Propaganda Silvanista en Plena Campaña

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro. – ¿Se vale que en plena campaña electoral el gobernador Silvano Aureoles Conejo encabece reuniones con medios de comunicación e inaugure obras y luego las publicite a través de boletines emitidos por su oficina de prensa? Pareciera que esto es incorrecto, de acuerdo a la Ley Electoral, pero fue lo que hizo en Zitácuaro, este viernes.

La Constitución habla de lo que está prohibido hacer durante el período de campañas y señala que no se deben de difundir imágenes, obras y acciones. Ni fotos, ni logotipos, ni hacer propaganda a posibles actores del proceso electoral.

Habla de excepciones, cuando son mensajes que tienen que ver con fines informativos, educativos y de orientación social. Asimismo, hablan de cuestiones de seguridad pública y de protección civil.

Esto último podría argumentar Silvano que es lo que se contiene en su boletín en el que habla de su “gira de trabajo” (porque así lo menciona: como gira de trabajo). Y es que el encabezado del mismo habla sobre una reunión de la Coordinación de Seguridad Local.

Hablar de un supuesto balance de la seguridad en la región es lo que congregó a los medios de comunicación. Sin embargo, también se habló de la inauguración que se hizo de la reconstrucción de la carretera a Donaciano Ojeda y se incluyen en el comunicado imágenes el acto de inauguración.

Se habla de que estos trabajos beneficiaron a 800 personas. Es decir, pareciera que no estuviéramos en veda electoral.

Si hacer reuniones con medios, hablar de obras, de supuestos apoyos a habitantes de alguna comunidad, hacer actos de inauguración no está prohibido, entonces no existe la veda electoral. ¿De qué se trata?

Y es que, recordemos que Silvano Aureoles está en plena campaña de apoyo a su candidato a la presidencia de la República, José Antonio Meade, con quien por cierto se reunió el pasado jueves en plena Casa de Gobierno.

¿Acaso no está prohibido que cualquier servidor público (Y, con mayor razón, el gobernador) sostenga reuniones a favor de cualquier candidato o partido, en horario de trabajo? O, ¿acaso porque se trató del aspirante del partido en el gobierno, el PRI, la ley no aplica?

Para que no haya confusiones, la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) difunde una serie de elementos para sabe qué se puede hacer y qué no, en tiempos de campañas.

Dice así: “Responsabilidad por violaciones al artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

“Elemento subjetivo: Los servidores públicos no pueden difundir los resultados de sus gobiernos.

“Elemento objetivo: Que la difusión de la propaganda tenga como finalidad influir en la equidad de la contienda electoral.

“Que la propaganda utilice imágenes, símbolos, nombres o voces de los servidores públicos y que sea difundida en medios de comunicación social”

La “gira de trabajo” utilizó imágenes, símbolos, nombres y voces de los servidores públicos y fueron difundidos en medios de comunicación social.

Además, una jurisprudencia, al respecto, del Tribunal Electoral del Poder Judciial de la Federación, señala:

“En el expediente SUP-RAP-482/2012, la Sala Superior consideró que no existía restricción alguna para que los servidores públicos apoyaran en los procesos electorales a un partido político o candidato (caso de Marcelo Ebrard apoyando a Andrés Manuel López Obrador).

“Por ello, se considera, que sí los servidores públicos no tienen restricción para apoyar a candidatos o partidos en las contiendas electorales, por mayoría de razón no podrán ser restringidos para manifestar su apoyo a una determinada política pública o decisión de su partido, fuera de los procesos electorales. No obstante, está prohibido hacerlo en días y horas hábiles”.

Es decir, el tribunal electoral reconoce el derecho que tiene, en este caso, el gobernador Silvano puede, libremente, expresar su apoyo al candidato José Antonio Meade. Pero no puede hacerlo en días y horas hábiles, tal como sucedió el pasado jueves. Eso está mal.

Y, en el caso de la “gira de trabajo” del gobernador, este viernes, en Zitácuaro, puede aplicarse esta jurisprudencia del tribunal electoral que prohíbe su difusión.

“En el expediente SUP-REP-0005/2015, la Sala Superior emite los siguientes criterios:

“a) Que del artículo 134 párrafo octavo no se desprende la necesidad de que la propaganda gubernamental implique la promoción a favor de alguno de los sujetos involucrados en una contienda electoral, por el contrario, implica el reconocimiento de que la propaganda gubernamental puede influir indebidamente en la contienda electoral;

“b) Que la propaganda gubernamental que adquiere tintes de promoción personalizada no necesariamente debe contener referencias explícitas a un proceso electoral o realizarse con el fin de posicionar a un servidor público o romper con los principios rectores de los procesos electorales;

“c) Que la violación a la restricción constitucional impuesta a la propaganda gubernamental constituye una auténtica regla prohibitiva de rango constitucional;

“d) Que debe distinguirse entre promoción personalizada difundida a través de actividad periodística y la derivada de propaganda gubernamental;

“e) Que debe analizarse el contexto integral en que se efectúan las conductas, como son la reiteración o sistematicidad de la conducta, así como las acciones estratégicas, para el posicionamiento del sujeto cuya promoción personalizada se denunció”.

¿Está claro? Para mayor profundidad de lo qué si y qué no se puede en el período de campañas, aquí les dejo este enlace: http://www.fepade.gob.mx/quesiqueno.html.

En Campaña

La visita a Meade no prendió la efervescencia como se podía pensar que lo haría un candidato presidencial; en especial cuando se trata del partido oficial, que cuenta con toda una maquinaria y estructura nacional.

Como ha ocurrido en otros puntos del país, sus eventos en Pátzcuaro y Uruapan no tuvieron tanta concurrencia y el ambiente fue de tibio a frío. Todo parece indicar que Silvano Aureoles no entregará buenas cuentas, el primero de julio. Pero, claro, todavía falta esperar y analizar el resultado.

Por cierto, lo de Meade en Michoacán fueron las promesas. Una de ellas, una inversión millonaria para mejorar y construir mejores carreteras. Hasta Zitácuaro se incluyó en el discurso del priista, cuando afirmó que esta ciudad y Maravatío estarán mejor conectadas, con una carretera renovada.

No fue todo, José Antonio Meade Kuribreña también prometió más industrial, más fuentes de empleo, sanear el lago de Pátzcuaro y una estrategia de protección a migrantes. Como su tuviera una varita mágica.

El tema de la inseguridad en Michoacán también fue abordado por Meade. Durante su evento en Uruapan afirmó: “De la seguridad me haré cargo yo”. Y, no podía faltar, también prometió impulsar el turismo.

Pero a quien le fue más mal fue a la candidata independiente, Margarita Zavala, quien también estuvo en Michoacán esta semana. Medios de comunicación difundieron que su recorrido por las calles de Morelia fue un fracaso.

Dan cuenta de que acompañaron a Zavala más familiares y medios de comunicación que simpatizantes. No obstante, si bien algunos peatones la recibieron bien, otros aprovecharon el tenerle cerca para reclamarle la impunidad en el caso de la guardería ABC, en Sonora.

Una señora le gritó: “¿No le da vergüenza, señora? La guardería ABC, ¿no? ¡Qué vergüenza nos dan! Gente miserable, vividora del pueblo”. Asimismo, le reprocharon las muertes ocurridas durante la presidencia de su esposo, Felipe Calderón.

Sin duda, una mala jornada tuvo en Morelia Margarita Zavala. Y eso que estuvo acompañada por su cuñada, Luisa María Calderón Hinojosa, quien realiza campaña independiente para una diputación por la capital del estado.

Comments

comentarios