México Dividido…

Lic. M. Joel Vera Terrazas, vera_abogados@yahoo.com.mx

Con la entrada de la misma mafia del poder ha causado polémica los sueldos de los ministros de la corte y los jueces federales, han linchado a la justicia como han querido por el odio fundado de los verdaderos “fifís”, muchos han criticado a nuestros juzgadores y pocos somos los que hemos defendido, sin embargo, están en un grave error.

Se dé o no se dé la revisión de los sueldos de los juzgadores, la realidad que México necesita poderes judiciales fuertes, independientes y contundentes en la impartición de justicia. Y, que necesitan un salario bien remunerado, y el hecho de que alguien gane bien no es sinónimo de corrupción, como han hecho creer los enfermos de “odio”.

Si no al contrario los pagos bien remunerados son estímulos para las grandes jornadas de trabajo, que hay y realizan los justiciables, que bien que sigan con un nivel alto para proteger los derechos humanos de las personas. Ya que, la justicia es para todos, no para unos cuantos.

Se debe levantar la voz ante el artero ataque a la justicia, lo que pretenden es controlar el sistema judicial, que es lo único que le queda al país, para hacer valer sus derechos.

Cierto es, que es un trabajo arduo y complejo que muchos parlanchines de derechos no aguantarían, ni una semana de las jornadas fatigantes que son, conozco justiciables que, con amor a su trabajo, salen altas horas de las noches para poder cumplir con la justicia. Trabajan más de 50 horas semanales y después seguir trasmitiendo a las generaciones de abogados sus conocimientos para ser mejores. ¡Caray!

Ocupamos de ellos. Y, más haya en muchos casos impopulares, se ocupa siempre estén al servicio de la justicia. Hoy, el país ocupa de los mejores juristas autónomos e independientes, para que se imparta justicia sin distingo alguno. ¿O no?

Por ello, se tiene que seguir fortaleciendo los poderes judiciales y certificando a los abogados, ya que si en el país se pierde la visión de la independencia se avecina una carnicería y barbarie. Imagínense a los caudillos quitándose a los incomodos.

Lo que si debe debatirse y sentarse las bases son la democratización de los ingresos a los poderes judiciales, es decir condicionar o limitar el nepotismo, por ello los abogados deben capacitarse para estar en el nivel de oportunidad. Ya que, cada parlanchín que sale.

Por ello, necesitamos que se les pague bien. Sin exceso, que sea un pago decoroso suficiente para sus fines. Muestra están las fiscalías que se dedican a pedir dinero (cacharpas), en virtud de que no han homologado los sueldos. Ahí está el problema.

Por lo tanto, el golpe de estado contra SCNJ es aberrante, es insolente, es vengativo, es revanchismo del absolutismo puro, ya que esa confrontación de AMLO, no es más que la sumisión de la justicia a modo, pero eso daña a la democracia en el país. Juárez, Ocampo, Hidalgo, Madero, liberales y progresistas puros, no payasos que los interpretan como les acomoda a sus fines perversos y políticos.

Personajes a plomo que sabían de la prudencia al gobernar, del equilibrio, y los contrapesos para desarrollar, y generar la paz social de una nación; así como el respeto a discernir por ello nada a la fuerza siempre la razón, la verdad y la justicia ¡he dicho!

No a la división del país…

Señal Bohemia…

Y mis sueños

Y mis tristezas

Y mis temples en el próximo

Verano.

Y tu nacimiento

Y tu paloma,

Y tu aura

Y tu belleza es

El resplandor.

Comments

comentarios