Tarde de Nostalgia con Música de Demis Roussos

Julio Antonio Rojas Rodríguez*Esta vez les traigo un artículo que escribí hace casi un año, sobre la música y la vida de Demis Roussos, pero ahora cobra relevancia porque este gran artista acabe de fallecer la madrugada del pasado domingo a la edad de 69 años y este es una especie de homenaje que hago a este cantante.

Lo malo es que últimamente ha habido puras malas noticias sobre los cantantes de la buena música, pero lo bueno es que de todos modos ellos seguirán vigentes y recordados por la gran aportación que han hecho a este género, pues, precisamente, su música ha vuelto a sonar, y me refiero a casi toda la que se ha hecho desde los sesentas y hasta os ochentas, en comerciales y productos, que gracias a ello han vuelto a estar de moda.

Sin más preámbulo, comencemos con este pequeño homenaje conociendo más de este gran músico a través de éste artículo escrito hace tiempo. En estos días en que ha vuelto el frío me he dado a la tarea de realizar una revisión, bueno, en mis tiempos libres, y recopilación, por enésima vez, de la música que tengo almacenada en mi computadora y dispositivos, claro que al hacer esta tarea encuentro una que otra rola que tengo rato que no escucho y me pongo a disfrutarla de nuevo.

Como ya les he comentado anteriormente, al escucharlas, me llegan recuerdos de aquellos años en que estaban de moda y cuando yo tenía algunos años menos, por lo tanto, me pongo a pensar de como gocé de la vida, bueno, a mi manera y con lo que estaba a mi alcance en aquella época.

Bueno, les decía que al escuchar algunas baladas setenteras, me topé con unas canciones de aquel cantante que comenzó su carrera como intérprete de rock y después, deambuló por el rock progresivo y hasta confirmarse como un cantante de baladas melancólicas, pero muy buenas, me refiero a Demis Roussos.

Recuerdo que yo empecé a escuchar canciones de este cantante allá por mediados de los setentas, creo que ya estaba de moda, pues en ese tiempo solía salir por las tardes a jugar a la calle, ya que en ese tiempo se podía salir a la calle a jugar y tomarla como un parque, pues varios vecinos hacían lo mismo, claro que no había temor a los carros, pues antes no circulaban muchos y además era algo seguro, no se vivía la delincuencia que hoy se vive.

Bueno, además de salir a jugar, había personas, sobre todo gente más grande, como jóvenes entre los 17 y 18 años, que salían y sacaban las primeras grabadoras portátiles que comenzaban a circular y que les servían para ponerse a escuchar la música de moda en ese tiempo.

Fue ahí donde escuché muchas buenas rolas, y una tarde me encontré con una de este cantante, y desde que lo oí fue uno de los que me gustaba, pues su música me parecía agradable y en cierto modo, algo relajante. Por eso, al volver a escucharlo me acuerdo de aquellas tardes de salir a jugar con los amigos cuando era niño.

Creo que hasta                aquí estuvo bueno de introducción, perdónenme, pero es que me gana la nostalgia y me extiendo al querer narrar más de aquellas vivencias, pero ya es tiempo de entrar en el tema de hoy, la vida musical de Demis  Roussos. Sobre su origen hubo muchas especulaciones, sobre todo al principio de su carrera y cuando comenzó a tener fama, pues varios países se disputaban su nacionalidad.

Pero el aclaró, tiempo después, que nació en Egipto el 15 de junio de 1947, y luego de que sus padres quiebran económicamente deciden regresar a su Grecia, de donde ellos eran originarios, por ello mucho tiempo se pensó que esa era la nacionalidad de Demis, ese regreso ocurrió justo después de la guerra del canal de Suez.

De adolescente, y ya con el gusanito de querer ser un cantante de rock, pues tenía esa influencia, formó parte de grupos como The Idols, We Five y otras de gran éxito en Grecia. En 1968 se une a una banda de rock progresivo llamada Aphrodite’s Child (El hijo de Afrodita) inicialmente como cantante y después como bajista.

Su distintiva voz operística dio impulso a la banda hasta colocarla con éxito en el ámbito internacional, esto ocurrió con un álbum muy bien trabajado, y que fue el último realizado con su grupo, llamado 666, el cual se convertiría en un clásico de culto para los melómanos como yo.

Ya conocido en el ámbito internacional como un buen cantante, Aphrodite’s Child se desintegra, pero Demis continuó grabando esporádicamente con su compañero de banda el también destacado músico Vangelis, este último también destacó mucho como intérprete solista dentro del género del rock progresivo, considerado como uno de sus mejores exponentes.

En 1970 ambos realizaron “Sex Power” (aunque el álbum se lo adjudicaron a la banda “Aphrodite’s Child”). También grabaron juntos en 1977 el álbum Magic, cuyo mayor éxito fue “Race to the End”, una adaptación vocal del tema musical del filme ganador del Oscar Carros de Fuego mientras Roussos también aparece en el soundtrack de la película Blade Runner 1982.

Ya como cantante en solitario, al desintegrarse la banda, comenzó su carrera con la canción “We Shall Dance”. Inicialmente sin éxito, emigró a Europa y pronto se convirtió en un cantante notable. Su carrera alcanzó la cima en la década de 1970 con una considerable cantidad de álbumes. Destacando su sencillo “Forever and Ever” (Siempre y para Siempre), que se colocó en las listas de popularidad de una gran cantidad de países en 1973.

Otros éxitos de Demis fueron My Friend the Wind (Mi amigo el viento), “My Reason” (Mi razón), Velvet Mornings (Mañanas de Terciopelo), “Goodbye, My love, Goodbye” (Adios amor mío, adios), “Some day” ( Algún Día) y “Lovely Lady of Arcadia” (Preciosa Señorita de Arcadia). Fue mencionado como artista destacado en el programa “Abigail’s Party” e hizo su primera aparición en una televisión de habla inglesa en el programa “Basil Brush Show”. También es destacada su interpretación del éxito del grupo Air Supply, “Lost in Love”.

En 1982 fue co-autor del libro “A Question of Weight” junto con su amiga íntima Veronique Skawinska en el cual narra sinceramente su lucha contra la obesidad. Durante la década de 1980 atravesó un período improductivo debido a su batalla contra la depresión.

Fue uno de los pasajeros del vuelo TWA 847, que fue secuestrado el 14 de Junio de 1985. En su momento fue muy conocido el hecho de que los secuestradores celebraron su cumpleaños con él, al quedar impresionados por tener como rehén a una de las celebridades de Oriente y Europa.

Los años de noventas vieron un número sustancial de trabajos de Demis. Realizó Insight (también llamado Morning has Broken) siendo aclamado, mientras que su intento de canción bajo la modalidad de Rap, Spleen fue considerado una idea lamentable. Antes de ello hizo equipo con BR Music en Holanda para producir Inmortel Serenade e In Holland, utilizando una variedad de estilos desde el étnico al electrónico.

Demis ha continuado grabando y realizando giras, a pesar de su edad. A través de su gira llamada Tour Millenium conoció el éxito en Inglaterra. Como ferviente seguidor de la Iglesia Ortodoxa Griega, canta como invitado en diversos templos en Grecia y en todo el mundo.

Pero su corazón dejó de existir la madrugada del pasado domingo, pero como comenté líneas arriba, aunque su cuerpo ya no estará presente, el legado musical que ha dejado hará que su memoria perduré por siempre.

Comments

comentarios