Hacen Autoridades Caso Omiso de Reconstrucción de Primaria de Ziráhuato

Zitácuaro.- A poco más de un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, la primaria Lázaro Cárdenas de Ziráhuato, que resultó con pérdida total, no ha sido reconstruida por las autoridades.

Se trata del plantel educativo que sufrió las peores consecuencias del sismo que provocó graves daños en la Ciudad de México y el Centro del país. Sin embargo, las autoridades estatales no han avanzado en su reconstrucción.

Lo anterior, a pesar de que el pasado 19 de septiembre el gobernador Silvano Aureoles Conejo afirmó que todas las escuelas dañadas por el sismo, en la entidad, habían sido reparadas.

En el caso de la primaria Lázaro Cárdenas, en un principio se le otorgó un apoyo de 100 mil pesos. Sin embargo, esa cantidad era insuficiente, debido a que se requería una total reconstrucción del edificio.

Sin embargo, la reparación de esta institución ha topado con dos principales problemas. Por un lado, la intención de las autoridades educativas de reconstruir el plantel, pero en otra ubicación diferente, lo que ha encontrado la oposición de los vecinos de Ziráhuato, quienes exigen que se quede en su actual ubicación, frente al jardín central.

Por otro lado, aparte de esta polémica está el problema económico. Se gestionó la cantidad de 4 millones de pesos para la reconstrucción de esta escuela. Sin embargo, el problema burocrático de siempre ha frenado la liberación del recurso, para iniciar las obras.

Así ha pasado un año. El plantel, aunque sigue en pie, no es apto para utilizarse, porque en cualquier momento puede venirse abajo. Así que los alumnos han tenido que tomar clases en instalaciones improvisadas, sin saber cuándo podrán regresas a sus aulas.

Salvo esta escuela, la mayor parte de los daños del pasado sismo fueron menores. En muchos casos, alguna grieta en un muro que no comprometía la sustentabilidad de los mismos.

En el caso de la escuela de la Mesa de San Felipe sí hubo daño en unas aulas, mismas que ya fueron repuestas y no ha habido necesidad de que los niños abandonen su plantel.

Comments

comentarios