Intentan Ambulantes con Credencial Desalojar a Vendedor Informal

Zitácuaro.- Comerciantes contra comerciantes. Una presunta política de “reubicación” de ciertos vendedores ambulantes enfrentó este viernes a dos facciones del gremio: unos, ahora con credencial del Ayuntamiento, contra sus similares, ubicados en la calle Lerdo de Tejada.

Todo comenzó cuando dos comerciantes ambulantes, ahora con credencial de inspectores, pretendieron levantar con violencia a un vendedor de sombreros ubicado en Lerdo de Tejada, afuera de una sucursal bancaria, donde tenía su puesto.

Sin embargo, el vendedor se opuso. Luego, su representante, entró en su defensa. Indicó que, como todos los ambulantes del centro de la ciudad (incluidos los ahora inspectores) están en el entendido de que se les autoriza trabajar en el centro de la ciudad, hasta que haya una alternativa viable, por parte de la Presidencia.

El argumento para evitar el levantamiento del vendedor de sombreros fue que tiene años en ese lugar, que pertenece a una unión debidamente acreditada ante el Ayuntamiento, y que está dentro de la lista que está en poder de las autoridades. Es decir, como la gran mayoría de los ambulantes del centro.

Sin embargo, los inspectores afirmaron que eran órdenes y no cedía. Hubo momentos de tensión, ante la negativa del vendedor y el apoyo de su representante, y la posición de los representantes del Ayuntamiento.

El líder pidió al inspector que se comunicara con Carlos Hurtado, secretario de Servicios Públicos, ante quien está el acuerdo establecido. Sin embargo, el funcionario no quiso comunicarse y sí le llamó a un líder ambulante apodado Palomo. Al parecer, la instrucción era de él.

No pasó a mayores y el comerciante no se levantó, porque después les llamó el propio Hurtado, luego de que el conflicto se transmitió en vivo por Facebook. Entonces autorizó a que el vendedor conservara su lugar.

El representante del ambulante dijo que se trata de un pleito personal, más que una instrucción del funcionario. Explicó que es necesario que tengan una plática y reiteren los acuerdos o que se den nuevas disposiciones, antes de mandarles los inspectores y utilicen la violencia para levantarlos.

Comments

comentarios