Impugnación Sobre la Elección, Compás de Espera

Por Ricardo Rojas Rodríguez

Por estos 18,624 días de vida es necesario, al menos, decir GRACIAS, porque el conteo sigue.

Zitácuaro.- La decisión del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (Teem) sobre la elección de la presidencia de Zitácuaro sigue sin darse. La espera sigue, así como la determinación final de si el alcalde con licencia, Carlos Herrera, tendrá un nuevo período de tres años o si se le otorga el triunfo a Rosa Salinas, de Morena-PT.

Es cuestión de días. No debe de pasar de esta semana; es decir, en los primeros días de agosto. El Teem se ha abocado a resolver las decenas de impugnaciones que recibió, casi a un mes de las elecciones, pero la de Zitácuaro parece ser que será de las últimas que se analicen.

Sin embargo, de acuerdo a los resultados que se han dado en algunas de las inconformidades que han sido resueltas, todo parece indicar que los magistrados electorales no se meterán en problemas y determinarán dejar las cosas como están.

Y es que, pese a los rumores de que la determinación del Tribunal, respecto a Zitácuaro, será de “bajar” a Carlos Herrera Tello, lo cierto es que no hay nada seguro. Por el contrario, como mencionamos, las cosas pueden que se queden como están.

Esto, por lo que sucedió en el caso de Lázaro Cárdenas. Ahí, los inconformes argumentaban violencia en su contra, al momento del proceso electoral. También que el conteo se realizara de nuevo.

Sin embargo, los magistrados dijeron que no había prueba de lo que se acusaba y que el nuevo conteo no podía darse de nuevo, porque ya se había hecho una vez. Esto es casi similar al argumento de Morena-PT, por lo que es posible que los magistrados utilicen el mismo argumento.

A final de cuentas, se laven las manos y no se metan en problemas y simplemente lo desechen. Sin embargo, un veredicto en ese sentido no termina con el proceso, ya que existe la instancia federal, que da la última palabra, y quizá hacia allá nos encaminemos.

Pero, cualquier cosa que se pueda decir en este momento será mera especulación, por lo que es necesario esperar a que se analice el caso Zitácuaro y el tribunal electoral se pronuncie al respecto. Ya veremos…

¿Acaso Existe Protección Civil?

La explosión de un tanque de gas que hirió a 6 personas no es un caso aislado, sino uno de varios incidentes que se han registrado respecto a fugas de gas. La diferencia es que en esta ocasión las cosas llegaron a mayores y en las anteriores no… por suerte.

Más bien, esta situación indica una actuación negligente o benevolente de Protección Civil con las empresas gaseras, lo que se traduce en un riesgo permanente para los ciudadanos.

En el caso de Pueblo Nuevo, este viernes, inclusive dos de los trabajadores de la empresa Gas Nieto, resultaron afectados, aunque en uno de los casos se trató de sólo una crisis de nervios.

Pero a quien le fue peor fue a la niña de 12 años que se encontraba en el lugar y el momento equivocado, quien sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. Esto implica una lesión que pone en riesgo su vida.

Si logra sobrevivir, definitivamente quedará con secuelas que afectarán definitivamente su calidad de vida. La pregunta es: ¿Quién va a responder por lo daños de la niña? ¿La gasera? ¿Su familia?

Definitivamente hay responsabilidad en la empresa gasera, quien no capacitó adecuadamente a su personal para el manejo de esta sustancia tan peligrosa y volátil. Pero también hay culpa en Protección Civil, dependencia creada especialmente para revisar que se apliquen las normas y procedimientos adecuados.

Esta corporación de auxilio y prevención, con presupuesto público para su operación, ha brillado por su ausencia en Zitácuaro, a no ser para operar como organismo represor del Ayuntamiento, para castigar a contribuyentes que se niegan a pagar por las licencias de funcionamiento que deben de ser gratuitas.

Para eso sí hay protección civil, para imponer multas y pagos exagerados por documentación que indique que un negocio es seguro, y que sólo puede expedir esa dependencia. Mal.

El caso de Pueblo Nuevo no es el único, ya no digamos en el año, sino en la última semana. El jueves se registró una fuga de gas en la calle Presa de El Rosario, también en la zona de Pueblo Nuevo. El Cuerpo de Bomberos (y no Protección Civil) realizó una limpia de lugar, para evitar riesgo.

Y hubo más. Esta misma semana hubo una tercera fuga de gas que ocurrió el pasado domingo, afuera del negocio conocido como Materiales Jorge. Una de sus unidades, que se alimenta con este mismo fluido tenía una fuga.

Como la unidad estaba estacionada en la calle, el gas escapaba en plena vía pública, hasta que los bomberos llegaron a limpiarlo y a tapar la fuga. El dueño del vehículo no se encontraba y no se hizo nada en su contra. Protección Civil, nuevamente, brilló por su ausencia.

En estos dos casos, sólo la suerte ayudó a que no surgiera una chispa e incendiara ambos lugares. O, en el peor de los casos, que se generara una explosión que dañara, no sólo las propiedades de la gente, sino su propia integridad física.

¿Para qué sirve Protección Civil? En este caso, para nada. El dinero que se les destina es recurso echado a la basura. Y, las autoridades ante las que esta corporación deben de responder, ¿dónde están?

La Desairada Presea

El ánimo decaído de la ciudadanía, producto de un desgastante proceso electoral, en el que un grupo de la sociedad rechaza el resultado oficial, se refleja en las actividades que en otros momentos suscitan entusiasmo y participación.

Tal es el caso de presentar propuestas y estar al pendiente, con curiosidad, sobre quienes son los candidatos. En esta ocasión, vencido el plazo para registrar aspirantes, sólo 3 fueron presentados.

En esta ocasión, ninguna institución de Zitácuaro fue propuesta, sólo se trata de 3 ciudadanos. En uno de los casos, sus méritos para ser acreedor a la presea dejan mucho que desear.

Nos referimos al caso de José Alzati Cambrón. ¡Sí! Y lo más sorprendente es que la organización que lo propuso fue el Comité Municipal del PRD. ¡Válgame! Esto, debido a que el propuesto no tiene méritos ciudadanos, ni es militante de ese partido.

Claro que no vamos a poner en duda la trayectoria profesional que ha desempeñado Alzati en la Procuraduría General de la República, dependencia policíaca federal, en donde ha ocupado diversos cargos.

En todos los casos, ha recibido un salario por su trabajo. Y si éste ha sido ejemplar, no es una gracia, sino que era su obligación cumplir con su labor de la mejor manera posible, porque lo hace en calidad de servidor público.

¿Qué otros méritos? Como político tuvo una breve y nada brillante participación electoral. De repente, a finales de 2014, regresó a Zitácuaro, su ciudad de nacimiento, y en la que ha estado casi siempre, ausente.

Entonces se presentó como militante del PRI, partido al que aspiraba representar como candidato a la alcaldía. Pero no fue beneficiado con el dedazo tricolor, así que no dudó en candidatearse por otra organización política.

A los comicios de 2015 se presentó como candidato del Partido Nueva Alianza. Pero no ganó. Quedó lejos del primer lugar. Así que siguió por la ruta que mejor sabía: volverse a emplear en la Procuraduría General de la República.

Pero sí sorprende que el PRD presentara su candidatura y que la dirigente de este partido, a nivel municipal, Elena Osorio, defendiera su propuesta en la sesión de cabildo que se hace con tal fin.

Se trata de una propuesta que no tiene carácter civil, sino político, que no debe de tener cabida en la elección del ganador de la presea. Ojalá y los regidores lo vean de esa manera.

Y, en un sondeo hecho por este medio, todo parece indicar que la única regidora que le respalda es Candelaria Cambrón Correa. En este caso, no sorprende, porque ella llegó a ese cargo, precisamente, gracias a José Alzati, así que le debe el haber tenido la oportunidad de pasar 3 años con un sueldo generoso y pocas obligaciones…

De los otros 2 candidatos, hay un caso que se nos hace interesante y que es fruto de trabajo constante y mucho desgaste para cumplir un sueño. Nos referimos a Rogelio Sosa López, del que hablaremos en una futura entrega.

Comments

comentarios