Primer Plano Heroica Zitácuaro, Michoacán,
México Ciudad de la
Independencia.

El Tiempo - Clima en Zitacuaro
Opinión
lapoliticamed
Dinero de Mentiritas

Zitácuaro.- En dinero de papel, recursos públicos tirados a la basura, se ha convertido la cuenta de Deudores Diversos del Ayuntamiento, que ha alcanzado casi 20 millones de pesos irrecuperables, producto de préstamos a funcionarios públicos y al megadeudor: el Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Sapas).
    Aunque las cuentas sin pagar al erario no son nuevas y algunas de ellas fueron “heredadas” de trienios pasados, éstas alcanzaban cantidades ínfimas, de menos de 2 millones de pesos. Es en esta administración cuando Deudores Diversos se ha convertido en una forma de saquear el presupuesto.
    Veamos. Cuando esta administración inició, en enero de 2008, las cuentas por pagar al Ayuntamiento ascendían a un millón 167 mil pesos. La mayoría de ellas, préstamos hechos a ex funcionarios que ni pagaron ni pagarán.
    Seis meses después la cifra se había triplicado, y en junio de 2008, las deudas de los nuevos funcionarios con el erario hizo crecer la cuenta a 3 millones 785 mil 943 pesos. La mala noticia es que muchas de estas deudas son incobrables.
    Lo peor es que de esos casi 4 millones de pesos, el dinero entregado a dependencias municipales y funcionarios –y que no se ha recuperado en beneficio del erario- asciende a más de 19 millones de pesos.
    Entre los funcionarios que más deben, podemos anotar al director de Difusión Cultural, Fernando Salgado, quien tiene cuentas pendientes con el erario por alrededor de 100 mil pesos; e Hilario Ponce Morales, mejor conocido como Layo, no ha comprobado más de 40 mil pesos.
    Asimismo, el gran deudor, a quien se le ha entregado gran parte del dinero municipal, es el Sapas, dependencia que acumula algo así como 17 millones de pesos en cuentas pendientes de pago.
    El organismo operador del agua potable se ha convertido en un auténtico pozo sin fondo del erario público; esto es, no solo no paga ni comprueba el dinero que se le ha entregado, sino que conforme pasan los meses, las cuentas crecen más. Esto es, que más allá de presionar al Sapas para que pague lo que debe, se le da más dinero.
    Situaciones como esta, en la que la administración municipal se porta generosa con sus funcionarios, es inexplicable cuando, por otro lado, tiene elevadas deudas con proveedores de bienes y servicios a quienes no se les paga por falta de recursos.
    Y qué decir de las obligaciones tributarias que se han incumplido con la Secretaría de Hacienda y el ISSSTE (Instituto de Seguridad Social y Servicio de los Trabajadores del Estado), cuya deuda alcanza más de 14 millones de pesos.
    Con cuentas de Deudores Diversos incobrables, deudas crecientes que parecen impagables, está claro que es quizá la política y no el manejo financiero el fuerte del alcalde Ixtláhuac Orihuela. Este sería un “detalle” curioso o anecdótico, sino se tradujera en un perjuicio del erario municipal y, por consecuencia, de los zitacuarenses…
La Otra Reina
    El proceso para elegir a la reina de la Expo Feria Zitácuaro 2011 levantó pasiones entre los simpatizantes de una u otra candidata, representante de la juventud y la belleza del municipio. Nunca falta que después de la decisión de los jueces, buena o mala, haya quien no esté de acuerdo.
    No obstante, al final la decisión fue a favor de Grecia Suárez. El veredicto fue finalmente aceptado por los participantes y sería ella, la también reina del Tecnológico, la que dignamente representaría a Zitácuaro, principalmente en la feria.
    Pero no. La soberana electa como resultado de un proceso en el que participaron los zitacuarenses fue, de inmediato, opacada por la “otra reina”, la que sin tanto trámite, nombró el alcalde Antonio Ixtláhuac y presidió el acto de inauguración de la feria.
    Resulta que, en lo que parece ser la imposición de una nueva ocurrencia del director de Promoción Cultural, Fernando Salgado (al menos, es su estilo): la invención del título de Reina del Bicentenario de la Suprema Junta Nacional Americana.
    (Un cargo así, con tanta “carga histórica”, por definirlo de algún modo, seguramente irritará a más de uno de los defensores de las tradiciones zitacuarenses, que se ofenden al menor intento de alterar la herencia liberal municipal).
    Más aún, tal título le fue entregado Gaby Ramírez, una artista totalmente desconocida para la mayoría de los zitacuarenses. Y que ni idea tiene (ni le interesa) del significado de la Suprema Junta, porque, además, radica en Estados Unidos.
    La “actriz y conductora”, según su currículum en internet, ha hecho de todo, sin lograr destacar entre “las estrellas del canal de las estrellas”. Ha sido más famosa por su sesión de fotos desnuda para la revista para caballeros H Extremo, en el 2008, que por toda su trayectoria en la farándula.
    En fin, seguramente con honorarios pagados, Gaby Ramírez no tuvo que enfrentar el fallo un jurado ni la enemistad de seguidores de las otras candidatas, ni ningún proceso para convertirse, por dedazo, en reina de Zitácuaro.
    Según el boletín del Ayuntamiento, respecto a la inauguración de la feria:
    “Se llegó el momento culminante de la noche, en la que se dio paso a la coronación de la actriz y conductora internacional Gaby Ramírez de Televisa como Reina del Bicentenario de la Suprema Junta Nacional Americana.
    “En su intervención, la representante expresó su orgullo por ser la portavoz de tan importante celebración a nivel nacional; dijo que a donde vaya, será siempre enarbolando la bandera de Zitácuaro”. En fin.
Angangueo, un año de Tragedia
    Hace un año, en Angangueo, Tuxpan, Ocampo y otros municipios de la región Oriente, la tragedia era provocada por las lluvias, inundaciones y deslaves, que provocaron muerte y destrucción a su paso.
    En febrero del 2011, la tragedia la han provocado las autoridades estatales, por su falta de sensibilidad y responsabilidad para solucionar la problemática que se comprometieron y están obligados a remediar. Especialmente, en el caso de Angangueo.
    Dentro de todo lo malo que significan las pérdidas humanas, lo que pasó hace un año en Angangueo podía ser visto, desde otro ángulo, como la oportunidad para que ese pueblo minero, sumido en la miseria, saliera adelante.
    Las inundaciones hicieron que los ojos de todo México voltearan a ese pequeño rincón de Michoacán. Y que las autoridades prometieran, no solo su reconstrucción, sino el impulso de actividades económicas (como el turismo y la reactivación de la minería), para que Angangueo saliera adelante por fin.
    Solo que quizá no contábamos con que las promesas se quedarían solo en eso. Que una mezcla de irresponsabilidad, apatía, falta de sensibilidad y corrupción iban a hacer fracasar los planes.
    A un año de la tragedia, los damnificados todavía están ahí, en espera de la atención prometida, solo que más molestos, decepcionados y resentidos (con justa razón) con sus autoridades. Angangueo no está mejor. Si bien se hicieron arreglos y algunos trabajos de reparación, el pueblo ni siquiera ha recuperado la “normalidad” de antes de la tragedia.
    No se vale lucrar con la tragedia, con las vidas de cientos de damnificados que, en gran medida, perdieron, además de cosas materiales, algo quizá más importante: la tranquilidad.
    A un año de la tragedia, valga un enérgico Ya Basta que condense todo el sufrimiento innecesario de nuestra gente: Es momento de que el gobierno asuma su responsabilidad, que cumpla sus promesas y deje de mentir, de engañar, de abusar de los débiles, de los afectados…
 Posdata:

Consulta la posdata en el espacio independiente, en donde, además, podrás participar compartir tus escritos, sentimientos y pensamientos...

Para ir a la página de Posdata haz click aquí

primerplanoweb | Derechos Reservados | H. Zitácuaro, Michoacán, México