Recordando los Años Maravillosos al Estilo de Joe Cocker

Julio Antonio Rojas Rodríguez*Quien no recuerda, en aquellos años ochentas, una serie llena de nostlagia que pasaban por la tele, me refiero a la de los Años Maravillosos, aquella en la que el tema principal era interpretado por el gran intérprete llamado Joe Cocker.

Pues estando en plenas vacaciones decembrinas, ocurrió la muerte de este cantante inglés, esto fue lo que detonó mi recuerdo de esta gran serie que, yo creo, fue la que me hizo convertirme en un nostálgico de todo los bueno que he vivido, al menos lo que también yo llamo mis grandes años maravillosos.

Pues ahora, como un homenaje a este músico, es que hablaré, no de esta serie, sino del cantante que interpretó la canción, tema del programa y que con su magistral interpretación de With a Little Help From my Friends, nos transportaba a aquellos años sesentas y setentas de buena música, al menos a mi si me pasaba.

Cabe mencionar que en el tiempo en que yo vi esta serie, fue una época difícil en mi vida, cuando casi terminaba, aunque yo no lo sabía, mi etapa de vivir en la Ciudad de México y me tenía que regesar abruptamente sin haber terminado mis estudios, algo que no fue grato en mi vida, pero que me enseñó que nno siempre las cosas salen como uno quisiera que fueran.

Bueno después de este recuerdo, entramos en materia y comenzamos con la historia de este intérprete de buena música llamado Joe Cocker, mismo que fue un artista de poderosa voz que a finales de los años 60 grabó sus mejores trabajos.

Su mejor talento lo dio a conocer con sus actuaciones en vivo, no fue demasiado prolífico a nivel compositivo (aunque ha escrito notorios temas propios) y sus mayores logros vienen de versiones, algunas veces muy singulares (la de “With A Little Help From My Friends” no la conocerían ni los Beatles si le cambian la letra) y otras calcadas (como el “Summer in the city” de Lovin’ Spoonful).

Otros, de los muchos grupos y solistas versionados por Cocker, son los Honeybus, Leonard Cohen, Bob Dylan, Nina Simone vía los Animals, Harry Nilsson, Procol Harum, Rolling Stones, Box Tops, Billy Preston o Traffic.

Con posterioridad y, especialmente en los años 80 y al igual que otra gente que había hecho cosas interesantes en solitario o en grupo décadas anteriores (Sting sin Police, Phil Collins sin los primeros Genesis o los iniciales Brand X…), se acomodaron en sonidos de enfoque radiofónico, soft-rock, con producciones y arreglos.

Pero vayamos a la buena época, estupenda para el cantante inglés. Joe Cocker nació el 20 de mayo de 1944 en Sheffield. Su voz de soulero le proporcionó un distintivo dentro del mundo del rock en los años 60.

Antes de alcanzar la fama había estado en diferentes grupos pop de comienzos de los 60, tocando con grupos como The Cavaliers o Vance Arnold & The Avengers. En este período ni se supo que existía al margen de sus amigos y familiares.

Fue en e año de 1964 y admirados por su voz, ejecutivos de Decca le ofertaron grabar un sencillo. El tema elegido fue una versión de los Beatles, “I’ll cry instead”. La canción no logró demasiadas ventas y ya se sabe lo que hacen las poderosas compañías si no vendes… ¡A la calle!

Poco después Joe se hizo acompañar por el guitarrista Frank Myles, el bajista Christ Stainton (su habitual colaborador en las composiciones originales), el batería Dave Memmott y el pianista Vernon Nash, unos pedazos de músicos que se hacían llamar The Grease Band.

Su voz fue madurando en fenomenales actuaciones en vivo y en 1968 volvió a la carga grabando en Regal Zonophone el sencillo “Marjorine”, tema escrito por el propio Cocker en compañía de la Grease Band, que había cambiado de componentes, tocando la guitarra Mickey Gee (más tarde Henry McCullough), la batería Tommy Reilly y los teclados Tommy Eyre. El tema logró vender y colarse en las listas británicas, alcanzando el puesto número 48.

El mismo año y como tercer single en solitario Joe Cocker, con la guitarra de Jimmy Page y la batería de B. J. Wilson (el de Procol Harum), alcanzó la gloria con una excepcional versión con rasgos gospel del “With a little help of my friends”, tema de los Beatles popularizado después en versión de Cocker en los créditos de la teleserie “Aquellos maravillosos años”.

La canción original de los Beatles, aparecida en el “Sgt Peppers”, estaba interpretada por Ringo Starr, pero compuesta por Lennon y McCartney.

El tema, con la cara b de Cocker “Something’s coming on”, fue interpretado de manera espléndida y con gran resonancia en el Festival de Woodstock.

“Delta lady”, tema escrito para Cocker por Leon Russell, alcanzó de nuevo grandes ventas (número 10) en su país natal.

Su primer LP editado en Regal Zonophone, “With a little help from my friends” (1969), es un disco muy recomendado con producción de Denny Cordell, sonidos rock, pop, blues, soul y gospel, y una pléyade de grandes artistas como colaboradores (Tony Visconti, Page, Wilson, Steve Winwood, Albert Lee, Matthew Fisher…).

Entre las piezas originales hallamos algunas como “Change in Louise” o “Sandpaper Cadillac” y en las versiones, además de su número 1, nos topamos con el “Do I still figure in your life” de Honeybus, más tarde grabada por el propio Pete Dello, “Just like a woman” o “I shall be realeased” de Bob Dylan, “Feelin’ alright” de Traffic, o el “Don’t let me be misunderstood”, canción interpretada en sus orígenes por Nina Simone y popularizada por la gran versión de los Animals.

“Joe Cocker!” (1969) fue su segundo LP, un trabajo co-producido entre Denny Cordell y Leon Russell. Se trata de otro álbum importante, en donde vuelve a versionar a los Beatles con “She came in trough the bathroom window” y “Something”, a Dylan con “Dear Landlord”, a Leonard Cohen con “Bird on a wire” o a los Lovin’ Spoonful con “Darling be home soon”.

En A&M apareció “Mad Dogs & Englishmen” (1970), otro de sus grandes trabajos, un clásico y probablemente la cumbre de su carrera ya que mostraba su fortaleza en vivo.

Es un doble LP que recoge interpretaciones en vivo en el Fillmore East neoyorquino de la triunfal gira del mismo nombre. Entre los temas destacaba una versión de los Box Tops, “The Letter”. También se escuchaba el “Honky Tonk Women” de los Rolling Stones.

Pero tanto darle al “drinking” terminó perjudicando a Cocker en vivo (aparecía regularmente borracho en el escenario) y a sus grabaciones, estancándose después de este disco en trabajos menores en comparación con sus tres primeros LPs. No obstante “I can stand a little rain” (1974), producido y arreglado por Jim Price, le deparó el éxito “You are so beautiful”, un tema escrito por Billy Preston.

Tras el boom inicial entre 1968-1970, el mejor período de toda su trayectoria musical, Joe Cocker adormiló su carrera y sus discos, como “Jamaica say you will” (1975), con varios temas de Randy Newman, “Stingray” (1976), y “Luxury you can afford” (1978), pasaron sin pena ni gloria.

En los años 80 dejó atrás el alcohol y recuperó su fama pero para sonar en las radiofórmulas y en bandas sonoras de películas. Es decir, a años luz del sentimiento de Woodstock y de la gran época del rock.

Así, en “Oficial y Caballero” grabó un dueto con Jennifer Warnes con la exitosa balada “Up where we belong”, el renacer comercial de Joe Cocker en el año 1982. El tema, bonito, sí, no era más que una interpretación acaramelada de una canción escrita por el gran Jack Nitzsche, y su mujer (la de Nitzsche), la cantante canadiense de los 60 Buffy Sainte-Marie.

Tras su vuelta a las portadas de periódicos y suplementos, Joe Cocker volvió a triunfar en donde da lo mejor de sí: sus actuaciones en vivo, porque los discos grandes de la última etapa de su carrera, como “Civilized man” (1984), “Cocker” (1986), “Unchained my heart” (1987), “One night of sin” (1989), “Night calls” (1992), “Have a little faith” (1994), en donde versionaba el “Summer In The City” de Lovin’ Spoonful, “Organic” (1996) o “Across from midnigh” (1997), no es que pasen a la historia por su grandeza.

“No ordinary world” (2002), “Heart & Soul” (2004), “Hymn For My Soul” (2007), “Hard Knocks” (2010) y “Fire It Up” (2012) fueron sus últimos trabajos en estudio.

Murió tras sufrir un cáncer de pulmón el 22 de diciembre del año 2014. Tenía 70 años.

Comments

comentarios