Siguen Abusos y Violencia de Policías Contra Ciudadanos

Zitácuaro.- Los abusos de autoridad, la prepotencia y la violencia en contra de los ciudadanos continúa, por parte de los elementos de la policía que en este 2019 continúan con la misma actitud que en el 2018, en contra de la sociedad.

Por sus pistolas, como siempre actúan, el pasado jueves casi una docena de elementos policíacos detuvieron ilegalmente a un joven, en la tenencia de San Felipe los Alzati. Esto, derivado de un incidente en el que el afectado nada tuvo que ver.

De acuerdo a testigos, quienes grabaron el hecho con sus teléfonos celulares, se menciona que el detenido llegó a la cabecera, en la desviación a Angangueo, en un vehículo blanco, acompañado de sus familiares.

En ese lugar, alguien detonó un cohete, lo que puso en alerta a los policías que vigilaban el lugar y se fueron de inmediato contra el ciudadano. Sin embargo, él nada tuvo que ver con estos hechos, como les decían los testigos a los elementos.

Pero esto no les importó. Ya le habían echado el ojo al ciudadano y, por medio de la violencia, lo subieron a la patrulla. En el forcejeo, inclusive, le rompieron su playera al afectado.

A pesar de que éste les decía que él no había hecho nada y que los testigos que comenzaron a rodear a los policías, éstos no entendieron razones. Pronto, los refuerzos llegaron, ante el creciente grupo de personas que intentaba oponerse a este abuso.

Cuando la gente se organizaba para impedir la detención ilegal, los policías lo subieron a la patrulla y se alejaron con él. La gente, enardecida, estaba a punto de atacar a los elementos.

No es el primer caso de abuso. Antes, en la tenencia de Crescencio Morales, los policías que intentaban detener a un automovilista que supuestamente estuvo involucrado en un incidente de tránsito, se enfrentaron a habitantes de esa tenencia que reaccionaron molestos ante la actitud de la corporación.

En esa tenencia se registró un linchamiento en noviembre del año pasado, por lo que los hechos todavía están frescos en la mente de sus habitantes. Por ello, inclusive arremetieron en contra de las patrullas.

Los elementos, sin tacto ni organización, estuvieron a punto de ser agredidos por su actitud violenta de introducirse al domicilio en donde el automovilista se había resguardado.

Ambos sucesos ya fueron denunciados ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y serán motivo de denuncias penales por el abuso de estos elementos policíacos. Sin embargo, en el pasado, ni las instancias legales han podido frenar la conducta abusiva de la corporación, que ha hecho de la violencia su forma de trato contra los ciudadanos.

Nuevo año, quejas nuevas en contra de los policías que iniciaron el año violentando los derechos humanos de la ciudadanía, quien vuelve a ser víctima de las agresiones físicas y detenciones arbitrarias por parte de los elementos policiacos que detienen a la población de manera violenta.

Desde hace meses, la policía ha gozado de muchas libertades para detener a ciudadanos de manera violenta, sin que exista alguien que los frene; ni mandos ni autoridades han logrado frenar los abusos de que han sido parte los ciudadanos, y que finalmente se convierten en víctimas dada la manera en que son detenidos.

Apenas a unos días de haber comenzado este 2019, la policía de Zitácuaro ya se vio inmersa en dos “zafarranchos” que dejaron al menos tres policías lesionados, tres patrullas dañadas y varias quejas y denuncias en contra de los elementos de la policía municipal.

El primero de ellos se suscitó, luego de que elementos policiacos le marcaran el alto a una persona que conducía una camioneta en aparente estado inconveniente y que momentos antes, había sacado a otro vehículo de la carretera.

De acuerdo a la información obtenida, se sabe que el chofer de la camioneta hizo caso omiso a las indicaciones de la policía dándose a la fuga con rumbo a la comunidad de Crescencio Morales, donde al llegar se resguardó en un domicilio particular.

Minutos después llegó hasta el lugar otra camioneta con más personas a bordo, los cuales agredieron a los elementos de la policía que iban en persecución del supuesto infractor, así mismo se sabe que en el lugar también resultaron dañadas tres unidades oficiales que fueron embestidas por otra camioneta particular.

Y es que como se sabe, hace apenas unas semanas dicha comunidad estuvo envuelta en un fuerte problema, cuando fueran linchadas tres personas que supuestamente se dedicaban al secuestro y el robo. La falta de táctica por parte de los elementos policiacos ocasionó que nuevamente hubiera un enfrentamiento entre civiles y policías al estar muy recientes los hechos.

El segundo de los acontecimientos, se dio apenas éste jueves en la comunidad de San Flipe Los Alzati, donde varias personas resultaron lesionadas y otras más detenidas, luego de que la policía intentara requerir a un joven sin que existiera un motivo a aparente para ello.

Varios vídeos tomados con teléfonos celulares por parte de ciudadanos, dieron cuenta de los hechos, en algunos de los vídeos se aprecia como los testigos les dicen a los policía que el joven nada tenía que ver, ni nada había hecho para que fuera detenido.

Según la información proporcionada por los afectados y algunos testigos, se sabe que el joven detenido llegó con su familia hasta un comercio que se dedica a la venta de carnitas a bordo de un automóvil color blanco.

En un momento determinado, alguien aventó un “Cohete” y fue lo que causó la molestia de los policías que arremetieron en contra del ciudadano, quien iba acompañado de su familia.

Al intentar explicarles que él no había sido el causante de nada, los familiares intentaron defender al joven, sin embargo nada se pudo hacer y esto ocasionó la molestia de la ciudadanía que también intervinieron para que no detuvieran a la persona.

Las imágenes muestran como los policía jalonean y maltratan al joven, incluso le rompen la playera, demostrando una falta de capacidad para la detención de una persona; en los vídeos se escucha como las personas les dicen que él nada tiene que ver con la detonación del cohete, sin embargo no fueron escuchados.

Estos hechos estuvieron a punto de terminar en una provocación mayor, ya que los ciudadanos que se encontraban cerca amenazaban con golpear a los policías e impedir que se llevaran detenido al ciudadano.

Sin embargo en una rápida maniobra de la policía, lograron subir al detenido a la patrulla, saliendo rápidamente del lugar, tomando por sorpresa a los ciudadanos que ya comenzaban a organizarse para impedir que las patrullas salieran; los ánimos estaban caldeados y estuvieron muy cerca de que nuevamente hubiera un enfrentamiento entre policías y civiles.

Derivado de estos hechos, ya se presentaron varias denuncias en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y se espera que en los próximos días se presente la denuncia correspondiente ante el Agente del Ministerio Público.

Comments

comentarios