Search
Sunday 26 March 2017
  • :
  • :

Vuelta a la Realidad Después de las Elecciones

Vuelta a la Realidad Después de las Elecciones

Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- Poco a poco comienzan a sanar las heridas dejadas por los resultados electorales. Los candidatos perdedores poco a poco asimilan su derrota, aunque no todos. Tal es el caso de Chon Orihuela, quien tiene la esperanza de tumbarle el triunfo a Silvano. Sin embargo, es un hecho que las votaciones cambiaron ya geografía política del estado.

En el caso del priista, es necesario que analice qué fue lo que pasó y por qué perdió. No es que Silvano Aureoles sea la mejor opción para Michoacán, lo que sucedió es que fue más astuto que él. No sólo gastó dinero, sino que supo cómo distribuirlo.

Aureoles organizó a los perredistas y, de paso, “convenció” a un bueno número de priistas que no estuvieron conformes con la designación de su candidato y no dudaron en traicionarlo a cambio de promesas que quizá no se hagan realidad.

El caso más claro es el de Fausto Vallejo, el ex gobernador que dejó el cargo por la relación del crimen organizado con su administración, pero que influyó para que el partido que lo llevó al poder no ganara.

Vallejo afirmó siempre que aunque era amigo de Silvano, si lealtad estaba con el PRI, que si no estuvo en la campaña fue porque no lo invitaron, pero que su voto era seguro para su partido. Las grabaciones que difundió La Jornada Michoacán muestran lo contrario.

Pero no fue el único caso, en todo el estado decenas de priistas le dieron la espalda a Chon. El margen de derrota es amplio. Por ello, creemos que difícilmente Orihuela podrá revertir el resultado electoral. Necesitará pruebas efectivas y una autoridad dispuesta a hacerle caso.

Y es que no sabemos si la dirigencia nacional del PRI le respalde en su impugnación, además del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de quien Silvano tuvo la inteligencia de hacerse amigo, y a quien podrá acudir, en un momento dado.

No decimos que no tenga elementos. Claro que los hay, y muchos. La cuestión es que pueda probarlos. No obstante, Chon está en su derecho de intentarlo. Y si logra revertir el triunfo de Aureoles será un gran logro. Pero también debe de asimilar la derrota y mirar hacia adelante.

En el PRI michoacano habrá mucho trabajo por hacer; en especial, porque como oposición pueden ser el contrapeso del gobierno perredista. De otra forma, Silvano va a poder hacer de las suyas, prácticamente sin oposición política.

Nuevo Congreso

Y es que es importante resaltar que los michoacanos, en su mayoría, sacaron al PRI del gobierno del estado, precisamente por el pésimo trabajo hecho por Fausto Vallejo y todas sus consecuencias, como violencia, crimen y desorden, que quedarán como un punto negro en la historia .

Sin embargo, si bien se votó por regresar al PRD a la gubernatura, también se decidió no entregarle todo el poder. Así, el PRI ganó en la mayoría de los distritos locales y será PRI será la fracción mayoritaria en el Congreso.

Por eso insistimos en que es importante que los tricolores diriman sus diferencias y hagan un frente común en el Congreso, a fin de evitar que se aprueben iniciativas que convengan a Silvano, pero que no sean positivas ni para Michoacán, ni para sus habitantes.

En una democracia los contrapesos son importantes, y en el Congreso del estado podrá darse un sano debate de a dónde se debe de encaminar la entidad. No será fácil para los legisladores priistas, porque Silvano ha enviado a su principal operador político a facilitarle las cosas en el legislativo: Pascual Sigala.

Sí, fue aquel a quienes los priistas señalaron de tener una empresa constructora que se benefició con millonarias obras, hechas con los millones que Aureoles “bajaba” de San Lázaro.

Pascual llega por la vía de la representación proporcional, ya que estaba en el primer lugar de la lista pluri del PRD (difícilmente podría haberlo hecho por votación; al menos en el distrito de Zitácuaro).

Y, desde ya, ha anunciado que dirigirá la fracción del PRD, que es segunda en importante. Claro que también querrá dominar todo el Congreso. Tiene el colmillo suficiente: en la dirigencia del PRD, que no pudo ganar por elección, se metió al segundo puesto, la secretaría general. Y desde ahí manipuló todo lo que quiso.

Sería nefasto que Sigala lograra mangonear la Cámara de Diputados de esa forma, que el legislativo sólo respondiera a sus intereses mezquinos y no a los de los michoacanos, ahora que tanto le urge al estado salir adelante. En fin…

Nuestro Diputado

Por cierto, al menos en los distritos de Zitácuaro, las elecciones para diputados local y federal quedaron concluidas. Todo parece indicar que no hubo impugnaciones y que los legisladores electos tendrán tiempo suficiente para dedicarse a preparar lo que será su labor.

En el caso de la local, como hemos mencionado, se logró lo que parecía imposible: quitarle la posición al PRI. Quedará para el análisis saber qué pasó, que le falló al candidato del tricolor y qué hizo bien la abanderada del PRD-PT.

De entrada, creemos que Alfredo Vilchis, el aspirante priista, tuvo problemas para deslindarse de quienes tan mala imagen tienen y tanto daño le han hecho a su partido. Nos referimos a la imposición de Juan Carlos Orihuela, y al repudiado alcalde Juan Carlos Campos Ponce.

Además, se confió de la estructura del PRI, que aparentemente se le entregaba, pero que en muchos casos fue engañado por liderazgos que a final de cuentas vieron por sus intereses y negociaron con el PRD.

En el caso de Mary Carmen, por el contrario, estaba más consiente del trabajo cuesta arriba que le tocaba realizar. Su partido, el PT, es tan pequeño que ya perdió el registro, a nivel nacional. Sus recursos y simpatizantes también eran reducidos.

Pero aprovechó la alianza con el PRD de Silvano, una organización con más recursos y estructura. A ella, definitivamente, Carlos Herrera la “jaló” en casi gran parte de la campaña.

De la mano del candidato a alcalde tuvo la oportunidad de compartir grandes escenarios y tener contacto con simpatizantes perredistas y ciudadanos con los que de otra forma no hubiera podido contactar. Aprovechó y se llevó la diputación con un pequeño margen, pero suficiente para llegar al próximo Congreso del Estado.

Ya sin el PT, Mary Carmen deberá de analizar cuál es su futuro político; es decir, si se incorporará al PRD o a alguna otra fuerza. A menos de que la diputación local sea el final de su carrera.

De quien había expectativas, en cierto sector de los votantes, era de la candidata del PAN, Sofía Ruiz Ambriz. De hecho, obtuvo buena votación en el primer y segundo cuadros de la ciudad, en donde ganó varias casillas.

Pero no le alcanzó. Tenía una imagen bien trabajada, conjuntamente con el discurso del hartazgo ciudadano, que convenció a algunos votantes. Pero no fue suficiente para conectar con la mayoría.

Su imagen aburguesada (fue calificada de “fresa”) no le ayudó; en especial cuando quiso acercarse a los votantes de las colonias populares y las comunidades. Y qué decir de la estructura del PAN, partido que más que ayudarle, le perjudicó.

Lo interesante será ver qué le dejó a la hija del ex presidente priista esta incursión política. Es decir, ¿aprovechará la experiencia, aprenderá, trabajará desde ya y volverá? O, definitivamente se decepcionó de la porquería que puede ser esta actividad y lo ingratos de los votantes y se regresará a la iniciativa privada. Ella tiene la palabra…

Regreso

Por cierto, con más pena que gloria regresarán en los próximos días regresarán también algunos alcaldes de la región que pidieron licencia para contender por candidaturas y que, en su mayoría, perdieron.

Ahí está Roberto Arriaga, que no sólo perdió las elecciones para alcalde en su municipio, Ocampo, en donde postuló a su hermano, y en Angangueo, donde la candidata era su esposa. Tampoco alcanzó la diputación local pluri por la que peleaba.

Las perdió de todas, todas. Ahora sí, luego de vivir la última década del presupuesto, como alcalde-diputado-nuevamente presidente municipal, no tendrá cargo seguro para cuando abandone el Ayuntamiento.

Carlos Paredes, en Tuxpan, también regresó al municipio en donde lo aprecia y quieren. Su futuro no parece tan negro, porque no ha dejado de ser allegado a Silvano Aureoles, el próximo gobernador, quien seguramente lo rescatará y le dará un cargo importante, para que siga adelante en su carrera política.

A quien se le puso feo fue al alcalde de Hidalgo, Salvador Peña. Tan seguro estaba que ganaría la diputación local, que no sólo pidió licencia a la presidencia, sino que se separó del cargo definitivamente. Su gente le dio el voto de castigo, por su mal desempeño, y ahora no puede volver a la alcaldía, como premio de consolación…

Comments

comentarios