El Gran Choque Entre Wilder y Fury Apasiona al Mundo

Desde siempre el boxeo es un arte, un arte que se ha transformado en disciplina deportiva y en varias categorías. Entre profesionales y atletas que apuntan a la medalla de oro olímpica, muchos han sido los que han protagonizado choques históricos que han dejado huella en la tradición de este deporte de combate.

El próximo encuentro que hará hablar mucho de sí es sin duda el que verá enfrentarse Deontay Wilder y Tyson Fury, que se enfrentarán el día 1 de diciembre en el escenario del Staples Center de Los Ángeles, es decir la casa de los Los Angeles Lakers, uno de los equipos históricos de la NBA que ahora puede contar con la presencia de un fenómeno como Lebron James. Y la pelea promete ser memorable, ya que en la previa tuvieron que ser separados en el tenso cara a cara que llevaron a cabo en Londres. No cabe duda que los dos pesos pesados darán vida a una contienda sin iguales, con el gran premio del título WBC 2018 tras el acuerdo de una repartición perfecta al 50% de las ganancias entre los dos boxeadores.

A falta de tan solo un mes para el choque el outsider del encuentro para los analistas de Bwin parece ser Fury, que pese a llamarse Tyson de nombre no posee el ímpetu y la fuerza prodigiosa del gran Mike Tyson, uno de los boxeadores más importantes de la historia.

Lo que está claro es que se tratará de un encuentro con todas las mejores premisas, ya que estamos hablando de dos boxeadores invictos hasta el momento en su categoría. La ventaja que según los pronósticos tiene Wilder se debe no solamente al hecho de jugar frente al público de casa sino también al hecho de que el luchador estadounidense puede presumir de más combates ganados en su historial. En cambio, Fury ha vuelto hace poco a los rings y deberá demostrar que el tiempo no le ha pasado factura. Sin embargo todo apunta a que será un combate bastante parejo, como bien dicen las cuotas, aunque lo que más paga es un empate, algo muy raro de acontecer en los choques de boxeo, sobre todo a este nivel, donde la fuerza y la potencia de los contrincantes difícilmente tienen el mismo impacto sobre el resultado.

Los 40 triunfos de Wilder, de los cuales 39 por KO, hablan por sí solos. Su tendencia es la de derrotar con mucha rapidez al rival, como bien demuestran las estadísticas que lo ven ganador antes del quinto asalto en sus primeros treinta y dos combates, con la excepción del que ganó a Bermane Stiverne, que se definió por puntos. Por su parte Fury, conocido también como “El Rey de los Gitanos”, viene de una trayectoria profesional de 27 victorias, de las cuales 19 por KO. Uno de sus logros más grandes fue la victoria en 2015 contra Wladimir Klitschko en Düsseldorf por decisión de los jueces, después de la cual el inglés se tomó una pausa de tres años. Ahora, un gran desafío lo llama al deber. El espectáculo en Los Angeles está garantizado.

Comments

comentarios