Inseguridad e Impunidad Crecen en Zitácuaro

La policía no hace nada por evitar el incremento de la inseguridad

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro.- En medio de la cruda electoral, los zitacuarenses experimentamos un incremento en la violencia en general, mientras las autoridades y las corporaciones policíacas continúan absortas. Son robos con violencia, asesinatos impunes y ataques a mujeres, que no paran.

Desde hace meses, cuando los casos de robos comenzaron a dispararse, los ciudadanos han buscado organizarse, ante la inacción de las autoridades, las cuales implementan nuevos operativos… Pero sólo en el discurso. En los hechos, la sensación de inseguridad no deja de crecer.

Los ciudadanos, hartos de exigir y no ser escuchados, han buscado imponer la justicia por mano propia, lo que nos llevaría a la “ley de la selva”. El caso más evidente y público ocurrió el pasado lunes, cuando una joven de 19 años fue secuestrada, en pleno centro, a la vista de todos.

Se trata del caso multicomentado de la joven que, frente a su madre, fue llevada por la fuerza a una vivienda, en donde fue violada, mientras las autoridades la buscaban, sin resultados, sin ganas, derrotados de antemano.

La víctima logró mandar a su madre una foto de lo que se alcanzaba a ver desde el interior de la vivienda en donde se localizaba. Fue así como se dio con ella. De otra manera, quizá no sólo hubiera sido abusada sexualmente, sino tal vez hubiera perdido la vida.

En este caso se movilizaron vecinos, quienes se lanzaron en contra del supuesto violador, mientras la policía lo tenía en custodia. De hecho, poco faltó para que los mismos policías fueran golpeados, ante la pasividad con la que manejaron el caso.

Finalmente, la joven fue rescatada. Se puede considerar que el caso tuvo un final “feliz”. Sí, pero “feliz” así, entre comillas, porque finalmente la mujer fue abusada por el sujeto. Es decir, el delito se consumó, lo que provocará un daño permanente en ella.

Sin embargo, no todos los casos recientes de violencia han tenido un final en el que los responsables estén a punto de pagar las consecuencias de sus actos. El peor caso ocurrió el pasado viernes, cuando un padre y su hija adolescente fueron asesinados por una pareja de ladrones.

El caso, también difundido ampliamente, tuvo lugar en la tenencia de San Felipe, en donde la pareja, a bordo de una moto, se detuvieron en una tienda, a bordo de carretera, para asaltarla.

La víctima, al ver con qué facilidad le arrebataron el dinero que se gana con tanto esfuerzo, quiso detener a los ladrones y se dispuso a seguirlos, a bordo de su camioneta. Quizá su más grande error fue acompañarse de su hija y pensar que podía contra un ladrón experimentado, que estaba dispuesto a todo.

Al alcanzarlo, quiso atropellar a los delincuentes. Sin embargo, éstos lograron esquivar el golpe y, aunque cayeron de la moto, disparar contra el padre y su hija, quienes iban desarmados, sin preparación para enfrentarlos.

El afectado sí llamó a la policía, pero ésta no se presentó. Los elementos, como suele suceder, llegaron cuando el asesinato se había consumado, cuando los ladrones tomaron la camioneta de la víctima y escaparon, impunemente.

Se trata sólo de uno más de los crímenes impunes. El alcalde Carlos Herrera, quien en campaña presumió de la “seguridad” que hay en Zitácuaro, nunca se refirió a ello y, cuando estuvo en el poder, ni veía ni oía las quejas de los ciudadanos.

Tan hay impunidad, que la delincuencia “trabaja” con total tranquilidad. Y esto no hace más que alentar a quienes en el robo y la violencia un modus vivendi. Se podrá asegurar que en Zitácuaro no hay crimen organizado.

Pero ni falta que hace, porque los delincuentes “desorganizados”, comunes, tienen en jaque a los ciudadanos. Lo común es que los cuerpos de emergencia de la ciudad sean llamados, casi a diario, para atender a ciudadanos que han sido golpeados por delincuentes.

En muchos casos, afortunadamente, sólo se trata de golpes y heridas no graves, por lo que las cosas no pasan a mayores. Sin embargo, en ninguno de los casos los agresores son detenidos, ni las pertenencias que arrebatan a sus víctimas son recuperadas.

¿Acaso usted se siente seguro en Zitácuaro? ¿Qué hace la policía, que no puede brindar seguridad? ¿Por qué las autoridades se quedan cruzadas de brazos? Y, todavía, el gobernador Silvano Aureoles Conejo se atreve a asegurar que Michoacán es seguro… Pero esto lo comentaremos a continuación…

Bofetada a Silvano

La semana pasada, el gobernador presumió que había acudido a la embajada de Estados Unidos en México, para explicar que Michoacán es un estado seguro y que el vecino país tiene una imagen equivocada de la entidad.

Acto seguido (según dice el boletín con el que se publicitó esta acción, como si se tratara de una gran obra), les pidió a los representantes de Estados Unidos en México que reconsideraran la alerta de seguridad que pusieron a Michoacán, en la que piden a sus ciudadanos no visitar la entidad.

El gobernador les dijo a los representantes norteamericanos que “difunden una imagen errónea que puede afectar el crecimiento de la industria turística y la economía estatal”.

Según la versión del gobernador, con esta intervención de Silvano se terminarían las “dudas” sobre la situación de seguridad en Michoacán y Estados Unidos borraría a la entidad de su alerta…

Pero no. Lo que sucedió fue todo lo contrario: Estados Unidos elevó a 4 su nivel de alerta para viajar a Michoacán. Es decir, puso a la entidad en el máximo de su ranking. No sólo no consideran al estado como seguro, sino que opinan que es más peligroso que en el pasado.

Este nivel de alerta prohíbe a los funcionarios estadounidenses viajar a Michoacán, con excepción de Morelia y Lázaro Cárdenas. También les sugiere no viajar por tierra por los distintos municipios, con la salvedad de la carretera México – Guadalajara, así como por vía área entre Lázaro Cárdenas y la capital de la entidad.

A Silvano le salió el tiro por la culata. Pidió que analizaran la situación de Michoacán, para que consideraran que ya es seguro, pero lo que sucedió fue que se dieron cuenta de que es más peligroso de lo que pensaban antes.

Y, cómo no, si las ejecuciones, los secuestros, las extorsiones y el robo están a la orden del día. Sólo el gobernador no lo ve, porque no quiere, está ciego, obsesionado, y sólo ve un mundo maravilloso en dónde sólo él vive.

Para Estados Unidos ha quedado claro: aplicó el nivel 4, porque Michoacán es “de alta peligrosidad donde los robos, secuestros y asesinatos se han generalizado casi en todo el territorio”. ¿Así o más claro?

El “Virrey”

A Silvano y al PRD estatales, desde la lona en donde los dejaron las elecciones, no están preocupados por mejorar la seguridad en el estado. En este momento lo que les preocupa, les alarma y escandaliza, es el anuncio de Andrés Manuel López Obrador de que nombrará coordinadores federales en cada una de estas entidades.

En Michoacán, el cargo recaerá en el actual líder de Morena en la entidad, Roberto Pantoja Arzola. Y, de inmediato, el dirigente del PRD en Michoacán, Martín García Avilés, quien funciona como defensor de oficio de Silvano, puso el grito en el cielo.

Afirmó que se trata de socavar el poder de las autoridades estatales, que va en contra del pacto federal y que López Obrador trata de imponer “virreyes” en las entidades. Por eso aseguró que interpondrá una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿En verdad es así? No lo sabemos (ni Silvano ni García tampoco), porque no se ha aclarado como funcionará esta nueva figura, que reemplazará, eso sí, a los delegados de las dependencias federales en los estados.

Pero lo que a los perredistas les preocupa es perder control de los recursos federales que llegan a Michoacán, y que manejan a su antojo, porque mucho de ese dinero se desvía y no llega a su destino. En fin…

Víctor Silva Amenaza con Quedarse

De risa loca las declaraciones del dirigente del PRI en Michoacán, partido que quedó más que demolido, en las elecciones. Víctor Silva Tejeda, quien dejará de ser diputado federal en mes y medio, afirmó que él no dejará la presidencia del partido en la entidad como sí lo hizo el líder nacional, el pasado lunes.

Esto, porque afirmó que no fue su culpa la derrota electoral, porque el Comité Estatal no puso a los candidatos. Además, indicó que su período termina hasta 2020 y que se quedará. Bien dicen: cae más rápido un hablador que un cojo…

Comments

comentarios