo vehicular.

Esto evitó la circulación, por esta vital arteria, de las 3 rutas de transporte público que circulan por ese tramo, así como de cientos de automovilistas que también utilizan esa vía para circular.

Los resultados no se hicieron esperar, al mediodía los embotallamientos sobre 5 de Mayo y la avenida Hidalgo tenían al menos 2 cuadras de largos. Los autos tenían que esperar de 20 minutos a media hora para salir de la zona.

Al caos contribuyó el hecho de que no sólo no se informó del cierre, sino que no se advertía a los automovilistas que circulaban por 5 de Mayo norte sobre el cierre del tramo, calles adelante, para que tomaran alguna vía alterna.

Por lo tanto, al llegar al tramo cerrado tenían que circular por Hidalgo, para salir del lugar. Y este grupo de automovilistas congestionaba la ya de por sí saturada avenida. El lugar se convirtió en un caos de conductores irritados y de sonidos de cláxones, ante la desesperación del embotellamiento.

Las autoridades no dispusieron de un operativo especial para agilizar el tránsito. Los policías y elementos de Tránsito sólo se limitaron a ser testigos del caos y la molestia de automovilistas.

Esta medida también molestó a los comerciantes del centro, que reclamaron a quienes, en las mesas, parecía que jugaban con la gente y pretendían dar pláticas de psicología a los niños.

Hubo amenazas de implementar alguna acción. Inclusive, un grupo de comerciantes acudió a la Presidencia Municipal a protestar por el cierre de la vía, en un día hábil, sin aviso previo, ni alternativas.

Ahí se les explicó que se trataba de una “prueba piloto” de un “plan de movilidad” que implementaba la Dirección de Obras Públicas. También se dio como excusa el que se trataba de medir el real congestionamiento y por ello no se avisó a nadie.

Pero para los automovilistas y comerciantes del centro fue una mala ocurrencia y exigieron que no se repitiera. Se les explicó que sólo se trató de un día y que no se volverá a hacer, hasta tener los resultados del “estudio”.

Comments

comentarios