Ratifica Herrera a Policía Golpeador; Contrata a Esposo de Síndico

Toma de protesta de nueva contralora

Zitácuaro.- El jefe policíaco que ha construido una corporación golpeadora de ciudadanos fue ratificado en su cargo. Cambios que no cambian mucho, son los movimientos que hizo el alcalde a su gabinete. Salen algunos panistas y entran otros. Entre los que ganaron fue la síndico, quien ya le consiguió un “hueso” a su esposo.

Después de casi dos meses de inactividad, en este 2019, el alcalde dio una sacudida a su grupo de colaboradores; sin embargo, en realidad no hubo cambios de fondo, porque la mayoría fueron enroques; es decir, de un cargo los pasó a otro.

Sorprende que, en lugar de nombrar un nuevo jefe policíaco que de la reestructuración que se requiere en la Secretaría de Seguridad Pública municipal, tan repudiada por los ciudadanos, lo que hizo el alcalde fue ratificar a quien ya dirigía la dependencia: Toribio Sánchez Martínez.

El ya oficialmente secretario de Seguridad Pública no ha evitado que los elementos se dediquen más a abusar de los ciudadanos; por el contrario, ha solapado la conducta de la corporación que acumula decenas de acusaciones de violar los derechos humanos.

Por otro lado, se nombró como contralora a María del Carmen López Herrejón. Al respecto, el alcalde Carlos Herrera presumió que el nombramiento fue inédito, porque fue fruto de una convocatoria.

Sin embargo, la funcionaria, con experiencia en la materia, ha desarrollado gran parte de su carrera en la Contraloría del Estado. Es decir, en una dependencia que ha sido poco eficaz para controlar la corrupción en la estructura ahora a cargo de Silvano Aureoles.

Dos de los panistas que habían sido nombrados en puestos municipales, luego de la alianza que este partido hizo con el PRD en la campaña, ya salieron de sus puestos. Jorge Rubio dejó el cargo de titular de Ecología a un aliado de Herrera, Constantino García Pérez.

El otro panista que salió de la nómina fue Roberto Correa Merlos, quien era encargado de Desarrollo Económico. En su lugar llegó otro panista y muy, muy allegado a la síndico, Mirna Merlos. Se trata de su esposo Ricardo Garduño Moscosa.

Ana Karina Aguirre, quien era titular del Instituto de la Juventud estará ahora al frente del DIF municipal; Moisés Albarrán, un aliado permanente del alcalde ya tendrá un cargo, como su nuevo secretario particular.

El que era el secretario particular de Carlos Herrera, Pedro Flores, se va ahora a la oficina de Desarrollo Social. De esa oficina sale José Juan Gómez, pero para encargarse del Instituto Municipal de Planeación.

Andrea Romero Alcántara, quien colaboraba en el DIF, se hará cargo, ahora, de Recursos Humanos. Tayde González Arias, quien había sido titular de Cultura en la pasada administración regresará; ahora, como titular de la biblioteca virtual.

Con excepción de la Contraloría, los cargos principales, los de las secretarias, que están a cargo de personas de mucha confianza del alcalde, quedaron sin cambios. Esto es, la estructura queda igual que antes.

Comments

comentarios