No Pinta Bien la Elección Para Silvano, el “Priista”

Por Ricardo Rojas Rodríguez

Zitácuaro.- Políticamente, las cosas no pintan bien para el gobernador Silvano Aureoles Conejo. Si bien se logró controlar el impacto que causó en el PRD michoacano su decisión de “abrirse” a favor de José Antonio Meade, todo parece indicar que su partido se encamina a una grave derrota, el próximo 1 de julio; esto, a pesar de la alianza con el PAN.

Así lo indica la única encuesta conocida de las preferencias electorales de los candidatos al senado en el estado. Y, si bien estos sondeos no son una ciencia exacta, ni garantizan que así se darán los resultados, si son un buen parámetro.

La encuesta de la que hablamos en esta edición de Primer Plano no ha sido desmentida por ningún partido, ni con otro sondeo que indique que esos resultados obtenidos estén alejados de la realidad. Esto le da mayor peso.

Esta encuesta la da a Cristóbal Arias Solís, viejo tiburón de la política y abanderado de Morena en el estado (junto con PT y Encuentro Social, claro), una muy cómoda ventaja de más de 30 puntos porcentuales.

Mientras, en segundo lugar, se encuentra, sorpresivamente, el candidato del PRI, Antonio Ixtláhuac Orihuela, casi 20 puntos abajo. Y, en tercera posición, con dos puntos de diferencia, el hermano del gobernador, Antonio García Conejo, abanderado del PRD-PAN-Movimiento Ciudadano.

Qué tan cierta estará esta encuesta que nos explica el porqué la batalla de Silvano Aureoles por “bajar” de la contienda a Ixtláhuac, con la urgencia de la aplicación de sanciones que el priista tiene pendientes, de su paso por la alcaldía de Zitácuaro.

El “pegarle” a Ixtláhuac tendría como finalidad afectar su imagen política y hacerlo bajar en las preferencias electorales, para que García Conejo quede, al menos, en segundo lugar de la votación y alcance una senaduría de “panzazo”.

Sin embargo, con el espaldarazo que Silvano le dio al candidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade, en días pasados, no sólo no ayudó a su hermano, sino que terminó de hundirlo.

Esto, porque de inmediato, la reacción del panismo michoacano fue pedir que le quitaran la candidatura al senador al hermano del gobernador y, además, dejar de acompañarlo en la campaña.

Y, aunque las aguas ya se calmaron y los panistas ya se tranquilizaron, el daño está hecho. Este pago de factura que tuvo que hacer Silvano puede haberle costado la senaduría a su hermano.

Pero el más grande problema del góber será el quedar en un tercer lugar en las preferencias del voto en el estado. Esto implicaría un rechazo popular a su gestión como mandatario, el debilitamiento de su grupo político, que hasta hace poco era el que hacía y deshacía en la entidad, y una grave fractura para el PRD.

Esto último, quizá no le preocupe tanto a Silvano, dado que su coqueteo con Meade está a punto de costarle su estadía en el PRD. A nivel nacional, la estructura del partido no se ha olvidado de lo que pasó y están listos para hacerlo a un lado, en materia electoral.

Para ello, ya se preparan para enviar a un representante que se encargará de operar todo lo relacionado a la elección y será el interlocutor con el PAN y Movimiento Ciudadano, en cuando a las negociaciones de la coalición.

Esto significaría que la dirigencia estatal del PRD, encabezada por Martín García Avilés, un incondicional de Aureoles, se convertirá en un cero a la izquierda y se convertiría en un objeto de decoración.

Lo peor de todo es que uno de los nombres que se manejan para ocupar esta representación perredista en Michoacán es el del jefe de Gobierno con licencia de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Y esa es mala noticia, porque Mancera fue el principal enemigo de Silvano durante el proceso interno perredista para elegir a su candidato a la presidencia de la República. Aureoles se portaba agresivo con el jefe de Gobierno, lo acusaba de no ser perredista y le exigía registrarse como militante, como requisito para poder dialogar con él.

Qué vueltas da la vida. De llegar como enviado perredista a Michoacán, Macera tendría oportunidad de reprocharle a Silvano el “bandazo” que dio y “sugerirle” que deje el PRD y se vaya al PRI… En fin.

Precauciones

Obvio, todo este impulso negativo que afecta al perredismo a nivel nacional y mucho más al del estado, empeorado por la posición de Silvano de apoyo al candidato de otro partido, traerá más repercusiones.

Por ello, no estaría mal que los candidatos perredistas de la coalición, y, en especial, los que son parte del grupo cercano a Silvano, tomaran precauciones. Y es que no sólo peligra la senaduría de Antonio García Conejo, sino las elecciones de todos los allegados al mandatario.

Mal harían en confiarse y pensar que la elección se gana sólo por el apoyo de Silvano y de la estructura del gobierno estatal (y algunos municipales). Por el contrario, no sólo es el desprestigio del partido y la mala imagen causada por el gobernador.

También deberán luchar contra el impulso que la imagen de Andrés Manuel López Obrador ha apalancado a los candidatos de Morena. Esto, a pesar de la campaña negativa que, a nivel nacional, se realiza en su contra, que todavía no ha logrado afectar mayormente al Peje.

Definitivamente, esta será una elección interesante, con resultados que podrían sorprendernos y que modificarán en gran medida la composición política del país, después del primero de julio…

En Campaña

Grave es la acusación que hace la candidata del PT-Morena-Encuentro Social a la diputación federal, Mary Carmen Bernal Martínez, quien denunció que es víctima de violencia política.

Bernal ha afirmado que su propaganda y sus espectaculares han sido víctimas de sabotaje por parte de enemigos políticos. Esta es una acusación que no se debe de dejar de lado, porque el no atenderla podría tener graves repercusiones.

Le corresponde al Instituto Nacional Electoral atender esta situación y garantizar condiciones de seguridad para la candidata. Y es que todo parece indicar que Mary Carmen es víctima de la “guerra sucia” que busca impactar en la aceptación del candidato a la presidencia de la Republica por Morena.

El amenazar a la candidata a la diputación y a sus posibles simpatizantes no es una forma de ganar una elección. Por el contrario, esto podría provocar una espiral de violencia que nos afectará a todos.

Por su parte, Elías Ibarra continúa su campaña de “grandes propuestas” de las cuales la mayoría de los medios estatales hacen eco, gracias a que su equipo de comunicación está integrado por personas que operan directamente desde la capital del estado.

E insistimos: le hace falta más contacto con los electores de la zona de Zitácuaro, porque si bien él es muy conocido en Huetamo y San Lucas, en donde se le considera casi una celebridad, aquí no sucede así.

Una prueba de ello fue su aparición en el mitin del pasado domingo, en la plaza central de Zitácuaro, en compañía de Toño García Conejo, en donde la asistencia no fue tan buena como se pensaba que sería.

Además, buena parte de los asistentes fueron traídos, precisamente, de los municipios de la Tierra Caliente que pertenecen a este distrito. El no realizar una campaña intensiva, de presencia y penetración en Zitácuaro es un descuido que le puede costar caro a Ibarra. Que conste…

Y la que sigue con su campaña de bajo perfil y poca difusión, es la abanderada del PRI, Sonia Rivas Espitia que, por cierto, recibió un reproche por parte del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Zitácuaro.

Resulta que la candidata programó una visita a la base de los bomberos. Para ello, envió un representante para que preparara el terreno para que fuera bien recibida. Y les preguntó que qué necesitaban, para que Sonia se los llevara, el día de su visita.

Le dijeron que solamente necesitaban combustible, para poder atender las emergencias porque el que les dan en la presidencia no les alcanza. Y, pues resulta que llegó la candidata a la visita y no les llevó lo que les prometió.

Entonces, los bomberos se molestaron y pidieron que no les hagan promesas que no van a cumplir. En fin, que Sonia quedó mal y su nombre salió a relucir a los medios, ahora sí, pero para mal…

Comments

comentarios