Sacó Zitácuaro Empate con Sabor a Derrota de Tlaxcala

Zitácuaro.- El conjunto zitacuarense perdió su oportunidad de traerse 3 puntos de Tlaxcala, al enfrentar a unos Coyotes que se desmoronaron en su propio estadio, ante la pasividad de los visitantes, que se conformaron con el empate a cero.

Aunque está necesitado de puntos, Zitácuaro no se portó a la altura de las circunstancias, en su último partido, en el que podría haberse traído los 3 puntos de Santa Ana Chiautempan.

Pese a que los Coyotes lucen fuertes en el papel, porque se ubican en el cuarto lugar de la tabla, en zona de calificación a la liguilla, lo cierto es que no han podido ganar sus tres últimos partidos. Es decir, se encuentran en un bache y eran presas fáciles para un Zitácuaro que no supo interpretar el esquema.

Los zitacuarenses, sumidos en el puesto 10, de los 14 equipos de la tabla, ya sin posibilidades de calificar, ya no mostró hambre de triunfo y no quiso ganar este partido que se planteó fácil.

Desde el inicio, los michoacanos se encerraron en su terreno y se preocuparon más en cerrarle el paso a los visitantes que en atacar su portería y buscar ganar el partido. Esto, a pesar de que los Coyotes estuvieron perdidos en prácticamente todo el partido.

Los tlaxcaltecas no pudieron hilar jugadas de peligro. Las pocas veces que llegaron al marco zitacuarense lazaron pelotazos desde fuera del área que salieron del terreno de juego o, en el mejor de los casos, rebotaron en la portería.

A pesar de esto, Zitácuaro no se fue al frente. Pareciera que se le olvidaron en Michoacán sus delanteros y que sólo acudió con defensas. O bien, que perdió el mapa del terreno de juego y no sabía en donde quedaba la portería contraria.

Prácticamente ningún intento de gol salió del equipo michoacano, a pesar de la desesperación de los Coyotes de ganar, por la prisa de asegurar la calificación que su afición les demandó.

Zitácuaro, en lugar de aprovechar la desesperación de los locales, al final sólo hizo teatro: cuando los tlaxcaltecas llegaran a su área, los michoacanos se caían, porque fingían una jugada fuerte o una falta. Esto ensució el partido.

Los locales se conformaron con el triunfo y se regresaron felices con un punto, como si hubieran hecho un gran papel, mientras que los Coyotes buscarán no perder la posibilidad de calificar, en su próximo partido.

Comments

comentarios