Exijamos a Silvano que dé Solución a los Maestros

Por Ricardo Rojas

Zitácuaro.- Sí, el paro de maestros ha provocado molestias, afectaciones y daños económicos. Todos quisiéramos que se acabara ya. Pero no se trata de obligar a los profesores a volver a las aulas. Los ciudadanos exigimos al gobernador, Silvano Aureoles Conejo, que les pague lo que les debe, lo que han ganado con trabajo y esfuerzo.

De otra manera, el problema no se va a acabar. Una gran mayoría de los ciudadanos entendemos que su lucha es justa. Que su rabia y su reclamo tienen su origen en la necedad y negligencia de Silvano de no hacer frente al problema. En lugar de ello, miente, engaña y se deslinda de una responsabilidad que claramente es suya.

El hecho de irse a Europa, en medio de la crisis magisterial, es una muestra clara, palpable, de cuánto le importa el estado, de cuánto le importamos los habitantes de la entidad.

Fue una total falta de sensibilidad, que quedará grabada en la memoria de los michoacanos: Cuando las cosas se ponen difíciles, el gobernador se va de viaje a Europa. Ese será un reclamo que acompañará a Aureoles por un largo tiempo.

Y, ya basta de deslindarse de una responsabilidad que es suya, del gobernador del estado. Andrés Manuel López Obrador lo dijo claramente, en una de sus conferencias de prensa: la responsabilidad de los maestros estatales es de Silvano.

De hecho, el gobierno federal ha ayudado al gobernador michoacano al transferirle dinero, a cuenta de participaciones, para que salga del embrollo, de forma temporal. Pero eso no solucionará el problema.

Silvano trata de engañar a los maestros y a los ciudadanos michoacanos, con sus afirmaciones de que él entregó, oficialmente, la nómina de los maestros del estado a la federación, a finales de noviembre del año pasado.

Y sí, esa era su intención. Inclusive, a través de un documento llevó a cabo la acción de “regresar” a la federación el pago de los mentores michoacanos. Pero la Secretaría de Educación le dijo que no. Es decir, no se le recibió nada.

Si Silvano hubiera querido, en verdad, deslindarse del problema, hubiera recurrido a las instancias legales, al tribunal, a ampararse. Pero no lo hizo. Se quedó convencido de que el entregó, pero es claro que mientras no se le reciba, el problema es suyo.

Para el gobernador fue más importante acudir a la feria internacional de Turismo que se realizó en España. Quizá la presencia de Michoacán era indispensable en el evento. Pero es claro que Silvano no tenía que ir, personalmente. Y menos cuando hay problemas más graves en la entidad.

¿Cómo van a invitar a turistas internacionales a venir a un estado en el que muchas dependencias e, inclusive, comercios privados, están tomados por maestros inconformes porque el gobierno no les paga? ¿Esa es la imagen que quiere darles a los visitantes?

Para promocionar el estado, primero debe de poner orden en la casa. Michoacán es un estado inseguro, según la calificación que Estados Unidos le ha puesto, cuando hace llamadnos a sus ciudadanos para que no vengan a la entidad, porque corren peligro.

Michoacán es un estado en el que un día aparecen 4 cuerpos degollados; al otro, aumenta el número de feminicidios; y, al siguiente, un enfrentamiento entre grupos del crimen organizado que se pelean las plazas del estado provocan balaceras.

El estado no está bien, no está en orden. El mismo gobierno el estado, con la falta de pago a proveedores, hace quebrar los pequeños comercios que le surten de bienes y servicios. ¿Así se pretende impulsar la inversión en la entidad?

Ciertamente, el paro de los maestros afecta a los niños y jóvenes, quienes ante la falta de preparación ponen en riesgo su futuro y, con ello, el de los habitantes de la entidad. Urge que se reanuden las clases y que la educación que se imparta en Michoacán sea de calidad.

Pero los maestros no pueden, no deberían, regresar a clases sin que el problema sea resuelto, porque esto provocará inestabilidad en el ciclo escolar, puesto que de un momento a otro las protestas se pueden reactivar y las aulas quedarse sin profesores.

Silvano tiene que solucionar, definitivamente, el problema. Si no cuenta con dinero, debe de haber alguna forma de que, ahora sí, los adeudos se paguen, mediante acuerdos firme y serios.

La educación es un tema tan fundamental que es urgente que se le dé una solución. Ya no más excusas, no más dilación, no más ignorar el problema y tratar de criminalizar a los maestros, quienes sólo exigen lo que les corresponde.

Uno de los argumentos de Aureoles es que la federación ha sido injusta con el estado, que en un principio se pactó que la entidad sólo pagaría a un número reducido de maestros y con los años éste creció y ya resulta impagable.

Hay que recordarle a Silvano que Michoacán no es el único que tiene maestros estatales. De hecho, existen en los 32 estados de la República. Y en algunos, el número supera, con creces a los que hay aquí.

Ahí está el caso del Estado de México, que tiene tres veces más maestros no federales que Michoacán; inclusive, estos profesores reciben atención médica, no del ISSSTE, sino de la institución local que atiende a todos sus burócratas: el Issemym (Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios).

Pero ninguna entidad ha dejado de pagar a sus maestros estatales, como lo ha hecho Michoacán. Algunas también tienen problemas, pero esto no ha sido excusa para salir del país mientras los profesores reclaman sus adeudos.

Efectivamente, sería preferible que, ante la negligencia del gobierno de Michoacán la federación recogiera esta nómina; esto les daría certidumbre a los maestros. Pero mientras esto no ocurra, Silvano debe de entender que es su obligación pagar…

Mal Inicio

La Feria Monarca 2019, cuyos costos de entrada ha generado una ola de inconformidades, puesto que la calidad del evento no corresponde a los precios, inició mal.

No se pudo realizar el evento de inauguración y los visitantes que acudieron el primer día, en las primeras horas, fueron pocos. Se esperaba que, a pesar de todo, más gente fuera al momento de la presentación del grupo “famoso” que abriría el Teatro del Pueblo.

La feria estuvo acosada por los maestros, quienes buscan manifestarse en los principales eventos; esto, con el fin de llamar la atención del representante del gobernador que se esperaba.

Al menos, los integrantes del patronato ya tienen una excusa, por si los resultados del evento no son satisfactorios: pueden echarles la culpa a los maestros. Aunque todos sabemos que una limitante para acudir al evento no son los profesores, sino los precios y los pocos atractivos. En fin, ya veremos si las cosas se componen.

Leña al Fuego

Muy desafortunada la amenaza del Ayuntamiento de suspender los servicios municipales y el pago a los empleados públicos y echar la culpa de ello al bloqueo magisterial de la Alcaldía.

Es una actitud peregrina la de tratar de poner a los ciudadanos en contra de los maestros, cuando la credibilidad y aceptación social de la administración municipal está por los suelos.

¿A quién se le ocurrió esta “magnifica” idea? El Ayuntamiento no debe de tratar a los maestros como enemigos, por el sólo hecho de que protestan contra Silvano, quien es jefe político del alcalde Carlos Herrera. Es un error tratar de confrontarse con ellos. Malo.

Quien va a creerle al tesorero que los 9 millones de pesos que pensaba recaudar en este mes serviría para pagar servicios, gasolina, sueldos y gastos diversos. Para el gasto corriente se utilizan las participaciones estatales. Los ingresos propios se deben de destinar a otros conceptos.

Además, tan sólo por nóminas, el Ayuntamiento gasta aproximadamente 15 millones de pesos al mes. Así que si no paga no es por el bloqueo magisterial, sino porque el dinero del presupuesto se ha “fugado” por otro lado… En fin…

Comments

comentarios