2019: Estado y Municipio, con los Mismos Problemas sin Resolver de 2018

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro.- Inicia 2019 con los mismos problemas no resueltos de 2018: a nivel estatal, Silvano Aureoles Conejo, gobernador, no cumplió: no sólo no terminó de pagar los adeudos a trabajadores, sino que les da dinero a cuentagotas. En el municipio, Carlos Herrera insiste en demostrarnos que la alcaldía no tiene cabeza… y mucho menos, pies…

Si no hubiera sido por el apoyo de cientos de millones de pesos que le transfirió la federación, Silvano Aureoles no hubiera podido pagarle parte de sus adeudos a los maestros y otros trabajadores de confianza de su administración, quienes pasaron una angustiante navidad y difícil año nuevo.

Pero no ha terminado de liquidar los adeudos. Y, mientras Aureoles no padece de estrecheces económicas y continúa contento, a bordo de su helicóptero que los michoacanos pagamos, los trabajadores continúan molestos por los incumplimientos.

El problema no se ha acabado. Este lunes reinician las clases, de acuerdo al calendario oficial, pero también comienza, de nuevo, las protestas con la exigencia de que se les cumpla con lo que se les debe.

Las cosas se podrían poner más difíciles en las próximas semanas, toda vez que la federación no ha aceptado, todavía, hacerse cargo de la nómina del magisterio michoacano, como lo pretende Silvano. Así que el día 15 de enero tendrá, todavía, que hacerse cargo de la primera quincena de los maestros estatales, a quienes todavía les debe.

Y, aunque la federación le dio dinero, aún no sabemos si se lo cobrará, vía participaciones o si fue un regalo. Si es el primero de los casos, Aureoles tendrá menos dinero aún, este año, para pagar lo que debe (aunque la renta de su helicóptero siempre está segura, así que de eso no debe de preocuparse). El panorama no es bueno.

Lamentablemente, parte de este paquete lo tendremos que asumir nosotros, los ciudadanos, porque con la complicidad del Congreso del Estado, el gobernador creó siete nuevos impuestos y aumentó el porcentaje de otros.

A toda costa quiere más dinero para salir de los problemas que él mismo ha creado, con la corrupción, desvío de recursos y desorganización de su administración. A punto estuvo de imponer un reemplacamiento, pero le tanteó un poco y vio que la ciudadanía se le iría encima, sin contemplaciones.

Inclusive, intentó imponer el cobro de un impuesto a los autos que circulan en Michoacán, pero tienen placas de otros estados. Esto, porque sabe que numerosos ciudadanos emplacan en otras entidades, para librarse de los altos cobros que hay aquí. La verdad es que no tiene vergüenza.

Además de cobrarle más a los michoacanos, por el sólo hecho de vivir en esta sacrificada entidad, Silvano continúa su batalla contra Andrés Manuel López Obrador, a quien tiene un odio particular por un gran motivo: dinero.

El pleito del gobernador contra López Obrador se basa en los cambios que la federación ha hecho en el reparto del dinero, a fin de tener un mayor control del recurso y vigilar que no haya, ni moches ni desvío.

Y ese es el coraje de Silvano (y de otros gobernadores del país). Se desgarra las vestiduras y acusa de “invasión” de la autonomía estatal. Aureoles quiere que el dinero fluya a sus manos como sucedía en los gobiernos del PRI y del PAN, para que él decida cómo y en qué lo va a gastar.

Además, claro, darle obras y servicios a sus empresas consentidas, las que inflan presupuestos y entregan trabajos de dudosa calidad y con retrasos. En este pleito, sin embargo, Silvano está sólo: Andrés Manuel López Obrador no le hace caso, no responde a las provocaciones y se evita confrontaciones.

Así quedó demostrado en la pasada visita de Andrés Manuel López Obrador a Morelia, el pasado jueves. Un día antes, Silvano dio declaraciones en las que dijo que no era amigo del presidente y que continuaría con sus exigencias.

Obrador, sin embargo, no prestó atención a esas declaraciones y vino e hizo su acto, acompañado de Silvano, a quien le agradeció su disposición de colaborar. El gobernador, por su parte, insistió en su discurso de la necesidad de que la federación le dé más dinero al estado, pero Andrés Manuel no se hizo el aludido.

Por cierto, comentan que el gobernador fue invitado al acto, al último momento. La organización estuvo a cargo del gobierno federal. Además, durante el evento, mientras los asistentes echaban porras a Obrador, con la misma energía pedían la destitución de Silvano…

A nivel estatal existe el debate sobre el presupuesto Michoacán para 2019. Los allegados a Silvano critican de que la federación les recortó programas y les dio menos dinero. Sin embargo, legisladores del PT y Morena, con números en la mano, demuestran que el estado recibirá más dinero que en 2018.

Cada quien tiene sus argumentos y afirma tener la razón. Pero, lo cierto es que Michoacán es una de las entidades más atrasadas en su actividad económica y, por esta razón, es que para su sobrevivencia depende fuertemente del recurso que la federación le da. Ese es el problema: el dinero.

Así las cosas, el panorama para el gobierno del estado no es bueno. Se prevé que la paralización de planes, programas y obras continúe en 2019, por parte de la entidad, dado que Silvano no atina a hacer nada, ante la crisis económica que lo ahoga.

Él mismo no quiere salir de esa situación porque eso significaría perder privilegios a los que está acostumbrado. Es urgente reordenar el gasto, mayor organización y una verdadera política de austeridad, porque es cierto que no puede haber gobierno rico con ciudadanos pobres…

Herrera, ¿Existe?

A nivel municipal, la pregunta que se hacen los ciudadanos es: ¿Cuándo se va Carlos Herrera?, seguida por una duda que les preocupa: ¿Quién se va a quedar en su lugar? Así de mal están las cosas.

Si durante los 4 meses de la nueva administración se notó poco, muy poco la presencia de Carlos Herrera al frente del municipio que insistió por gobernar nuevamente, en estos días de 2019 ha estado totalmente desaparecido.

Ya resignados a que con Herrera no se va a avanzar ni espera nada bueno para este nuevo año, la gente cuenta los días para que se vaya, como él mismo lo anunció hace unas semanas, a un “cargo importante” al gobierno del estado.

Aunque nomás no se va, extraoficialmente hay una fecha para la salida de Carlos Herrera del cargo: el 15 de enero. Por cierto, la Ley Orgánica Municipal señala que, en estos casos, lo que procede es lo siguiente:

(Artículo 50, inciso III) “Si la ausencia es por más de sesenta días, el Ayuntamiento notificará al Congreso, quien valorará la fundamentación y motivación de la causa, en cuyo

caso nombrará un Presidente Municipal Provisional, en caso contrario decretará la ausencia definitiva”.

Y agrega: “El Presidente Municipal Provisional, permanecerá en el cargo hasta que el titular se encuentre en la posibilidad material y legal de incorporarse a sus funciones, mediando para ello solicitud al Congreso para el trámite respectivo. En casos de que se declare ausencia definitiva conocerá el Congreso, quien contará con un término de hasta treinta días naturales contados a partir del día en que tenga conocimiento oficial, para designar a quien deba sustituirlo, respetando el origen partidista o en su caso independiente y el cual deberá cumplir los requisitos de elegibilidad para ser candidato a Presidente Municipal que señala la Constitución Local”.

Creemos que, si Herrera no se ha ido, no es porque tenga ganas de quedarse en el cargo, sino porque el cargo que busca todavía está ocupado. Creemos que Carlos no tiene ganas de quedarse por una razón de peso: Dinero.

No sólo hay una crisis económica en el Ayuntamiento, sino que no habrá tanto dinero en el 2019 como estaba acostumbrado. Tampoco podrá negociar prepuestos extras para hacer las megaobras a las que estaba acostumbrado, que significaban jugosos negocios para las empresas constructoras.

Y sí, por el contrario, tendrá la obligación de cumplir con los muchos proyectos y promesas que hizo en campaña; además, lo más importante: sacar adelante los compromisos cotidianos de Zitácuaro, que no son pocos. Sin dinero, tampoco hay ganas de trabajar…

Comments

comentarios