Lucha por la Candidtura Priísta a la Presidencia Municipal

Ricardo Rojas Rodríguez*Zitácuaro.- La presión de Juan Carlos Orihuela por conseguir, a toda costa, la candidatura a la presidencia municipal de Zitácuaro sigue. Ahora, inclusive, llevó a sus simpatizantes a protestar a Morelia. Esto ha generado un ambiente de incertidumbre en el PRI; es decir, ¿qué pasará ahora? ¿La dirigencia cederá a los caprichos del Pollo o lo castigará?

Desafortunadamente esta situación ha generado una situación de perder-perder para el Revolucionario Institucional. Es decir, si se le da la candidatura al diputado Orihuela, quienes no están con él, los grupos priistas que apoyan a Amado Contreras y a Leopoldo Martínez no quedarán conformes; quizá protestarán y le darán la espalda.

Si se le niega la candidatura, el diputado podrían cumplir o no su amenaza de renunciar a PRI. Pero, lo haga o no, es claro que él y su gente no sólo no apoyarían al candidato designado, sino que podrían operar en su contra, en venganza.

Es decir, cualquiera de las decisiones que tome la dirigencia priista será mala. Si se trataba de evitar pleitos y divisiones internas con la elección de candidatos, malas noticias: no se logró. El partido quedará más fracturado que nunca luego de la designación, porque han prevalecido más los intereses personales y de grupo que los de la organización política.

Dicho en otras palabras, esto ya es un desorden. No se sabe qué va a pasar. Porque en teoría hay 3 precandidatos que están en precampaña entre los delegados que emitirán su voto en la Convención Distrital del 13 de febrero. Y de acuerdo al resultado se conocerá el candidato ganador.

Pero no. De hecho, la intención del diputado Orihuela es que no se realice la votación, porque quizá ya hizo cuentas y los números no le favorecerían, porque no tendría asegurados los suficientes delegados para obtener el triunfo.

De ahí que las protestas que dirige tienen como finalidad de que se le nombre, desde ya, el abanderado, sin más trámite de nada. Él, afirma, es el que está mejor posicionado, el que garantiza el triunfo al PRI. Prácticamente nos da a entender que la candidatura le pertenece por derecho divino.

No podemos culparlo. El “brincar” de la diputación local a la presidencia municipal es una “costumbre” que se ha practicado las últimas dos administraciones y ya comenzaba a hacerse “tradición”.

Hay que recordar que Antonio Ixtláhuac, cuando no pudo alcanzar la candidatura a la alcaldía, en tiempos de Leopoldo Martínez, se fue de diputado. Ya de ahí comenzó a trabajar para llegar como abanderado a la presidencia, y lo hizo.

El mismo camino siguió el actual munícipe, Juan Carlos Campos. Había muchos aspirantes a la alcaldía cuando Ixtláhuac fue candidato. Así que sin problemas se hizo diputado local, para operar durante 3 años por la presidencia. También hubo jaloneos, pero Campos se impuso por la fuerza.

Ya con el camino andado, Juan Carlos Orihuela quiso repetir el escenario, pero las cosas no se le han dado tan bien como a sus antecesores. De hecho, reiteramos que no está claro al frágil panorama político priista.

Se esperaba, quizá, que las dirigencias estatal-nacional tomaran una clásica decisión priista y dejar claro quién va y que llamara a los demás a la disciplina. Pero no. En lugar de ello, quizá tendremos una semana más de jaloneos, en lo que a alguien se le ocurre una decisión mejor.

Inclusive, para acabarla de amolar, José Alzati, uno de los aspirantes que no pasó la etapa de registro, realizó una conferencia de prensa para decir que todavía se considera aspirante, que aún está en espera de que la dirigencia estatal defina al candidato y que puede ser él. Mal están las cosas en el PRI de Chon Orihuela, con desorden en su casa…

También en el PAN

Aunque en menor medida, de manera más discreta, en el PAN también se libra una batalla interna entre grupos por la candidatura a la presidencia municipal. De un lado está Rosa María Salinas, con la corriente liderada por Alejandro Zúñiga; del otro, Alberto Hope, con los panistas más “tradicionales”, que quieren retomar el control del partido.

Como hemos comentado en anteriores entregas, la pelea no es necesariamente por ideologías, ni el “bien común”, que predica el PAN, sino por el derecho a repartir y quedarse con las mejores posiciones.

En este caso lo más peleado no es la candidatura a la presidencia municipal, sino las primeras dos regidurías. Quienes encabecen estas posiciones casi-casi aseguran entrar al próximo Ayuntamiento, independientemente del resultado de la votación, con un salario seguro de 50 mil pesos al mes… Nada mal.

De hecho, el candidato a presidente municipal sería el que pelearía, se desgastaría e invertiría de su patrimonio para la campaña, pero no tiene segura la victoria. Es una situación inequitativa, pero así es.

La votación para decidir quién gana es este domingo. Votarán entre 150-250 panistas registrados en el padrón, y aunque aparentemente Rosa María Salinas tendría la ventaja, no es nada seguro.

Así que ha comenzado la lucha más allá de las urnas, Salinas fue acusada de actos anticipados de campaña. La denuncia fue desechada por el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán, pero fue el Tribunal Electoral del Poder Judicial determinó que la queja sí está fundada.

La precandidata panista, indicaron los integrantes del tribunal, de la Sala Regional Toluca, consideraron que sí hubo actos anticipados de campaña y uso ilegal de símbolos religiosos.

Aunque señalaron que faltaban elementos para determinar el grado de responsabilidad. Esto es, que el expediente se regresó a Michoacán para que se complemente la investigación. Es decir, no está claro si habrá castigo o no. Así que la precandidatura sigue vigente y la elección del domingo, en marcha…

Candidatos Petistas

Otro partido que habría definido candidaturas fue el PT. En conferencia de prensa, la legisladora federal, María del Carmen Martínez Santillán, “destapó” como abanderado a la presidencia municipal a Martín Reigosa, quien militó en el PRD, pero que en ese partido nunca pudo obtener esa candidatura.

Asimismo, como candidata a diputada local fue nombrada la actual regidora, Maricamen Bernal, hija de la diputada federal. Si otra cosa no sucede, estas serían las cartas que el PT lanzaría a la contienda electoral.

Sin embargo, está pendiente una posible alianza con el PRD, lo que depende de los acuerdos, modificaría este panorama. Se maneja que el PT apoyaría a los candidatos del Sol Azteca; especialmente al aspirante a la gubernatura, Silvano Aureoles.

A cambio, el PRD cedería algunas posiciones al PT; en este caso, se maneja que la diputación local por el distrito de Zitácuaro sería una de ellas. En este caso, si se mantiene firme a candidatura de Maricarmen, ella podría ser la abanderada de la alianza.

No obstante, esto todavía no está seguro, dado que el PRD se ha retrasado en la definición de su candidato a gobernador, porque aunque Silvano aparece como el más viable, aún tiene que disputar la posición con Raúl Morón, quien no ha cedido a la “unidad” que le propone Aureoles.

Pero una señal de que la alianza con el PT se podría dar y que el PRD sí cedería la candidatura a la diputación local por Zitácuaro es que por parte del Sol Azteca no hay nadie definido para esta posición…

Trabajo en Solitario

Podríamos decir que los candidatos “naturales” que existen actualmente, prácticamente sin competencia real al interior de sus partidos, son Carlos Herrera, a la presidencia municipal, y Carlos Paredes, a la diputación federal. Ambos del PRD

Asimismo, por parte del PRI, más allá de pleitos internos, está Alfredo Vilchis Alvarado, a la diputación local. De hecho, en su partido tan se le ha respetado su calidad de precandidato único que no hay nadie que aspire a esa posición.

En ese sentido, ha comenzado a trabajar en solitario, en reuniones con militantes y grupos de su partido, en una especie de precampaña. Incluso, ha comenzado a acudir a eventos y actos.

Al mismo tiempo, lleva a cabo la conformación de lo que será su equipo de trabajo, a espera de que inicie la campaña y tenga un rival enfrente. Si los pleitos y la división del priismo zitacuarense le afectará, sólo el tiempo lo dirá…

Comments

comentarios