Silvano en Campaña con Meade

Zitácuaro.- Como abierto simpatizante que es, del candidato a presidente del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, el gobernador Silvano Aureoles Conejo no dudó en tenderle el tapete al abanderado durante su visita a Michoacán, a pesar de ser día hábil, que le impedía a realizar ese tipo de reuniones político-partidistas.

Esto va más allá de una simpatía personal, porque Aureoles ostenta la figura de gobernador, que le obliga a guardar distancia de candidatos y partidos. Sin embargo, no le importó.

Lo anterior, aunque desde que se “abrió” a favor del PRI, le haya dado la espalda al candidato de su partido, Ricardo Anaya, provocó la furia de los panistas michoacanos, quienes amenazaban con romper la alianza que hizo posible que el hermano de Silvano, Antonio García Conejo, fuera candidato a la senaduría.

En el transcurso de los días, las aguas se calmaron poco a poco. Actualmente, los panistas ya hicieron las paces con lo que queda del PRD en Michoacán y hasta “perdonaron” a García Conejo, a quien ya aceptaron respaldar abiertamente, otra vez, en su campaña.

Desconocemos a cambio de qué los panistas se tranquilizaron y aceptaron seguir adelante con la coalición en Michoacán, luego de que Silvano los “traicionó”. Pero otro motivo de molestia puede ser la reunión del gobernador con “su” candidato.

El apoyo de Silvano al candidato del PRI no es meramente una postura personal, como el mandatario y los perredistas de su grupo político, quieren hacernos creer a los ciudadanos, como si fuéramos retrasados mentales.

Va más allá: sabemos que fue una negociación que permitió a Aureoles llegar al gobierno. Así que el pago de la factura no sólo incluye la declaración abierta del mandatario, sino el respaldo de la estructura del estado a favor del priista. Y, si no lo cree, ya lo veremos este jueves.

No es casualidad de que Silvano Aureoles se reunió, el pasado fin de semana, con Meade en la Ciudad de México. ¿De qué hablaron? Quizá ahí se planeó la visita del priista a Michoacán y lo que el mandatario tendrá que hacer por él.

Obvio, que el apoyo que Aureoles logre a favor de José Antonio Meade en Michoacán se traducirá en votos que se resten a la coalición del PRD-PAN-Movimiento Ciudadano en el estado. Es decir, en contra de su propio hermano, candidato al senado.

Silvano cree que puede ganar por las dos vías: quedar bien con el PRI y pagar los favores recibidos, al tiempo que logra que su hermano llegue al senador. Pero, como vimos en la edición anterior, de acuerdo a una encuesta realizada en la entidad, Toño García Conejo está en riesgo de perder…

Mientras, después de una reacción violenta por parte de la dirigencia nacional del PRD ante la “traición” de Silvano Aureoles, a quien amenazaron con expulsar del partido, en los últimos días el tema quedó en el olvido. Ya nadie dice nada, ¿acaso van a perdonar el desliz del gobernador michoacano?

Lo interesante de todo este río revuelto de políticos que en estas elecciones han ido de un lado a otro es ver cómo quedarán los partidos después de las votaciones, cuando los resultados pongan a cada quien en su lugar.

Analistas políticos señalan que el PRD quedará reducido a un “partidito”, en el mejor de los casos. Después de las votaciones, perderá la mayoría de los estados que gobierna: Ciudad de México, Morelos, Tabasco, que le serán arrebatados por Morena.

Sólo conservará el gobierno en dos: Michoacán y Quintana Roo. Y esto, porque las gubernaturas no están en juego en estas elecciones. Pero, como ya hemos visto, Silvano Aureoles tiene, en este momento, un pie en el PRI.

Así, aunque se prevé que el PRI será, también, un gran perdedor en la próxima elección conservará gubernaturas en casi la mitad de los estados en el país. Además, a pesar de la derrota todavía posee su rígida estructura, que le ayudará a sortear la crisis y volver a crecer.

En este contexto, que no nos sorprenda que, depende del resultado de las elecciones, Silvano, finalmente, se decida a militar en el partido al que ha servido en los últimos años: el PRI. Esto, luego de que en el PRD su carrera política esté casi acabada… Ya veremos.

Susto

Un pequeño sismo de sólo 3.6 grados puso a los zitacuarenses a temblar. Este pequeño temblor, que es mucho menor que los ocurridos en el país en septiembre pasado, causó tantos daños como nunca antes se habían registrados en esta ciudad.

Ni siquiera en el gran sismo de 1985 hubo tantos daños en Zitácuaro producto de un temblor. Esto nos tiene que poner a pensar que el municipio no es inmune a sufrir daños graves por un inesperado movimiento telúrico.

Y, como lo vimos ahora, el municipio no está preparado para hacer frente a una tragedia de este tipo. Ahora, los daños se reducen a una docena de viviendas. Curiosamente, la colonia más afectada es de las más alejadas al epicentro del temblor.

Además, como suele suceder en todo tipo de tragedias naturales, los más afectados son los ciudadanos más pobres. Aunque las viviendas dañadas están construidas con materiales sólidos, como cemento y tabiques, fácilmente sucumbieron ante la sacudida.

Esto es resultado del hecho de que la ciudad no tiene un reglamento que obligue a que las construcciones se hagan con determinados requerimientos de fortaleza y seguridad. No hay autoridad (municipal, en este caso), que obligue a que las viviendas tengan cimientos resistentes a cualquier movimiento telúrico.

Ojalá este sismo nos enseñe a que hay que hacer cambios para que las viviendas sean más seguras y, en el futuro cercano, estemos preparados para hacer frente a cualquier terremoto. Aunque ante un fuerte sismo no hay construcción 100 por ciento segura, sí es posible estar preparados y minimizar los daños…

En Campaña

Tal como sucede a nivel nacional, en el distrito federal electoral, con cabecera en Zitácuaro, está muy claro que la lucha electoral por la diputación es entre los candidatos de Morena, Mary Carmen Bernal Martínez, y PRD-PAN, Elías Ibarra.

Mary Carmen, apoyada por el magisterio que pugna por la derogación de la Reforma Educativa, buscarán llevarla al Congreso para que lo haga posible. Por el otro lado, está el candidato que, junto con su abanderado a la presidencia de la República, Ricardo Anaya, vota por la continuidad de las reformas.

El PRD-PAN, como el PRI, luchan por un cambio que no cambie mucho (valga la redundancia). Su mayor efecto sería el del cambio de nombres. Es decir, quitar al PRI del gobierno para ponerse ellos, sin mayores modificaciones.

Y, una tercera opción, rezagada y con una campaña que no levanta, está la candidata del PRI a la diputación, Sonia Rivas Espitia, que realiza proselitismo de bajo perfil, de bajo nivel.

La propuesta principal de Mary Carmen Bernal es apoyar el cambio que promueve Andrés Manuel López Obrador y lo que su movimiento representa. Esa es la bandera principal, además de ofrecer una diputación de izquierda, como lo hizo cuando fue legisladora local.

Ibarra tiene grandes propuestas, que tienen que ver con temas elevados de economía, de cambios de estructuras, de promover nuevas legislaciones, sin tocar de fondo lo que ya existe.

El candidato del PRD-PAN-Movimiento Ciudadano es un político experimentado que le ha costado trabajo conectar con los electores de Zitácuaro, con un discurso que los identifique con él, pero a quien lo beneficia su habilidad de discurso.

Y, a un mes de campaña, no hemos escuchado ninguna propuesta concreta de Sonia Rivas Espitia. En sus recorridos, escucha a los simpatizantes priistas que la reciben a las comunidades que visita, y luego les promete que les va a solucionar los problemas que le acaban de plantear.

Pero, en realidad, no tiene ninguna propuesta concreta, de ganar la elección y qué temas serán los que atacará, de forma preferente. En pocas palabras, no promete nada, no se compromete con nada…

Comments

comentarios