Silvano, Coordinador de Campaña de Herrera, Ibarra y López

Por Ricardo Rojas Rodríguez

Zitácuaro.- Tan preocupado está el gobernador Silvano Aureoles Conejo de no perder el municipio de Zitácuaro, ante la amenaza Morena, que personalmente coordina las campañas y viene constantemente a realizar evaluaciones de los trabajos de sus candidatos.

Y es que para el gobernador se trata de un asunto de orgullo. Esta, jura y perjura, es su tierra adoptiva, simbólica porque aquí inicio su carrera política que lo ha llevado -como sabemos bien- a la gubernatura de su estado.

De hecho, cuando Silvano llegó a Zitácuaro, como un recién egresado de la Universidad de Chapingo, no era nada, ni tenía nada. Aquí comenzó su ascenso, hasta consolidar un grupo que tan buenos dividendos le ha dejado. En esta tierra dejó de ser aquel muchacho descalzo de Huetamo a convertirse en un triunfador en la política.

Así que, como mencionamos, se trata de un asunto de orgullo. Y por ello aprovecha cualquier oportunidad para venir y reunirse con su estructura y hacer reuniones con los candidatos que él mismo nombró para contender por la presidencia municipal, la diputación local y la federal.

Una de las reuniones se dio a propósito del aniversario del natalicio del periodista zitacuarense Manuel Buendía. El gobernador vino a “encabezar” el evento, de tal forma que la “nota” para los propios organizadores del evento, no fue el homenajeado, sino la presencia de Silvano. Sí, aunque pareciera mentira.

Pero, una vez que el mandatario cumplió con el acto, se abocó a lo que era el principal motivo de su visita: evaluar las campañas. Aunque nos dicen los que saben que las encuestas que Silvano ha mandado hacer (pero que no se hacen públicas), que sus candidatos aparecen bien posicionados.

No obstante, parece que no existe tal confianza, al grado de que sea el mismo Silvano el preocupado (y ocupado) de revisar el avance de las campañas y dar instrucciones de los pasos a seguir.

Otra de sus preocupaciones es su propio hermano, Antonio García Conejo, quien disputa la senaduría y está amenazado por el experredista Cristóbal Arias Solís. Aunque si queda en segundo lugar la coalición que respalda a García, entraría al senado, pero sería una derrota para Silvano. Peor aún si no alcanza a pasar de panzazo.

De acuerdo a la empresa Oraculus, que analiza encuestas y tiene un sistema especial para hacer sus propias mediciones, en Michoacán Morena tiene la ventaja, con 33 por ciento de las preferencias.

La coalición PRD-PAN-Movimiento Ciudadano estaría en segundo, con 27 por ciento; es decir, 6 puntos, lo que coloca a García Conejo muy abajo. Pero el PRI registra sólo un 17 por ciento de aceptación, por lo que prácticamente tiene un pie en el senado.

Por ello, la preocupación de Silvano se ha volcado a sus candidatos del municipio y distrito de Zitácuaro. ¿Sacará “carro completo” en su tierra adoptiva? Él apuesta porque así sea, pero los electores tienen la palabra.

Guerra Entre Hermanos

Uno de los problemas que enfrentan los candidatos de la coalición Por Michoacán al Frente, es la guerra interna que ha desgarrado a los anteriormente humanistas y serios panistas. La lucha por el poder es lo que ha terminado con el idealismo de los albiazules y los ha consumido como un cáncer.

El compromiso del PAN es aportarle los suficientes votos a los candidatos perredistas para que ganen la elección sin problemas. Pero este objetivo es cada vez más lejano, en la medida en la que ellos mismos se han encargado de alejar a sus anteriormente fieles simpatizantes de la zona urbana.

Es lastimoso ver como los panistas ya no escuchan, ya no les interesa el bien común, sino el personal y que sus argumentos son porriles, en lugar del ejemplo que les dejaron sus fundadores.

La farsa de la disolución del comité sólo para darle el poder del PAN zitacuarense a la ambiciosa Mirna Merlos no iba a terminar bien. Y, lo peor fue que la dirigencia nacional emitió un resolutivo en contra de los golpeadores en pleno proceso electoral.

Con el documento en su poder Leticia Fernández, presidenta del Comité Directivo Municipal, fue a tomar posesión de sus oficinas, pero fue impedido por el grupo que se ha apropiado de las siglas del PAN para sacar ventaja de ellas. La cosa pasó a mayores cuando salieron a relucir los golpes.

Lo peor de todo fue cuando los inconformes arremetieron contra los medios y agredieron a José Iván Ochoa y Ana María Vázquez, comunicadores que sólo hacían su trabajo, al ser testigos de lo que ocurría, para después informarlo.

Más mal es el hecho de que la dirigencia estatal panista minimice la agresión contra nuestros compañeros comunicadores y culpe a los demás de lo que la gente de su grupo hizo en contra de los periodistas.

Reprobamos la actitud de los porros panistas en contra de nuestros compañeros y exigimos que los militantes y dirigentes de este partido garanticen la seguridad de los comunicadores, en lugar de verlos como chivos expiatorios de sus propios errores.

Tan negligente es la actitud del PAN que, a los dos días del incidente, su candidata al senado realizó una gira por Zitácuaro y ya no convocaron a los medios locales; es decir, en lugar de reconocer su error se comportan como ofendidos, como víctimas…

Cobro de “Facturas”

Un presunto adeudo de la exlegisladora federal Maricamen Martínez, madre de la actual candidata a la diputación federal, Mary Carmen Bernal Martínez, ha salido a la luz, precisamente en este período electoral, y amenaza con afectar la imagen de la política que busca un escaño en San Lázaro.

La persona que demanda el adeudo ofreció y vendió a crédito diversos artículos que Martínez, en su momento, repartió en su campaña de 2012. Después, según la afectada, no le pagó, a pesar de que se le cobró en diversas ocasiones.

Ahora, reconoce que aprovecha el tiempo de elecciones para cobrarle y recibir su dinero, porque de otra forma no lo obtendrá. Sin embargo, la propia Maricarmen Martínez señaló a este medio que sí existió el adeudo pero que pagó, a pesar de que perdió la votación.

Indica que la acreedora presentó al licenciado Ricardo Osorio como su abogado y encargado de realizar el cobro. A su vez, éste comisionó a su ayudante, Ernesto Castillo Marín, quien recibió pagos de diversas cantidades, hasta saldar la deuda, como lo demuestran los recibos que firmó y que fueron mostrados.

Sin embargo, la interesada afirma que Osorio nunca le entregó el dinero a ella y que, por lo tanto, la deuda sigue. Lo curioso es que, a decir, de la exdiputada federal, luego de liquidar la deuda, la afectada intentó volver a cobrar, pero cuando se le explicó que ya había sido liquidada, no volvió a hablar del tema.

Ahora, sin embargo, se ha iniciado un proceso legal para realizar el cobro, respaldado por pagarés que amparan 108 mil pesos. Pero más allá del dinero, que no es poca cosa, está el efecto político que esto puede causar en la campaña de la candidata de Morena, Mary Carmen Bernal, quien se ha deslindado del asunto.

Directamente se acusa a la aspirante al cabildo zitacuarense, Nelly Bernal, quien también niega haber firmado los pagarés. En medio de ello está el dinero que el licenciado Osorio recibió y nunca entregó a su cliente.

Será un golpe mediático, sin duda. Así que veremos cómo se desenvuelve y qué consecuencias trae a la campaña de Morena. Sin duda, esta situación tiene un beneficiario directo, en materia electoral.

La pregunta es: ¿Se busca un efecto electoral, a propósito, o es sólo el genuino interés de una comerciante de obtener el dinero que, en su momento, no llegó a sus manos y ahora aprovecha esta coyuntura política para recuperarlo?

Silvano, el Abuelo y el Ridículo

La detención de Juan José Farías Álvarez, alias El Abuelo, se “vendió” como un gran golpe al crimen organizado. El gobernador Silvano Aureoles trató de capitalizarlo y presumió de ello en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, más tardó en llegar El Abuelo al penal del Altiplano que en ser liberado nuevamente. El juez lo soltó porque no encontró elementos para incriminarlo. Además, por las contradicciones de elementos de la Marina en la forma en la que fue detenido.

En lugar de un gran golpe al crimen organizado, el incidente de El Abuelo quedó como un gran ridículo. Silvano quedó muy mal, mientras Farías fue recibido como mariachi y como héroe, al regresar a su tierra…

Comments

comentarios