Reinstalan a Policías de Ocampo que Habían Sido Detenidos y Torturados

Ocampo.- Elementos policiales de Ocampo que acusaron detención ilegal y torturas de sus similares de la Policía Michoacán fueron reinstalados en sus empleos y se les otorgará una indemnización por el daño sufrido.

Así fue el acuerdo que se logró luego de que los elementos afectados denunciaron lo que llamaron arbitrariedades de parte de la corporación estatal. De todo ello presentaron una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Esta institución corroboró, con un examen médico realizado en el Hospital Civil de Morelia, las lesiones que algunos de ellos presentaban, aparentemente a consecuencia de los golpes que habían sido propinados por los estatales.

Froylán Vázquez Aragón, titular de la Visitaduría Zitácuaro de la CEDH, dijo que se pidió un informe al titular de la Secretaría de Seguridad Pública en el Estado, Juan Bernardo Martínez Corona.

Como resultado, se aceptaron las anomalías que se cometieron y se dio instrucciones de subsanar las posibles violaciones a los elementos, que habían sido cometidas por los estatales.

Esta situación se registró el pasado 24 de junio, a consecuencia de la investigación realizada en el municipio de Ocampo, a raíz del asesinato del candidato del PRD a la alcaldía, Fernando Ángeles Juárez.

Parte de los operativos realizados por la Policía Michoacán incluían la presentación del director de Seguridad Pública municipal, Òscar González. Sin embargo, los elementos a su cargo impidieron a sus similares que hicieran efectiva la orden que tenían.

En base a esta actitud, los elementos de la corporación estatal acusaron a sus similares de Ocampo de haber quebrantado la línea de mando y realizaron su detención, con lujo de violencia.

Los policías municipales fueron trasladados a Morelia, en donde acusaron que se les tuvo incomunicados y se les maltrató. A raíz de ello, el visitador de Zitácuaro señaló que la Secretaría de Seguridad Pública aceptó que se actuó fuera de los protocolos en esta detención.

Asimismo, se les autorizó la entrega de una indemnización, cuyo monto se desconoce, y se reinstaló a los elementos en sus cargos. Con ello, los afectados se expresaron conformes.

Comments

comentarios