Promete Andrés Manuel López Obrador un Cambio Radical

Zitácuaro.- Nuestro cambio no será sólo por encimita, será radical. La voz de Andrés Manuel López Obrador rebotó en los muros de la Presidencia Municipal, al fondo de la plaza central, desde el templete, a través del aire caliente de la una de la tarde, que perforó miles de oídos de los simpatizantes del candidato.

El sol, a plomo, caía sobre las cabezas de los simpatizantes, a quienes no asustó la temperatura de casi 30 grados, sin una lona que los tapara, ni botellas de agua con logotipos, como se acostumbra en mítines de otros partidos.

Después de una larga caminata que lo llevó, entre tumultos, hasta el extremo sur de la plaza central, Andrés Manuel, curtido por los calores tabasqueños, habló con los zitacuarenses. Les dio el mensaje que esperaban escuchar e, inclusive, bromeó.

Pero se puso serio cuando dijo que el cambio que realizará su movimiento no será sólo por encimita, que será pacífico, ordenado, pero profundo, no como la simulación de los gobiernos panistas.

Será radical, sentenció. Y pidió a la gente que no se espantara con esa palabra, porque quiere decir “de raíz”. Así, agregó, será como se acabe con la corrupción, con la injusticia y los privilegios de unos cuantos.

Para un zitacuarense promedio, más de 25 grados de temperatura ya es un “calorón”, así que se puede decir, que hubo un sacrificio al permanecer en la plaza, sin que el ánimo decayera, luego de más de una hora de mensaje de Andrés Manuel. Esto, luego de los discursos de las candidatas a la diputación federal y a la alcaldía.

Las palabras del candidato de Morena-PT-Encuentro Social no fueron nuevas. Las ha pronunciado antes en esta misma plaza y la gente las ha escuchado a través de los medios de comunicación.

Que será la cuarta transformación de México; que bajará los salarios de la alta burocracia, que se limpiará a México de corrupción. Sí, nada nuevo. Pero la gente quería escucharla de viva voz del candidato, todo ensombrerado, al igual que quienes compartían el presídium con él.

López Obrador dijo que es perseverante y necio, que sus adversarios ya lo saben, y por eso, dijo que no le fallará a Zitácuaro ni al país. Se comprometió a darles el doble de lo que actualmente reciben los adultos mayores de Michoacán.

También indicó que a los estudiantes les dará becas de 2 mil 400 al mes y a los jóvenes que se capaciten para algún trabajo les pagará 3 mil 600 al mes, mientras aprenden. Los salarios de todos aumentarán: los maestros, los policías, los médicos, las enfermeras, todos ganarán más.

Y, al final, prometió que regresará a Zitácuaro, ya como presidente electo. Esto, explicó, para presentar el programa de desarrollo que aplicará en esta región. Va a decir qué se va a hacer y cuánto se va a invertir.

Como una estrella de rock, Andrés Manuel movió a sus simpatizantes como quiso, cuando quiso. Las porras no cesaron, mientras sus palabras los hipnotizaban. El mensaje no sólo fue escuchado por quienes lo siguen y lo admiran. También las autoridades estatales y municipales estuvieron al tanto.

No por nada, el cielo fue surcado por hasta 4 drones. Uno de ellos, el que la Presidencia siempre utiliza para sus tomas aéreas y para espiar. Y, además, empleados municipales interrumpieron sus labores para seguir, desde sus oficinas y balcones, el mensaje del Peje.

Así, López Obrador nuevamente llenó la plaza y colocó la bandera de Morena en esta parte del estado, como cabeza de playa, para invadir la totalidad de la entidad, en las próximas semanas.

Comments

comentarios