Entrega Herrera el Control de Calles a Grupos de Ambulantes

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro.- ¿Quién manda en la Secretaría de Servicios Públicos? Todo parece indicar que, al menos en lo que corresponde a la regulación del comercio, el titular de la dependencia, Carlos Hurtado Casado, no tiene ni voz ni voto. Al contrario, el poder de decisión para poner y quitar puestos se ha entregado a un grupo de los mismos ambulantes.

Y, lo peor de todo, es que son los mismos comerciantes informales, ahora con credencial de inspectores de mercados, los que más represores se han comportado con sus mismos compañeros.

Al mando de un líder llamado Tobías y apodado El Palomo, los inspectores han sembrado el terror en las calles; en especial, entre los comerciantes ambulantes que no pertenecen a ninguna de las agrupaciones afines a ellos.

No se trata, claro está, de emprender una campaña para liberar las calles y reubicar a los ambulantes. Si así fuera, ya existiera una alternativa. Tampoco de impedir el crecimiento de la invasión de la vía pública, por parte del comercio informal. Se trata de ver por los intereses de un grupo al que, de forma inconcebible, se le entregó el poder.

Mientras sus inspectores hacían y deshacían en el centro de la ciudad, Carlos Hurtado, el responsable directo de este rubro, se escondía. Estaba enterado, pero no hacía nada, no ponía orden.

Y, mientras intentaban levantar con violencia a un comerciante ambulante de sombreros, los inspectores (que también son informales) recibían órdenes, no de Hurtado, sino de El Palomo.

Lo anterior indicaría que el alcalde Carlos Herrera Tello entregó el manejo de las calles a un grupo de comerciantes ambulantes, quizá como el pago de una factura política de campaña. Es decir, la reelección le habría salido muy, muy cara al munícipe.

Pero, lo irónico del asunto es que no sólo el grupo que ahora detenta el manejo de las calles apoyó a Herrera. Las demás agrupaciones que hoy son hostigadas y violentadas, también le dieron su voto al alcalde, pero en lugar de privilegios reciben golpes.

No, no es con la entrega del poder de decidir quién sí y quién no puede vender en la calle como se va a solucionar el problema del ambulantaje que ya se ha apropiado de todo, todo el centro de la ciudad, con la plaza principal y el Jardín Constitución incluidos.

Por el contrario, esta política demuestra que la reubicación del comercio ambulante no entra dentro de los proyectos del alcalde Herrera, porque no le interesa el bienestar de los ciudadanos…

Informe, a Fuerzas

El tercer informe de gobierno de Silvano Aureoles Conejo fue el pasado miércoles. Sin embargo, fue un evento que pasó desapercibido. Muy pocos ciudadanos estuvieron enterados y a casi nadie le importó lo que el mandatario pudiera decir, porque al fin y al cabo muy poco ha hecho por los michoacanos.

Sin embargo, el que sí estuvo muy al pendiente fue el alcalde Carlos Herrera Tello, quien para quedar bien con su jefe político dispuso de recursos públicos para instalar una pantalla gigante en el auditorio municipal Samuel Ramos, a fin de que los ciudadanos pudieran presencial el informe.

¿Pero, qué creen? A casi nadie le interesó. El auditorio estaba vacío. ¡No podía ser! Al alcalde, su jugada le saldría contraproducente: en lugar de quedar bien con Silvano iba hacer el ridículo.

Así que, para llenar el auditorio, se enviaron trabajadores municipales para que escucharan el informe de Silvano, pero a fuerzas. Sólo así pudieron sacar una bonita foto que le pudieran enseñar después al gobernador y decirle que los zitacuarenses lo queremos mucho, tanto que nos chutamos su evento.

Este hecho artificial no puede ocultar la realidad: las palabras de Silvano ya no convencen. Decían en la Alemania nazi que una mentira repetida infinidad de veces se convierte en verdad. Pero también deja de ser novedad, de convencer, de interesar.

Lo malo en este caso fue que se distrajo a personal municipal, pagado con recursos públicos, en horario de trabajo, para hacer labores que en nada beneficiaron a los zitacuarenses… Al contrario…

Prepa Morelos… Migajas Para los Zitacuarenses

Este viernes se volvió a firmar un convenio con la preparatoria José María Morelos, en el que la institución otorga 80 becas completas para que los jóvenes de Zitácuaro estudien gratuitamente en esa institución particular.

¡Ooooh! Parecería un gesto muy generoso de la institución, que dejará de ganar 80 mil pesos al mes, para beneficiar a los jóvenes del municipio. Pero no. No se trata de generosidad. Al contrario, la prepa funciona en un terreno propiedad del municipio, que se niega a entregar.

No paga renta y sí hace un millonario negocio con la propiedad de los zitacuarenses. Si tuviera que pagar renta o comprar un terreno propio y construir sus propias instalaciones, sus ganancias no serían las mismas. Al contrario, enfrentaría pérdidas.

Así que lo que hace la prepa no es un acto altruista ni generoso. Al contrario, se trata de evitar que el Ayuntamiento inicie un juicio para recuperar la propiedad municipal. Aunque tardado y difícil, finalmente se lograría quitar a los dueños de la prepa el predio del que despojaron a los zitacuarenses.

Y el alcalde Carlos Herrera, al mismo tiempo aprovecha esta injusta situación para presumir que logró obtener 80 espacios gratuitos para los zitacuarenses. Lo que es no tener memoria: hace 3 años prometía que iba a recuperar el terreno de la prepa.

Pero bien pronto se olvidó de su promesa y ahora, en lugar de defender el derecho de los zitacuarenses, que debe de representar, utiliza cualquier oportunidad para lucirse como si fuera –al igual que los dueños de la prepa Morelos- un gran benefactor. Mal, muy mal…

Ixtláhuac

No hay plazo que no se cumpla. Y, ahora, 7 años después, el exalcalde Antonio Ixtláhuac Orihuela tiene que responder por los más de 33 millones de pesos de recursos municipales que se “desviaron” en el ejercicio 2011.

Se trata de una serie de observaciones que a lo largo de estos años se le fincaron al exalcalde, su tesorero, la síndico e integrantes de su Ayuntamiento, pero que no aclaró, quizá al pensar que no pasaba nada.

Durante su fallido intento de ser senador, el gobierno estatal aprovechó la investigación para contrarrestar la fuerza que Ixtláhuac pudiera tener y evitar que fuera competencia para el hermano del gobernador, Antonio García Conejo.

Pero no pasó a mayores, porque, en efecto, se trataba de una estrategia electoral. Todavía el proceso contra Ixtláhuac no estaba listo para iniciar el procedimiento de fincamiento de responsabilidades.

Ahora sí. La cita es el 18 de octubre, en la oficina respectiva de la Auditoría Superior de Michoacán, en Morelia. Ahí, el exalcalde y compañía tendrán la última oportunidad de buscar clemencia para que se les perdone la sanción, que incluye regresar al municipio de Zitácuaro la millonaria cantidad “desviada”.

El problema es que, ahora, Ixtláhuac ya no contará con la protección del fuero que tenía como diputado federal, al momento de ser candidato al senado. Con la elección perdida, con un PRI casi desmoronado en el estado, sin el cobijo de un padrino político con suficiente fuerza, quizá el exalcalde alcance una fuerte sanción económica.

Lo anterior, luego de que el propio Juan Antonio desdeñara las acusaciones de la auditoría y no les prestara suficiente caso como para desvanecerlas, en su momento, o presentar argumentos convincentes de por qué no se le debería de acusar.

Veremos qué es lo que pasa y de lo que sepamos les comentaremos. Si, como amenazaba la auditoría, Ixtláhuac tendría que regresar varios millones al Ayuntamiento, será un gran golpe político, a su economía y a su credibilidad en Zitácuaro, en donde todavía tiene fervientes seguidores.

Pero no sólo será Ixtláhuac el que tendría que regresar millones de pesos del recurso “desviado”. Entre los acusados y con fincamiento de responsabilidad económica está Sonia Rivas Espitia, quien fue síndico y alcaldesa sustituta en el período que se comenta.

De recibir la pena de regresar otro tanto de los millones “desviados”, recibiría un golpe demoledor que se sumaría a su fallido segundo intento de ganar la diputación federal, en julio pasado, que definitivamente la deja fuera de su carrera política…

Comments

comentarios