Bajan Mantos Freáticos al Menos 20 Metros por Sobre Explotación

Zitácuaro.- Los mantos freáticos del municipio han bajado más de 20 metros, en los últimos 20 años, por causa de la sobre explotación. Ante esto, las autoridades federales, que aprovechan mucha de esta agua para enviarla a la Ciudad de México, a través del Sistema Cutzamala, deben de aportar recursos para realizar acciones para su recarga.

Javier Jaramillo Serrato, director de Ecología municipal, advirtió que si bien hay ríos y manantiales que serían suficientes para satisfacer las necesidades del municipio, el problema es que mucha de esta agua se deriva al Sistema.

Ante esto, desde hace más de 20 años, la zona urbana ha tenido que satisfacer sus necesidades de agua a través de pozos; esto, luego de que los 3 manantiales que tiene concesionados ya no cubren la demanda.

Pero la sobre explotación ha provocado que cada vez se tengan que perforar pozos más profundos. Los mantos freáticos están, ahora, unos 20 metros más profundos. “Esto quiere decir que si antes las excavaciones para encontrar agua se hacían a 150 metros, ahora tienen que hacerse a 200”.

El funcionario indicó que la federación tiene que invertir dinero para implementar un programa de recarga de mantos acuíferos, tanto en Zitácuaro, como en Toluca y el propio Distrito Federal, en donde se consume el agua del Sistema Cutzamala.

Dijo que es inconcebible que el gobierno federal haya anunciado una inversión de 40 mil millones de pesos para construir un canal de desagüe para el agua de lluvias de la capital del país y no invierta nada en la recarga de los mantos.

Jaramillo dijo que al destinar dinero al Oriente de Michoacán, la Comisión Nacional del Agua le regresaría a esta región un poco de lo mucho que se lleva. Además, serviría para que recurso se mantenga.

Explicó que la recarga de los mantos freáticos podría hacerse en los propios hogares. Esto, con un dispositivo que haga que el agua de la lluvia que cae sobre los techos se canalice, no a la calle ni a un drenaje, sino a la propia tierra, mediante un dispositivo sencillo.

Agregó que él lo ha puesto en marcha en su casa: la lluvia se canaliza por un tubo que se entierra en el patio. Así, el agua es absorbida por la tierra y llega al subsuelo. De esta forma, no en un año, pero si en un tiempo razonable, se lograría recargar los mantos freáticos y reponer el recurso.

Comments

comentarios