Michoacán…

Lic. M. Joel Vera Terrazas*Comienza el 2015 en un río de sangre Michoacán, la seguridad sigue siendo el talón de Aquiles para el gobierno, más que resolver el conflicto de los enfrentamientos, los agudizó, por las fallas cometidas en la estrategia de seguridad, en la entidad las acciones delictivas siguen en su crecimiento en todo el territorio Michoacán; sin embargo en algunos municipios aparentan cosas tranquilas, pero la realidad no es así las conductas delictivas afloran, siguen en aumento, lamentable es que se crean el cuento de que en la entidad – no pasa nada- que las cosa esta bien controladas, claro es una percepción de la autoridad para justificarse de su mal desempeño, mas no así del pueblo que son los que sufren los estragos de la criminalidad.

Es así que la guerra que se vive en Michoacán  ha empobrecido a las mayorías, y generado retrocesos económicos, sociales, claro está que de la crisis humana siempre hay alguien que obtiene ganancias, por ello se vive una fase crítica donde la ciudadanía no tiene confianza en las instituciones encargadas de salvaguardar los derechos fundamentales del hombre, en esa vicisitud se requiere de una transformación de pensamiento a través de programas culturales que permitan al ciudadano otra visión de mundo. Entender que la forma en que se están resolviendo los problemas en Michoacán está equivocados, y que lo único que está resultando es el exterminio de la humanidad. ¿No creen?

Responsable de los sucesos en Michoacán, son aquellos gobernantes que implementaron el proyecto para la pacificación, quienes no tuvieron la delicadeza de tener un mapeo de la situación a la que se enfrentaban, se fueron a la imaginación, y actuaron ligeramente, sin ninguna visión investigativa que les permitiera objetivos claros, y reales para que la ciudadanía viera resultados positivos, así pues, se vive en un estado de confusión, ya no se sabe quién es quién, cierto es, lo que dijo en un medio de comunicación “ Hipólito Mora Michoacán es un desmadre”. ¿Quién pondrá orden?

Continuando…

Asimismo, con la desconfianza del año 2015, y en un río de sangre que corre en la entidad arranca el proceso electoral con el registro de candidatos a cargos de elección popular; sin embargo, algunos institutos políticos entrampados en su ambiciones de poder, nos están mostrando que sus candidatos no son buenos para gobernar, ya que lo que les importa es el dinero, y eso no es bueno para los ciudadanos; así pues, hoy un candidato que le guste el dinero no debe contender, y debe ser expulsado del proceso electoral, ya que la ciudadanía necesita liderazgos-humanos, que transformen la vida cotidiana, mas no lobos en busca del dinero, lobos en busca del poder por el poder, como los que se están postulando; para ello se debe empezar por una investigación a fondo de los candidatos  e inclusive algunos emocionalmente no se encuentran en condiciones de tomar decisiones para un pueblo.

Bajo la sangre derramada, y sin importar las condiciones humanas se llevará el proceso electoral, que desde sus inicio se vislumbra turbio, confuso, muy poco claro, veamos: a nivel local, ya vemos nombres de personajes políticos que se manejan para contender a un cargo de elección popular, a pesar de sus pasados oscuros-criminales, pretenden presentarse ante la sociedad como unas blancas palomas, cuando son los que han afectado el tejido social de Zitácuaro o ¿no?, y no son más que unos corruptos que siempre han vivido en la impunidad. Claro está que existen sus excepciones que difícilmente los dejaran participar, porque primero están los intereses caciquiles que el desarrollo y formación de la sociedad, e inclusive honor le hacen al cerro Cacique, que culturalmente identifica a los derivados de generaciones caciquiles, para ello esas tradiciones se tienen que romper para generar una vida democrática garante de vida digna.

Así que, en el PRI, las cosas no están muy claras, pero sí quieren ser los que no debe ser, de concretarse las candidaturas que se vislumbran  se estarían en una contienda difícil, partiendo que los candidatos del PRI, ya llevan un cincuenta por ciento de perder por el desgaste que existe en el instituto político del cual fue emanado el actual gobierno con el triunfo oscuro de Fausto Vallejo; por ello, ante la percepción ciudadana fue un mal gobierno, así mismo se le agregan sus pasados oscuros de los candidatos que darían a modo de vencer, así la ciudadanía debe analizar, reflexionar e inclusive investigar a los contendientes previo emitir su voto.

Es abuso de poder

Cobrar el DAP, No esclarecer el desvió de recursos públicos de SAPAS. No respetar los derechos humanos. No esclarecer las obras públicas supuestamente terminadas. No esclarecer las observaciones de la Auditoria Superior del Estado. No esclarecer los moches de Zitácuaro. No investigar a Juan Carlos Campos por conductas delictivas.

Así justo bohemio abogado…

Comments

comentarios