No ha Hecho Nada Ayuntamiento Para Evitar Daño del Mural

Zitácuaro.- El estado del mural de la historia de Zitácuaro es cada vez peor. Las lluvias han comenzado a causar estragos en la pintura, sin que la administración municipal haga nada por evitar mayores daños.

De hecho, en la primera administración de Carlos Herrera Tello fue uno de los temas a los que no se le puso ninguna atención. Cuando este medio le preguntó si iba a hacer algo por el mural, contestó que no se podía remediar, porque era un problema de humedad.

Sin embargo, el extitular de Promoción y Difusión Cultural, Tayde González Arias, trató de gestionar apoyos para proteger y restaurar el mural. Intentó con la Secretaría de Cultura del gobierno del estado.

No obstante, la respuesta fue negativa, porque le dijeron que no tenían presupuesto para este tipo de trabajos. Así que la solución dependía únicamente del Ayuntamiento, que contribuyera con los recursos necesarios para los trabajos.

El problema de esta obra es que la pared en donde fue plasmado, en la década de los 80, del siglo pasado por el pinto Abel Medina, tiene problemas de humedad. Y esta provoca que, al saturar el muro, la pintura se desprenda.

Aunque fue restaurado en la administración de Juan Carlos Campos Ponce, en el año 2015, la humedad lo ha vuelto a dañar, principalmente en la parte superior del mural, en el pasaje en el que Benito Juárez reconoce la lucha de Zitácuaro por la independencia.

Pese a que la humedad de la pared requeriría la intervención de la Secretaría de Obras Públicas municipal, la dependencia no mostró interés en los primeros 3 años de la administración de Carlos Herrera.

En los últimos meses de la pasada administración, González Arias había conseguido el apoyo de un pintor zitacuarense, quien estaba dispuesto a realizar los trabajos de restauración de la pintura.

Sin embargo, aún así se requería recursos para los costos que el trabajo implicaría. El problema fue que nunca fueron autorizados por la Tesorería y la oportunidad de rehabilitar el mural se perdió.

No obstante, el deterioro no se detiene, por lo que urge que la presidencia municipal tome cartas en el asunto. En especial, porque el mural es una obra que llama la atención de los visitantes y, además, narra con imágenes el desarrollo de Zitácuaro, desde la época prehispánica hasta nuestros días.

Comments

comentarios