Dejan Estado y Municipio Morir de Hambre a Adultos Mayores

Zitácuaro.- Este año, el programa de entrega de despensas a adultos mayores de escasos recursos, a quienes se les entrega la dotación de comida, para que ayudarles a que no pasen hambre, ha sido una burla, porque en lo que va del año no han recibido ni una sola dotación a la que tienen derecho. La deuda es de 52 mil paquetes, en total.

En el municipio de Zitácuaro, este programa llamado Sí Alimenta, debería de beneficiar a poco más de 4 mil adultos mayores, quienes tienen déficit nutricional, debido a los pocos recursos con los que cuentan para su sostenimiento.

Sin embargo, este apoyo, que es promovido por el gobierno del estado, quien aporta el 75% del costo, y el Ayuntamiento, que contribuye con el 25% restante, no ha llegado a las manos de los ancianos.

La mayoría de ellos, necesitados del apoyo, han acudido a la oficina de Desarrollo Social del municipio, ubicada a un costado del panteón, junto con el DIF, para solicitar su apoyo. Pero la respuesta es: no hay.

El gobierno del estado ha incumplido con este programa que fue implementado, precisamente por el mandatario Silvano Aureoles. Pero tampoco el Ayuntamiento ha entregado la dotación a los adultos mayores del municipio.

La despensa con productos con un costo aproximado de 200 pesos cada una, debería de haber sido entregada cada mes. Pero no. Desde noviembre de 2017 se ha suspendido, por falta de recursos económicos.

A lo largo de este año, la administración municipal que concluyó no cumplió. Y tampoco lo ha hecho el nuevo gobierno local, encabezado por la misma persona: Carlos Herrera Tello.

Si tan sólo dependieran de este apoyo, los adultos mayores “beneficiados” con esta dotación ya hubieran muerto de hambre. No sólo se les debe más de un año de despensas, sino que conforme pasa el tiempo se acumulan más.

Lo anterior, porque no hay fecha, tanto para que se reanude el programa, que en teoría continúa vigente, como para que se les entreguen las despensas que se les deben a los adultos mayores.

Comments

comentarios